Economía

José Luis Escrivá, nuevo ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones

  • Preside la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF)
  • La sostenibilidad de las pensiones y el aumento de ingresos del sistema, los retos
  • El ingreso mínimo vital -algo pedido por Podemos- también será una de las tareas

El Gobierno desvela uno de los nombres más esperados. José Luis Escrivá, actual presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) desde 2014, será el nuevo ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, un Departamento de nueva creación para mantener a Podemos lejos de las pensiones. Releva en el cargo a Magdalena Valerio. | Consulta aquí los ministros que siguen, los que llegan y los que se van.

Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), con premio extraordinario de licenciatura, cuenta con estudios de posgrado en Análisis Económico en la UCM y en Econometría en el Banco de España. Escrivá, de 60 años, inició su trayectoria en el Banco de España, donde desempeñó diferentes puestos en el Servicio de Estudios.

Continuó posteriormente en Europa como asesor del Instituto Monetario Europeo, jefe de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo en Frankfurt y director para las Américas del Banco Internacional de Pagos de Basilea. Entre 2004 y 2012 trabajó en BBVA.

Así las cosas, su mandato al frente de la AIReF se acababa y a partir de ahora será uno de los miembros independientes del nuevo Gabinete. Tendrá entre sus retos al frente del Ministerio la derogación de la reforma de pensiones de 2013, el aumento de los ingresos del sistema de Seguridad Social, y la coordinación de una fórmula que garantice la sostenibilidad de las pensiones a futuro.

El gran reto de Escrivá en esta legislatura, detalla EP, será la reforma de las pensiones. El Pacto de Toledo, tras meses de negociación, se disolvió en febrero de 2019 sin alcanzar ningún acuerdo y es previsible que vuelva a constituirse en esta legislatura para retomar la discusión sobre el futuro del sistema. Las organizaciones sindicales reclaman que las pensiones se liguen al IPC (el Gobierno se ha comprometido a revalorizarlas un 0,9% en 2020), así como derogar la reforma de 2013 para, entre otras cuestiones, acabar con el llamado 'factor de sostenibilidad', que debía entrar en vigor el próximo año pero que se ha retrasado hasta 2023.

Con la hucha de las pensiones en unos 2.150 millones de euros (cantidad inferior a lo que le cuesta al sistema pagar una nómina mensual de pensiones) y un déficit de los fondos de la Seguridad Social que se prevé que supere los 17.000 millones de euros en 2019, el nuevo Gobierno tendrá que conseguir traducir a acuerdos los consensos que alcance el Pacto de Toledo, si es que finalmente los hay.

En el acuerdo programático acordado entre el PSOE y Unidas Podemos se apostaba por garantizar la actualización de las pensiones conforme al IPC real mediante ley de forma permanente y el aumento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas y, para ello, se pretende eliminar el Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización de las Pensiones.

Ingreso mínimo vital

De igual forma, está prevista la reforma del sistema de la Seguridad Social, en el marco del diálogo social y del Pacto de Toledo, para garantizar sus sostenibilidad a medio y largo plazo, con medidas para asegurar el aumento de los ingresos, descargando a la Seguridad Social de gastos "impropios" y revisando las bonificaciones a la contratación con el objetivo de reducirlas.

La reorganización de la Seguridad Social para dotar de mayor eficacia a la gestión con menores costes es otro de los puntos fijados en el documento, en el que también se incluye el desarrollo del ingreso mínimo vital como prestación de la Seguridad Social. La idea es comenzar en un primer momento por el aumento decidido de la prestación por hijo a cargo para familias vulnerables, y posteriormente mediante un mecanismo general de garantía de renta para familias sin ingresos o con ingresos bajos.

Para los autónomos se proyecta una mejor cobertura y la gradual equiparación de los derechos de este colectivo con los de los trabajadores por cuenta ajena. En detalle, se establecerá un sistema de cotización por ingresos reales, sobre la base de la información fiscal, que les comportará mayor protección social en caso de desempleo, enfermedad o jubilación.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pais Dememos
A Favor
En Contra

que bien, ya me puedo echar la siesta tranquilo: en abril del 2018 mi medico de cabecera (población cercana a Barcelona) me envio al especialista del estomago, me dieron cita para noviembre del 2019 y me solicito alguna prueba, la primera para abril del 2020. Obviamente no estare muy grave porque sino ya habría muerto un par de veces......eso de la sanidad..... y inclusión y migraciones ya me diras"¦...

Puntuación 9
#1
ññ
A Favor
En Contra

parece que el presidente Sánchez en serio con el tema de fraude laboral.

hombre serio eheheheh

si este gobierno socialista soluciona el problema laboral, España va bien y ganará más apoyos de los ciudadanos.

Puntuación -6
#2
¿No se van a poder pagar las pensiones?
A Favor
En Contra

Si no he leído mal quedan poco más de 2000 millones en la hucha de las pensiones , lo que no da ni para pagar la nómina que viene. Tendríamos que endeudarnos más pero ya no nos dejan...¿Qué va a pasar?

Puntuación 6
#3
Recortes en Cataluña
A Favor
En Contra

1. Pues reclama a la Generalitat, pues es competencia suya.

Puntuación 6
#4