Economía

Los aranceles que impondrá Trump en diciembre traban el acuerdo con China

  • Pekín acusa a EEUU de incendiar Hong Kong con su apoyo a "delicuentes violentos"
Foto: Reuters

Mientras Estados Unidos daba comienzo esta semana a la temporada de compras navideña, periodo clave para las minoristas del país, la amenaza de un arancel del 15% sobre productos de consumo chino por valor de 160.000 millones de dólares todavía se atisba en el horizonte más cercano. La fecha clave, prevista para el próximo 15 de diciembre, obliga a Washington y Pekín a acelerar en los próximos días las negociaciones para culminar la Fase 1 del acuerdo comercial.

Todo ello en un momento en que China amenaza con "contramedidas firmes" por la rúbrica del presidente de EEUU, Donald Trump, a la ley que respalda a los manifestantes en Hong Kong. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, acusó a Washington de apoyar "la puesta en peligro del orden social por parte de delincuentes violentos" y de tratar de destruir la estabilidad de Hong Kong.

"Aconsejamos a Estados Unidos que no siga obstinadamente su propio camino, de lo contrario, China tomará medidas firmes y la parte estadounidense debe soportar todas las consecuencias que se derivan". La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong exige que el presidente de los Estados Unidos revise anualmente el estatus comercial favorable de la ciudad y amenaza con revocarlo si se anulan las libertades del territorio semiautónomo.

China pide a EEUU que elimine los gravámenes impuestos por valor de 360.000 millones

Aunque inicialmente Pekín intenta mantener las negociaciones comerciales en curso separadas de otros asuntos diplomáticos y de seguridad nacional, como los relacionados con Huawei, la retórica del gobierno de Xi Jinping, puede limitar el que la primera fase de un acuerdo potencial llegue a puerto.

Tanto funcionarios de EEUU como de China han mostrado su optimismo a la posibilidad de lograr "muy pronto" un plan que siente la base de futuras negociaciones sobre los asuntos más controvertidos, como las prohibiciones impuestas sobre Huawei o las exigencias para que Pekín implemente reformas.

Pero una de las exigencias del gigante asiático reside en que Trump se comprometa a no escalar las tensiones arancelarias y elimine los gravámenes impuestos hasta la fecha sobre bienes chinos por valor de 360.000 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0