Motos

Seguridad en la moto: decálogo del motero para un puente sin riesgos en la carretera

  • La DGT prevé 7,8 millones de desplazamientos este puente de Mayo.
  • En el primer trimestre han fallecido 57 motoristas en accidentes de tráfico.

Cualquier momento es bueno para recordar las normas básicas de seguridad vial para los moteros. Sin embargo, la llegada de la primavera y el buen tiempo es un aliciente añadido para disfrutar del placer de las dos ruedas. A tal fin, la Fundación Pons y la DGT recuerdan el decálogo de seguridad que los motoristas deben conocer antes de salir a la carretera. | Ubicación de los radares de la DGT.

En el próximo puente de mayo están previstos 7,8 millones de desplazamientos de largo recorrido hacia zonas turísticas costeras, zonas de montaña y segundas residencias, muchos de ellos en moto, según cifras de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En los tres primeros meses del año, la cifra de motoristas fallecidos se incrementó drásticamente, de modo que 57 personas perdieron la vida en carretera sobre las dos ruedas. Este dato supone el 23% del total de víctimas mortales registradas durante este periodo.

Accidente de moto. EFE

Para evitar incidencias y accidentes sobre las dos ruedas durante estos días, Mida lanza una serie de pautas y recomendaciones que se recogen en su Guía de Seguridad Vial del Motorista. Este documento ha sido elaborado por la red de talleres en colaboración con la DGT y la Fundación PONS, con el objetivo intentar reducir el índice de siniestralidad en las carreteras españolas.

Usar el equipamiento adecuado

Uno de los elementos básicos de la seguridad en un equipamiento adecuado. Midas recuerdan que todos los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores tienen que utilizar en cualquier tipo de vía un casco homologado. Este debe estar homologado, disponer de sistema de ventilación y tener visera clara (no tintada). Es aconsejable utilizar siempre guantes, incluso en verano, ya que las manos son las primeras que se apoyan en caso de caída. La red de talleres aconseja llevar calzado específico y ropa resistente a la abrasión y a los golpes, con tejidos reflectantes, y adaptada al frío, calor o lluvia.

Recordar las técnicas de visión

La gran mayoría de la información que llega al conductor es a través de la vista, por lo que además de ver, hay que "saber ver". Se debe mirar a lo lejos, a la zona donde vamos a estar unos segundos después. Mirar hacia lados y observar los espejos regularmente, cada 5-10 segundos en vías urbanas o interurbanas con tráfico denso, nos permite anticiparnos y evitar frenazos y acelerones bruscos. En vías interurbanas y autopistas o autovías se recomienda hacerlo siempre cada 10-15 segundos. Cuando vayamos a hacer una maniobra, no debemos olvidar nuestro ángulo muerto.

Reforzar la anticipación

Se debe prever los movimientos de los demás para adelantarse a las situaciones imprevistas y disponer de espacio suficiente para evitar riesgos. Los aspectos fundamentales son desconfiar de las posibles reacciones de los demás usuarios, adaptar la forma de conducir a las circunstancias, estar preparado para actuar y señalizar todas las maniobras correctamente.

En carretera hay que ampliar la distancia de seguridad.

Gestión del espacio

Es importante que el motorista tenga en mente una serie de técnicas para controlar el espacio. Respecto al delantero, hay que mantener una distancia de seguridad que permita detenerse en caso de frenada brusca del tráfico (por lo general, 2 segundos en vía urbana y 3 en interurbana). Si el vehículo que nos sigue está demasiado cerca, debemos aumentar la distancia de seguridad con el vehículo delantero y señalizar con mayor antelación las maniobras. Por último, debemos dejar un margen al adelantar proporcional a la velocidad y características de la calzada.

Revisar la motocicleta

El 68% de los moteros realiza sus revisiones con la frecuencia recomendada por el fabricante pero los conductores de ciclomotor destacan por realizar sus revisiones con menor frecuencia o incluso nunca, según apuntan desde Midas. Los expertos aconsejan revisar:

- el estado general de los neumáticos (estado, profundidad y presión),

- el sistema de alumbrado (luz de largo alcance, luz de cruce, intermitentes, luz de freno…),

- los espejos retrovisores (limpieza, regulación y fijación),

- los frenos (líquido, cables y canalizaciones, discos y tambores),

- los niveles de aceite y líquidos de embrague y refrigerante, la transmisión (cadena, cardán y correa) y

- el motor (fuga de líquidos, ruidos anormales y filtros de aire, aceite y gasolina).

Conviene, además, llevar, adicionalmente, un kit reparapinchazos, chaleco reflectante y lámparas de repuesto.

Ni alcohol, ni drogas

El consumo de alcohol y drogas puede afectar de forma drástica a la conducción sobre la moto. La tasa de alcohol recomendada e ideal es la de 0,0, aunque la permitida legalmente es de 0,25 mg/l aire espirado (0,15mg/l en el caso de los noveles hasta 2 años), si bien este dato supone multiplicar por dos el riesgo de accidente. Está prohibido con la presencias de drogas en el organismo.

Están obligados a hacerse las pruebas aquello usuarios implicados en un accidente, los conductores con síntomas de haber consumido alcohol o drogas, los motoristas que infringen normas y todos los conductores en controles preventivos.

En ciudad, más atención

En las ciudades hay más accidentes.

El número de accidentes con víctimas (muertos y heridos de cualquier consideración) es mayor en vías urbanas. En las ciudades se producen más situaciones conflictivas y se comparte la vía con peatones y otros usuarios. Midas recomienda estar más concentrados y realizar una conducción defensiva en este tipo de vías. Asegurarnos de que el resto de los conductores nos ve en todo momento y tener especial precaución en las intersecciones, seleccionar el mejor carril y posición para circular son algunos aspectos básicos a tener en cuenta por los motoristas para reforzar su seguridad.

Condiciones adversas

Las condiciones adversas afectan a la adherencia, la frenada y la visibilidad, por es recomendable a los conductores de moto reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y descansar con más frecuencia:

- Con lluvia es importante no circular sobre marcas de pavimento o zonas deslizantes.

La lluvia es un elemento adverso para la conducción de motos.

- Con niebla se debe circular a una velocidad que permita detenerse dentro del campo de visión del conductor.

- Con viento es recomendable aumentar la distancia lateral de seguridad y tener precaución al ser adelantado por vehículos grandes.

- También hay que prestar especial atención a conducir con calor –como ejemplo, conducir a 35ºC supone un peligro similar a conducir con una tasa de alcohol de 0,5 g/l-.

En caso de caída

Soltar la motocicleta inmediatamente para evitar ser arrastrado por ella. Una vez en el suelo hay que relajarse y deslizarse (no rodar) hasta la detención total. No intentar levantarse antes de que el cuerpo se haya detenido para no caerse de nuevo. Las barreras protectoras (guardarraíles) pueden producir lesiones muy graves si su perfil es cortante. Después de un accidente, aunque sea de poca importancia, se debe comprobar el estado del manillar, las ruedas, las luces y los niveles de los líquidos de frenos, refrigeración, batería y aceite.

Aplicar la regla PAS

Conviene recordar que los usuarios de la vía que se vean implicados en un accidente de tráfico, lo presencien o tengan conocimiento de él, estarán obligados a auxiliar o solicitar auxilio. Si estamos en el lugar del accidente, debemos guiarnos por la regla PAS (Proteger-Avisar-Socorrer): protegernos a nosotros mismos y el lugar del accidente, avisar al teléfono de emergencias 112 y socorrer a los heridos, sin moverlos ni retirarles nunca el casco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0