Economía

Casi el 40% de los contratos indefinidos antes fue temporal: la tasa más alta desde 2011

  • Refleja que el trabajo temporal es una puerta de entrada hacia el empleo estable
  • Los sectores donde más ocurre son industria (53%) y construcción (48,8%)
Imagen: Dreamstime.

El 38,7% de los contratos indefinidos que se firmaron en 2019 en España procedía de un contrato con duración determinada (temporal), según se desprende de un estudio realizado por Randstad a partir de datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) entre 2007 y 2019. Se trata de la tasa más alta desde 2011 (41,5%), y encadena cinco años de crecimiento consecutivos.

Este porcentaje estuvo fluctuando desde 2007 y 2011 entre el 39% y el 41%, siendo los mayores valores de la serie histórica. Desde entonces la tasa se redujo considerablemente hasta registrar en 2014 el porcentaje de conversión más bajo del estudio (30,7%). Luego la tasa creció de nuevo hasta alcanzar en este 2019 el 38,7%.

En términos de volumen de contratos convertidos, la cifra se sitúa a finales de 2019 en 835.521 firmas, reduciéndose en apenas tres décimas con respecto a las 837.988 conversiones registradas en 2018. Es la primera vez que el volumen se reduce tras seis años de incrementos consecutivos, por lo que la cifra de 2019 es aún la tercera más alta de la serie histórica.

Cuando se analiza la serie histórica, Randstad destaca que la mayor cifra se registró en 2007, con un total de 902.210 contratos temporales convertidos en indefinidos. Desde entonces la cifra experimentó una brusca caída hasta registrar el menor volumen en 2012, con 395.882 conversiones, momento desde el cual el volumen remontó. En 2018 se alcanzó la segunda mayor cifra, con 837.988 para recortarse ligeramente en el pasado año.

"Cuatro de cada diez contratos indefinidos provienen de uno de duración determinada, lo que refleja que el trabajo temporal es una puerta de entrada hacia el empleo estable", afirma Valentín Bote

"Tras cuatro años consecutivos de crecimientos por encima del 15%, este año detectamos un ligerísimo receso en la conversión de contratos, estabilizando la cifra anual en el entorno de los 830.000. En algunas regiones de España la mitad de los contratos indefinidos proviene de uno de duración determinada, lo que refleja que el trabajo temporal es una puerta de entrada hacia el empleo estable. En la última década se han firmado en España más de 5,5 millones de contratos indefinidos gracias a estas conversiones", explica Valentín Bote, director de Randstad Research.

Andalucía, Cantabria y Canarias, a la cabeza en tasa de conversión

A la hora de llevar a cabo este estudio, Randstad ha hecho énfasis en la comunidad autónoma del profesional. De este modo, destaca que Andalucía (con el 49,8%), seguida por Cantabria (49,4%) y Canarias (47,9%), son las comunidades autónomas con mayor tasa de conversión de contratos temporales a indefinidos.

Las siguen Galicia (47,7%), Asturias (46,4%), Extremadura (46,3%), Navarra (45,3%), Comunitat Valenciana y Castilla y León (ambas con 45,2%). Con pesos más discretos, pero aún por encima de la media nacional (38,7%), se sitúan Castilla-La Mancha (43,9%), Aragón (43,8%), La Rioja (42,3%) y Euskadi (38,7%). Por debajo de la media se sitúan Baleares (36,3%), Catalunya (35,1%), la Región de Murcia (33,6%) y la Comunidad de Madrid (26,7%).

A nivel provincial, Córdoba (55,8%), Cádiz (55,3%), Jaén (53,7%), Cuenca (52,4%) y Ciudad Real (51,7%) cuentan con los mayores pesos de contratos convertidos, registrando más de 13 puntos porcentuales más que la media nacional. En la otra cara de la moneda, Albacete (32,1%), Barcelona (33,2%), Girona (34,8%), Vizcaya (37,6%), y Guipúzcoa (37,7%), son las provincias con las tasas de conversión más bajas del país.

En lo que se refiere a número de convertidos, Catalunya (156.871), la Comunidad de Madrid (125.674), Andalucía (122.600) y la Comunitat Valenciana (98.102) son las regiones con mayor volumen de contratos de este tipo, sumando entre las cuatro más de medio millón de firmas, el 60,2% del total del país. Por su parte, las regiones con menores volúmenes han sido La Rioja (5.451), Cantabria (8.111) y Navarra (11.593).

En cuanto a las regiones que experimentaron mayores crecimientos en su número de contratos convertidos a indefinidos, se encuentran Catalunya (6,4%), Comunitat Valenciana (2,5%) o Euskadi (2,1%). Con incrementos más discretos se encuentran Navarra (1,2%), Cantabria (1%), Castilla-La Mancha (0,6%) y Galicia (0,2%).

Por debajo de la media nacional (-0,3%) y registrando pérdidas en sus volúmenes de contratos convertidos se sitúan la Comunidad de Madrid (-0,5%), Castilla y León (-0,7%), La Rioja (-0,9%), Baleares (-1,9%), la Región de Murcia y Asturias (ambas con -2,9%). Cierran la lista con las mayores pérdidas Extremadura (-10,7%, la única con descensos de dos dígitos), Andalucía (-5,9%), Aragón (-5,3%) y Canarias (-4,3%).

Más de la mitad de los indefinidos en industria proviene de un temporal

El sector de actividad del profesional también ha sido motivo de estudio a la hora de analizar la evolución de los contratos de duración determinada convertidos a indefinidos. De este modo, el sector servicios es donde más conversiones se realizan, con 629.123 firmas. A continuación se sitúan industria (117.147), construcción (67.841) y, por último, agricultura (21.410).

En cuanto a la tasa de conversión, Randstad destaca que más de la mitad (53%) de los contratos indefinidos que se firman en el sector industrial procede de un contrato temporal. Con un peso también bastante relevante (48,8%) se sitúan los contratos firmados por la construcción, seguido por el sector servicios (37,1%). La agricultura es el sector con menor peso de la conversión, un 21,1%.

Por último, cuando se observan las variaciones en el último año, el análisis de Randstad revela que el sector de la construcción ha experimentado un notable crecimiento del 9,1%, seguido por agricultura, con un incremento del 3%. Por su parte, la industria vio recortado su volumen de firmas en un -5,3%, mientras que el sector servicios se redujo en apenas cuatro décimas.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hpp
A Favor
En Contra

No es así mi experiencia ni las que veo, el temporal es temporal y el indefinido es un temporal en precario(sin derecho a finiquito ni causa justificada) hasta pasado el periodo de prueba.

Puntuación 0
#1
alfonso
A Favor
En Contra

A ver si nos enteramos, eran contratos temporales, que se renovaban y el empresario y el trabajador sabían que eran fijos.La única diferencia , es que parece ser que había que comunicarlo además a la seguridad social.

Dejémonos de hacer demagogia barata para tontos.¡ YA ESTí BIEN,

Puntuación -1
#2
Todo es un fraude
A Favor
En Contra

"La contratación temporal es una puerta de entrada al trabajo estable"...llevo un año y medio encadenando contratos temporales en la misma empresa. En este periodo llevo 7. Cuando pregunto por la conversión a indefinido, me dicen que primero tengo que agotar todas las posibilidades de trabajo temporal y que luego ya se verá. He tenido eventuales, interinidades, obra y servicio...El día que agote toda esta concatemación que la ley permite (se las apañan para que sea legal), optarán por no hacerme la conversión y me iré a la calle. Se buscarán a otro para volver a comenzar con el ciclo de concatenaciones. ¿En serio esto es una puerta de entrada a la estabilidad?

Puntuación -1
#3
Carlos
A Favor
En Contra

Tuve un contrato de 3 meses y se renovó automáticamente por 3 meses más. A la segunda renovación tenían que hacerme indefinido pero la empresa prefirió mandarme a la p.calle.Ahora con el aumento del salario mínimo creo que directamente no contratarán...

Puntuación 3
#4
Eh ?
A Favor
En Contra

Que no se preocupe la gente, que entre el maniquí, el chepa, el garí§on, la montera, la chiqui, la pelo-frito y el del cocherito leré, van a solucionar el problema en un pis-pas...., tal como hizo su antecesor, el de la sonrisita boba.

Puntuación 0
#5