Novedades

Maserati Quattroporte: nuevo diseño para convertirse en una de las berlinas de lujo más deseables

El Maserati Quattroporte, la berlina superlativa de la firma del tridente, se ha puesto al día con una serie de cambios que afectan al diseño, la dotación tecnológica y los motores. Mantiene sus dimensiones, con una longitud de 5,26 metros, que hace parecer pequeños a modelos como el BMW Serie 7 o el Mercedes-Benz Clase S, pero añade una serie de modificaciones que lo convierten en un auténtico objeto de deseo.

Lo más llamativo se encuentra en el frontal, donde aparece una calandra parecida a la del Maserati Alfieri -el futuro deportivo coupé que ya hemos visto en forma de concept en algunos salones del automóvil- marcada por unas barras verticales cromadas, muy al estilo del todocamino Levante. También son nuevos los paragolpes delantero y trasero, el difusor de la zaga que integra las salidas de escape, los faldones laterales en negro mate y las carcasas de los retrovisores.

En el interior aparece un salpicadero rediseñado, de formas limpias y menos recargado de botones, que integra una pantalla táctil de 8,4 pulgadas y un novedoso sistema de infotainment más fácil de manejar. El usuario puede ahora hacer uso de su teléfono mediante Apple Car Play o Android Auto, que reproducen en la pantalla del coche los contenidos y aplicaciones más relevantes.

Seguridad y mecánica

En materia de seguridad llega un paquete opcional que incluye: control de crucero adaptativo con Stop&Go, mantenimiento de carril y sistema de frenada de emergencia anticolisión. A estos elementos se une otro que mejora la vida a bordo y que consiste en un sensor capaz de limpiar el aire que se respira en el habitáculo al impedir la entrada de contaminación y gases tóxicos.

La oferta mecánica es la misma que ya existía en la gama Quattroporte, pero ahora con mejores prestaciones gracias, en parte, a la una aerodinámica revisada que hace que el coche penetre mejor en el aire. Las opciones son las siguientes.

-Maserati Quattroporte GTS: gasolina 3.8 V8 turbo (de origen Ferrari), con 530 CV y 710 Nm. Tracción trasera. Aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y 310 km/h de velocidad punta.

-Maserati Quattroporte S: gasolina 3.0 V6 Twin Turbo, con 410 CV y 550 Nm. Tracción trasera. Aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y 286 km/h de velocidad punta.

-Maserati Quattroporte S Q4: Igual que el 'S', pero con tracción total y una capacidad de aceleración ligeramente superior (dos décimas menos en el 0 a 100 km/h)

-Maserati Quattroporte diésel: la versión de gasóleo es la menos sedienta gracias a su V6 de 3,0 litros, que rinde 275 CV y entrega un par de 600 Nm. Alcanza los 100 km/h desde parado en 6,4 segundos, sobrepasa los 250 km/h y su consumo medio es de 6,2 litros a los cien. Esta versión sólo se ofrece con tracción al eje posterior, igual que el GTS.

Todas las variantes, sin excepción, montan un cambio automático ZF de ocho velocidades y un sistema de amortiguación controlada electrónicamente. Con el restyling llegan a la gama dos nuevos acabados -GranLusso y GranSport- que suman un punto de exclusividad.

Estos son los precios del nuevo Maserati Quattroporte:

-Maserati Quattroporte GTS GranLusso: 182.600 euros

-Maserati Quattroporte GTS GranSport: 182.600 euros

-Maserati Quattroporte S: 125.900 euros

-Maserati Quattroporte S GranLusso: 138.500 euros

-Maserati Quattroporte S GranSport: 138.500 euros

-Maserati Quattroporte S Q4: 130.700 euros

-Maserati Quattroporte S Q4 GranLusso: 143.300 euros

-Maserati Quattroporte S Q4 GranSport: 143.300 euros

-Maserati Quattroporte Diésel: 109.900 euros

-Maserati Quattroporte Diésel GranLusso: 121.900 euros

-Maserati Quattroporte Diésel GranSport: 121.900 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0