Economía

La afiliación sindical cae a mínimos, pese al auge de la precariedad laboral

  • Los trabajadores más jóvenes son los menos interesados en la colaboración
  • Estas organizaciones no se están sabiendo adaptar al nuevo entorno laboral
  • OCDE: "La negociaciones entre empresarios y trabajadores deberían crecer"

La afiliación sindical en España ha caído a su nivel más bajo en 30 años. Este desapego de los trabajadores respecto a los sindicatos se produce junto al auge de la desigualdad económica dentro de los países, una de las grandes preocupaciones de la sociedad actual. Aunque la creciente desigualdad salarial y de rentas en las últimas décadas parece ser producto de causas estructurales (tecnología, globalización...), la perdida de poder de los sindicatos podría estar agudizando esta tendencia. Los deciles de salarios más bajos suelen beneficiarse de la cobertura sindical y de las negociaciones colectivas en mayor proporción que los trabajadores cuyos salarios se encuentran los deciles más altos.

No obstante, esta es una tendencia que se observa en casi todos los países desarrollados. Según los últimos datos publicados por la OCDE, los trabajadores bajo el paraguas de la negociación de colectiva han caído desde el 51,4% de 1960 hasta el 32% actual, mínimos históricos de los países desarrollados. En el caso de España, donde todavía se encuentra en el 83%, la caída ha sido de casi 10 puntos porcentuales desde el 92% de 2012-2013. La caída ha coincidido con la puesta en marcha de la última reforma laboral.

Sin embargo, contar con el respaldo profesional de los sindicatos podría ser positivo en un entorno cambiante. La OCDE destaca en su último informe dedicado a la cobertura sindical que "a medida que la innovación, la globalización y el envejecimiento de la población transforman el mundo del trabajo, la negociación colectiva puede ser un medio para alcanzar soluciones equilibradas y ajustadas en preocupaciones comunes".

Sindicatos bajo presión

El organismo internacional reconoce que la negociación colectiva y la afiliación a los sindicatos se encuentran bajo presión desde hace varias décadas. La transformación del trabajo (plataformas, trabajo atípico, nuevas tecnologías...) está generando la individualización de las relaciones entre empresario y em-pleado, dejando a un lado la labor de los sindicatos.

Estas instituciones pierden relevancia en los países desarrollados pese al auge de la precariedad laboral, que precisamente se focaliza en los más jóvenes, que a su vez son el cohorte de edad que mayor rechazo muestra a los sindicatos. Estas organizaciones no están logrando mantener su peso en un mundo cambiante, con nuevas necesidades y formas de trabajo. La fuerte presencia de los sindicatos en la industria no se ha trasladado al sector servicios, cuando éste ha ido ganando peso dentro del empleo. La tecnología hace cada vez menos necesario el factor trabajo en la industria, que a su vez ha sufrido la deslocalización hacia países con unos costes laborales más bajos.

La negociación colectiva sectorial genera salarios más igualitarios, pero más bajos

Aunque el progreso tecnológico puede mejorar la calidad del trabajo incrementando la productividad y los salarios, reduciendo la exposición al peligro y las tareas más duras, también puede ser fuente de mayor inestabilidad laboral, caracterizada por nuevas formas de trabajo no convencionales.

El menor protagonismo de los sindicatos también se ha relacionado en varios trabajos con la caída del peso de los salarios en el agregado de las rentas. Mientras tanto, las rentas del capital (beneficios empresariales, intereses, alquileres...) se comen una mayor parte de la tarta. No obstante, la tecnología estaría llevando la mayor parte del peso.

"A pesar de estos retos, la negociación colectiva y la voz de los trabajadores todavía puede jugar un rol para prevenir las desigualdades. Para este fin, la negociación colectiva necesita adaptarse y encontrar un mejor equilibrio entre flexibilidad e inclusividad", recalca la OCDE.

El documento revela que la desigualdad salarial es mayor en los países con negociación colectiva descentralizada o que simplemente no tienen a sus trabajadores cubiertos por una negociación salarial, mientras que los trabajadores de países donde predomina la negociación colectiva sectorial muestran una mayor igualdad salarial.

Sin embargo, "los trabajadores cubiertos por una negociación colectiva a nivel de empresa (descentralizada) suelen tener unos sueldos superiores que aquellos que están cubiertos por una negociación sectorial o que no tienen ninguna cobertura".

El predominio de una negociación descentralizada genera mayores salarios (también mejora la productividad) a la vez que mayor desigualdad dentro del país. Sin embargo, esto último puede ser corregido por la política fiscal a través de los impuestos y las transferencias.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra en datos la desigualdad salarial por países. En las economías desarrolladas el coeficiente de Gini salarial(donde cero es igualdad plena y uno que un solo trabajador se lleva todos los salarios) es de 0,261 de media. En España está en 0,285, por encima de la media, mientras que Suecia con 0,195, Bélgica 0,21, Noruega 0,22 y Finlandia 0,223, son los que menor desigualdad salarial presentan. En el lado opuesto aparecen Chile con una desigualdad de 0,387, Letonia 0,366 y Portugal 0,363.

"La necesidad de coordinación y negociación entre empresarios y trabajadores debe, en todo caso, incrementarse en un mundo cambiante... La distribución de salarios, la calidad del trabajo, la adaptación al uso de nuevas tecnologías o el apoyo a los trabajadores que pierden sus empleos después de cambios en sus sectores, la negociación colectiva y los acuerdos de los trabajadores siguen siendo herramientas únicas que permiten a los gobiernos y los interlocutores sociales encontrar soluciones personalizadas y soluciones justas. Para aprovechar al máximo esta herramienta, las regulaciones estatales deben dejar espacio para la negociación colectiva".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum20

Sindicatos etarras. No, gracias
A Favor
En Contra

Es probable que sea porque los trabajadores españoles no quieren ser representados por sindicatos terroristas más preocupados por apoyar a terroristas asesinos de ETA que por velar por los intereses de los trabajadores

Puntuación 63
#1
cacatod@s
A Favor
En Contra

Sí, 1, estos se han convertido en rebeldes sin causa y lejos de defender al trabajador, defienden al vago, al maleante, al de las bajas indefinidas.. y ahora al terrorista y golpista!! jaja

Y su causa, claro, chupar del Chimbote estatal ¿cuántos miles de millones se van al año? en sueldos, y prevaricaciones o malversaciones con los cursos, las VPOs,..

Puntuación 62
#2
Subvencionados
A Favor
En Contra

Ya se les paga sin estar afiliados...subvencionados,chorizos y vividores que no dan un palo al agua y solo ayudan a quebrar empresas

Puntuación 67
#3
Marisquería
A Favor
En Contra

Son un nido de enchufes. Vagos paseando y cobrando, mafias con cursos de oposiciones, cursos de formación obsoletos. Estuve en curso de Seguridad informática. El profesor, el marido de una sindicalista. Las prácticas, una tomadura de pelo. Alumnos dándose de baja. Nos obligaron a hacer huelga feminista. En mi ciudad, con un paro afixiante, feminismo, funcionarios y batucadas el 1 de mayo. El sindicato está muerto. CCOO y UGT son un nido de colocados y vagos que llevan una década riéndose de los trabajadores y parados. Ves Francia y te das cuenta de que allí los partidos de izquierda y los sindicatos defienden a los trabajadores. En España son una derecha progre y pija. El sindicato vertical hizo más por los trabajadores que esta gentuza. Subvencionados y traidores, sindicatos amarillos.

Puntuación 68
#4
Luisa Montes Rebate
A Favor
En Contra

pARA QUE TE VAS a afiliar a un sindicato como UGT o CCOO que ni te ayudan, ni te defienden, en el que todos los que en teoria trabajan alli son liberados de sus trabajos y cobran su salario religiosamente, cuando la mayoria de los dias ni aparecen por el sindicato, que solo se los ve en epòca de elecciones o con alguna manifestacion feminazi o animalista, y no siempre, que viven como Reyes, y que como la UGT en Andalucia, roba a manos llenas??????

Puntuación 57
#5
Alberto
A Favor
En Contra

Es vergonzoso que esta banda vive de los lobbies del funcionariado, justo a los que no les hace falta un sindicato ya que tienen un trabajo de por vida. Diles a estos cantamañanas que defiendan al trabajador de las pimes donde solo trabajan 10 o 15 personas, horario sin control, horas extras sin pagar etc... etc...

Puntuación 39
#6
El crítico
A Favor
En Contra

En Andalucía han robado en connivencia con el PSOE y pienso que también en el resto de España.

Los dirigentes son gentuza que vive a costa de los paganini.

Puntuación 48
#7
rosendo
A Favor
En Contra

La mayor parte de afiliados son políticos o funcionarios son los que van a las manifestaciones de los sindicatos, casi no veréis trabajadores privados o autónomos como hace 40 o 50 años, los sindicatos hoy en día no defienden mas que a un determinado perfil el trabajo publico, de hay la caída en picado de afiliados y de que su peso en la Sociedad y política Española este a punto de desaparecer.

Puntuación 45
#8
lulu
A Favor
En Contra

Llevan decadas mirando solo por sus propios intereses sacando todo el beneficio posible de los afiliados y de las subvenciones. Estos si que no nos representan a nadie, defienden mas a los trabajadores la CEOE que esta panda de rufianes

Puntuación 42
#9
jubilado de 71 años con experiencia
A Favor
En Contra

Por desgracia los sindicatos son generales sin soldados, los soldados, trabajadores afiliados son los que tienen que exigir a su sindicato las acciones a tomar ,pregunto, hay afiliación en España, todo dicho ,hay un refrán que dice ,para lo tuyo tu,no esperemos que nos solucionen los problemas otros y, yo criticar y en el bar viendo el futbol, si el trabajador no se quiere mojar que no espere que nadie le solucione nada ,si acaso joderlo ,como pasa ahora, mal está el trabajador y peor que se pondrá, mirad por encima de los Pirineos igual en Francia que aquí, suerte trabajadores os la desea un jubilado de 71 años

Puntuación 8
#10
Raul
A Favor
En Contra

Ahora entendemos pro que quieren acabar con todas la reformas laborales... Si estos sindicalista hubieran actuado como los sindicatos alemanes, priorizando el no despido de los trabajadores, en vez del mantenimiento de los salarios de los pocos que quedaron trabajando, otro gallo les cantaría.

Si no tienen afiliaciones es porque cada vez valen para menos, y no es por la legislación laboral, es porque siguen con ideas del siglo XIX

Puntuación 35
#11
No me extraña
A Favor
En Contra

Apoyando en manifas a asesinos. Con eso de no tener responsabilidades, se os ha ido la chaveta. Sois unos trasnochados incompetentes.

Puntuación 31
#12
Robespierre
A Favor
En Contra

Lo extraño es que haya alguien dispuesto a pagar para que otros vivan como reyes sin pegar un palo al agua y vendiendo a los trabajadores a la primera oportunidad.

Menuda panda de vagos y sin vergüenzas

Puntuación 29
#13
Siempre morimos los mismos.
A Favor
En Contra

¿Qué es un sindicato moderno?. Una colección de vividores del cuento en el que el 90% esta comprado por los empresarios. Se de lo que hablo.

Estas organizaciones y las políticas, son la misma cosa. Mucho prometer hasta meter, luego que te jo_dan. Así que el problema es el sistema, que está montado por unos pocos para su beneficio y la explotación de muchos esclavos o borregos atontados.

Puntuación 19
#14
tochu
A Favor
En Contra

Y ahora a tomar unas cervezas y a vivir,así se expresan esta caterva de mangantes y delincuentes.Si solo con verles la cara ya se puede ver lo que dan de si

Puntuación 17
#15
me descojono
A Favor
En Contra

españita el único país que subvenciona sindicalista en vez de ser mantenidos con las cuotas de sus afilidos.

En este país los grandes del ibex, los políticos y los sindicalistas se sientan en la misma mesa, llevan los mismos rollex y se reparten el bacalao y las sillas, mientras el currantillo y la pyme los revientan. Es posible que sea el mejor negocio del país ... subvenciones de dinero público, los eres, formación fraudulenta etc etc. Se están ganando el cielo los colegas ....

Puntuación 20
#16
Usuario validado en elEconomista.es
Juan Solo
A Favor
En Contra

He leído los comentarios y la única conclusión que saco es que sois empresarios o no tenéis ni idea. El problema de de los sindicatos es la comunicación no saben vender lo que hacen por los trabajadores. El 70% de los juicios los ganan los sindicatos.

Puntuación -20
#17
Javier
A Favor
En Contra

Tanto CCOO como UGT tienen de sindicalistas lo que yo de cura...nada. Son simples lobbies de empleados públicos y trabajadores de grandes empresas. Una minoría dentro de la clase trabajadora española.

Es normal que su afiliación sea baja y en permanente descenso. Si tuvieran que vivir de las cotizaciones de sus afiliados...Pero el resto estamos condenados a pagar sus cuantiosas subvenciones por medio de nuestros impuestos.

Si a lo dicho anteriormente lo unen a su separatismo y amor por todo lo que odie a los españoles...

Ojo, lo mismo puedo decir de los falsos representantes empresariales.

Puntuación 5
#18
me descojono
A Favor
En Contra

#17 a Juan Solo

ugt y ccoo se refiere??, enga por favor, esa gente nos cuenta una millonada en impuestos . Corrupción y esa gente es lo mismo, van de la misma mano en este país.

Afíliese si quiere pero en un sindicato de verdad y cuando pague impuestos que sea para servicios al ciudadano, no para que la cúpula viva de lujo a consta de usted y de los que pagamos impuestos. Si hicieron dinero hasta con la desgracia de los despedidos (y seguramente seguirán), cómo puede defender esa gentuza ??

Puntuación 5
#19
Incrédulo
A Favor
En Contra

Buena noticia. Parece que los trabajadores ya se han hartado, y se han dado cuenta de lo RATEROS que son los Sindicatos. Vividores del sudor ajeno.

Puntuación 2
#20