Motor

Antolin cancela el reparto de dividendo en 2020 y congela inversiones por la crisis del coronavirus

  • La compañía recorta un 98,9% su beneficio anual por cargas extraordinarias

El fabricante español de componentes para automóviles Grupo Antolin ha puesto en marcha un plan de choque por la crisis del coronavirus que contempla, entre otras medidas, la cancelación del pago de dividendo en 2020 y congelar inversiones.

El plan, presentado este miércoles a los inversores, está en línea con la adaptación que está haciendo la empresa de su estrategia ante una nueva situación en un entorno de mercado "desafiante" con la adopción de diferentes medidas como la propuesta de cancelación de reparto de dividendo para 2020.

La firma destacó que cuenta con una sólida posición de liquidez de 380 millones de euros a 31 de marzo, que incluye la activación de un crédito preconcedido por 100 millones de euros, del que todavía tiene acceso a otros 100 millones de euros adicionales. Además, el grupo también ha extendido líneas de financiación por 50 millones de euros hasta abril de 2021.

Otras acciones que está llevando a cabo Grupo Antolin son la reducción de stocks, la detención del suministro salvo en casos críticos para la continuidad del negocio, y la prórroga del 20% de las inversiones de capital previstas para el primer trimestre de 2020.

Además, también ha decidido detener de forma temporal las inversiones estimadas para el segundo y el tercer trimestre del año, al tiempo que congelará el 16% del gasto que tenía previsto realizar en actividades de I+D en 2020.

"Grupo Antolin está concentrando actualmente todos sus esfuerzos y recursos en hacer frente a la crisis y reanudar la producción en sus plantas aplicando los más estrictos protocolos de salud y seguridad.Para ayudar en esta crisis, la compañía ha puesto en marcha algunas iniciativas solidarias fabricando material sanitario que puedan usar los hospitales", explicó la empresa, que ha pospuesto la presentación de previsiones para 2020 ante la actual incertidumbre.

Caída del beneficio en 2019

La compañía ha presentado este miércoles sus resultados de 2019, año que cerró cerca del 'breakeven', con un beneficio neto atribuido de 500.000 euros, lo que supone un descenso del 98,9% en comparación con los 47,2 millones de euros que ganó en 2018.

Este retroceso en el beneficio neto atribuido de la compañía se explica, principalmente, por cargas extraordinarias vinculadas con el "ajuste del valor de algunos activos", así como por amortizaciones.

La cifra de negocio de la compañía burgalesa se situó en 5.214 millones de euros al término del año pasado, un 3,8% de retroceso en la comparativa con los 5.523 millones de euros que ingresó durante el ejercicio precedente.

La firma explicó que su facturación anual evolucionó "mejor" que el conjunto de la industria mundial "gracias a la marcha de algunos importantes proyectos, principalmente en Estados Unidos y la República Checa, y la fortaleza de su negocio basado en el liderazgo tecnológico y la innovación en productos y procesos".

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) anual fue de 435 millones de euros, con un 22% de crecimiento, en un mercado "desafiante" que estuvo "marcado por importantes incertidumbres", como el Brexit, las tensiones comerciales y la caída de las ventas de países clave, especialmente China.

El beneficio antes de impuestos de la multinacional española se situó en 42,4 millones de euros al cierre de 2019, lo que supone un 47,9% de retroceso en la comparativa con los 81,4 millones de euros que ganó en el año precedente.

Grupo Antolin indicó que durante el año pasado, que cerró con 410 proyectos en desarrollo, continuó trabajando en su transformación estratégica, que tiene el objetivo de "liderar, desde el interior del automóvil, el cambio de la industria automovilística".

En línea con esta estrategia, la corporación ha puesto en marcha una nueva unidad de negocio de Sistemas Electrónicos, que contribuirá al desarrollo de los productos integrados apoyando al resto de unidades de la compañía y también se centrará en desarrollar productos exclusivamente electrónicos.

En el primer trimestre del año, los resultados preliminares de la corporación arrojan una caída de la cifra de negocio a causa del Covid-19 del 17%, hasta 1.054 millones de euros, mientras que el Ebitda se situó en 77 millones de euros, un 23,3% menos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin