Motor

Nissan pide a los sindicatos valorar la propuesta y se compromete a colaborar en la reindustrialización

  • La propuesta de plan social está supeditada a alcanzar un acuerdo antes del 30 de julio

La dirección de Nissan Motor Ibérica ha emplazado a los sindicatos a valorar la propuesta presentada e intentar buscar posiciones que ayuden a desbloquear la situación y avanzar en el diálogo, con el propósito de llegar a puntos de encuentro que pudieran facilitar un acuerdo entre las partes y a las administraciones a trabajar en la búsqueda de propuestas de reindustrialización.

Así se lo ha transmitido la dirección a los sindicatos en la quinta reunión de mediación convocada por el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña, en el marco del proceso oficial de consultas iniciado el pasado 30 de junio sobre la intención de la compañía de cerrar la fábrica de la Zona Franca y los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca a partir de diciembre de 2020.

El equipo directivo de Nissan Motor Ibérica ha manifestado a los sindicatos su voluntad de "colaborar activamente" en la búsqueda de alternativas de reindustrialización.

"A pesar de que hasta la fecha no se ha confirmado ninguna opción seria y viable en este sentido, la compañía sigue interesada y totalmente disponible para trabajar con todas las partes para encontrar una solución de futuro", ha detallado la dirección en un comunicado.

Por ello, la dirección ha mostrado su disposición a participar en una mesa de reindustrialización con todos los actores necesarios, no solo para la búsqueda de viabilidad de las plantas sino también para ayudar a empresas proveedoras a encontrar alternativas de carga de trabajo adicional.

Propuesta

Asimismo, Nissan ha recordado a los sindicatos la propuesta de extender la fecha anunciada de cierre hasta final de junio de 2021 y el compromiso de no aplicar "despidos traumáticos" durante el período comprendido entre la finalización del período de consultas y el 20 de diciembre de 2020.

En caso de que los esfuerzos para encontrar una solución de futuro no fructificasen, los representantes de la compañía dentro de la comisión negociadora han reiterado la necesidad de llegar a un acuerdo dentro del marco legal planteado (ERE) con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica para todas las partes.

Por otro lado, la dirección de Nissan Motor Ibérica ha presentado la propuesta de plan social para tres colectivos identificados según edad y antigüedad. Tal y como ha asegurado la dirección de Nissan Motor Ibérica, esta propuesta está supeditada a que se alcance, antes del fin del período de consultas (30 de julio), un acuerdo que incluya el reinicio de la producción en las plantas de la Zona Franca, Montcada y Sant Andreu tras la parada técnica de verano.

Así, para los nacidos antes del 31 de diciembre de 1966, la dirección ofrece un plan de prejubilaciones que incluye el abono de un complemento hasta el 85% del salario neto hasta los 61 años, así como el abono del Convenio Especial con la Seguridad Social hasta los 63 años tal y como se establece legalmente.

Para los nacidos entre enero de 1967 y diciembre de 1970 (ambos inclusive) se plantea un plan de rentas que incluye un complemento hasta el 70% del salario neto hasta los 61 años (sin abono del Convenio Especial).

Para el resto de empleados menores de 50 años, la dirección propone una indemnización de 45/33 días de salario por año trabajado (de acuerdo con la normativa vigente) con un máximo de 42 mensualidades (por encima del tope legal de 24 mensualidades). Para los trabajadores que pudieran recolocarse en alguna de las posibles alternativas industriales, la compañía propone una indemnización máxima de 33 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades.

El equipo directivo de Nissan Motor Ibérica entiende que las propuestas que ha presentado hasta ahora "dan un margen de tiempo de varios meses para el estudio y análisis de posibles alternativas de reindustrialización sin la ejecución de despidos, a pesar de contar con un excedente de plantilla de 210 personas hasta diciembre de 2020 debido a las cargas de trabajo actuales previstas hasta la finalización del actual ejercicio fiscal (17.800 unidades)".

La dirección ha explicado que las previsiones para el ejercicio fiscal 2021 (de tres meses, de abril a junio) contemplan una producción de 5.500 unidades entre las dos líneas, lo que eleva el excedente de personal hasta las 660 personas.

"No obstante, si no es posible conseguir ese avance hacia un posible acuerdo la compañía tendrá que seguir adelante con el calendario previsto de acuerdo al proceso legal en curso", ha afirmado la dirección.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.