Motor

Los concesionarios de coches piden al Gobierno 2.500 millones de euros hasta 2025 para achatarrar 2,5 millones de turismos

  • Faconauto pide y un plan de ayudas a la compra de turismos movidos con diésel y gasolina
  • Las ayudas serían de 2.000 euros, aportados a mitades por el Estado y por los fabricantes y concesionarios
Concesionario de Ford en Barcelona.

La patronal de los concesionarios de coches, Faconauto, considera que la mejor manera de descarbonizar la movilidad es retirar de las carreteras los coches más contaminantes. Y para eso se necesitan fondos, como ha puntualizado su presidente Gerardo Pérez que pone cifras al objetivo: 2.500 millones de euros en cinco años para retirar del mercado 2,5 millones de coches de más de diez años hasta 2025. El plan de Faconauto es mucho más ambicioso en dinero que el planteado por Anfac, la patronal de los fabricantes

Pérez remarca que este plan de achatarramiento está en sintonía con las declaraciones realizadas por la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, que señaló en el Salón del Automóvil de Barcelona que el gran problema de la contaminación es la "antigüedad del parque".

El plan propuesto por Faconauto se limita a ayudas a la compra de turismos de combustible, dejando fuera los eléctricos y alternativos que cuentan con sus propios planes de ayuda. Así, Pérez considera qué a día de hoy, la gran mayoría de los ciudadanos españoles no pueden afrontar la compra de un coche eléctrico, que de media es uno 5.500 euros más caro que el equivalente de combustión.

16.000 21.000 euros

Además, según remarcan desde Faconauto aquellas personas que circulan hoy con los coches más viejos y, por tanto, más contaminantes no lo hacen por gusto sino porque no pueden afrontar la compra de un coche, mucho menos un eléctrico. De hecho, según Pérez la mayoría de los coches que se adquieren en España están entre 16.000 y 21.000 euros, lejos de los precios de los eléctricos.

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

En este sentido, los concesionarios consideran que el Gobierno debería establecer un plan estructural de cinco años que dé certeza y continuidad al achatarramiento y cuyo fin último es reducir la edad media del parque (25 millones de turismos) por debajo de los 12 años.

2.000 euros de ayuda

Así, la compra de un vehículo nuevo de gasolina y diésel, "muy eficientes actualmente", según reitera Pérez, contaría con una ayuda de 1.000 euros aportados por el Estado y otros 1.000 euros por los fabricantes y los concesionarios.

Una inversión pública que sería muy rentable para el Gobierno, pues según los cálculos de Faconauto, la compra de esos 2,5 millones de turismos (medio millón al año), aportarían en retorno en impuestos de 7.000 millones de euros y otros 3.000 millones en conceptos como Seguridad Social de los trabajadores contratados, de los seguros de los nuevos coches e, incluso, en reducción de los costes en Sanidad por la mejora de la Seguridad Vial al retirar de las calles los coches más viejos.

Plan de eléctricos

Este plan de achatarramiento con ayudas a turismos más asequibles de diésel y gasolina se completará con los actuales planes de eléctricos como el Moves. Pero a diferencia de las ayudas a la adquisición de motorizaciones tradicionales, los eléctricos y alternativos recibirán más ayudas del Estado, llegando a los 5.000 euros en los eléctricos puros para poder compensar parte del gap de precios. Sin embargo, las ayudas de fabricantes y concesionarios para estos coches se limitará a los 1.000 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
En portada Ver más noticias
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

A ver, NO

Puntuación 4
#1
Incrédulo
A Favor
En Contra

Sí, que venga papá Estado con la subvención pertinente que me ayude a vender coches. ¿ y a mi quién me ayuda cuando cae mi facturación?. Yo también quiero ...

Puntuación 5
#2
Pascual
A Favor
En Contra

Pero que cara mas dura, venden los coches a precios altísimos y se pasan la vida pidiendo dinero al gobierno y lo jodido es que se lo dan a través de engaños PIVE, osea que lo tenemos que pagar los mismos a los que ya nos clavaron por la compra del coche, esto es intolerable, gobierno y concesionarios atajo de sinvergüenzas

Puntuación 7
#3
Jorge Ruíz
A Favor
En Contra

Curiosamente en cuanto se ha aprobado un PLAN PIVE por ejemplo por 2.000 euros el precio de los automóviles inmediatamente sube en mínimo 1.000 euros o en la misma cuantía del plan PIVE y luego además hay que declararlo en la RENTA......un engañabobos.

Puntuación 1
#4
Duran
A Favor
En Contra

Se recauda más por el impuesto de circulación (e IVA) que lo que es la ayuda. La otra opción correcta sería quitar ese impuesto que no tienen los demás países de europa.

Puntuación 1
#5