Motor

Ford invertirá 9.760 millones de euros en la producción de eléctricos en Estados Unidos

  • Se instalarán dos nuevas fábricas junto con SK Innovation
  • Se crearán 11.000 puestos de trabajo y la producción comenzará en 2025

La automovilística norteamericana Ford ha anunciado una de sus inversiones más importantes en su historia. El grupo, junto con su socio surcoreano SK Innovation, llevará a cabo la instalación de dos nuevas plantas, las cuales generarán 11.000 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos para 2025 con una inversión total de 9.760 millones de euros (11.400 millones de dólares).

La inversión se dividirá en 7.000 millones de dólares (5.991 millones de euros) que pondrá Ford y se trata de la mayor inversión en fabricación por parte de cualquier fabricante de automóviles en los Estados Unidos. El resto lo pondrá SK Innovation.

De esta manera, la marca del óvalo construirá dos nuevas fábricas, una en Tennessee y otra en Kentucky, que serán las encargadas de producir las camionetas eléctricas de la serie F, así como las baterías para alimentar los futuros modelos de las marcas Ford y Lincoln.

En la planta de Tennessee, se invertirán 5.600 millones de dólares (4.794 millones de euros) construirá una megafactoría, denominada Blue Oval City, en la que se crearán cerca de 6.000 nuevos puestos de trabajo.

Blue Oval City se convertirá en un ecosistema integrado verticalmente para que Ford monte una línea ampliada de vehículos eléctricos de la serie F e incluirá una planta de baterías BlueOvalSK, proveedores clave y reciclaje. Además, la nueva planta de ensamblaje de Ford en Tennessee está diseñada para ser neutra en carbono y sin desperdicio en vertederos una vez que esté en pleno funcionamiento.

Por otra parte, en Kentucky, Ford planea construir un complejo de fabricación de baterías con SK Innovation, el BlueOvalSK Battery Park, en el que se invertirán 5.800 millones de dólares (4.966 millones de euros) y en el que se crearán 5.000 puestos de trabajo.

Se trata de dos plantas gemelas, las cuales serán capaces de producir hasta 43 gigavatios hora cada una para un total de 86 gigavatios hora al año. Juntas, estas baterías de fabricación estadounidense alimentarán a los vehículos eléctricos Ford y Lincoln de próxima generación.

Está previsto que las inversiones en las nuevas plantas de baterías de Tennessee y Kentucky se realicen a través de BlueOvalSK, una nueva empresa conjunta que formarán Ford y SK Innovation, sujeta a acuerdos definitivos, aprobaciones regulatorias y otras condiciones.

Esta noticia se produce en medio de una fuerte demanda de la camioneta Ford F-150 Lightning, los vehículos eléctricos E-Transit y Mustang Mach-E completamente nuevos, y se suma al reciente anuncio de Ford de expandir la capacidad de producción y agregar empleos en el centro de vehículos eléctricos de Ford Rouge en Dearborn (Michigan).

Se trata de una parte de la inversión de los 30.000 millones de dólares que invertirá el grupo en la fabricación de vehículos eléctricos hasta 2025. El grupo prevé que entre el 40% y el 50% de su volumen global de ventas sea totalmente eléctrico para 2030.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin