Ecoaula

Dos de cada tres trabajadores españoles consideran que deben ampliar su formación para adaptarse al escenario poscovid

  • Un porcentaje superior a la media global (63%), y a países de nuestro entorno como el Reino Unido (59%), Francia, Alemania (ambos con el 51%)
  • El 64% de los profesionales de nuestro país tiene dificultades a la hora de elegir unas habilidades que desarrollar para mejorar su empleabilidad
Madrid

Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, ha llevado a cabo un estudio sobre las percepciones que sobre el mercado laboral tienen los trabajadores en esta situación marcada por la pandemia y sus consecuencias. Para ello, ha analizado los datos de la última oleada del estudio Randstad Workmonitor, elaborada a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 33 países.

Randstad destaca que el 66% de los trabajadores españoles tiene la necesidad de ampliar su formación para adaptarse a los cambios que ha traído consigo la pandemia. La irrupción del coronavirus supuso la adopción a marchas forzadas de nuevas herramientas y procesos entre los que destaca sin duda, el teletrabajo.

Fuente: Randstad a partir de datos de Randstad Workmonitor

Unas tecnologías para las que dos de cada tres profesionales de nuestro país no se sienten completamente preparados, un porcentaje superior a la media global (63%), y a países de nuestro entorno como el Reino Unido (59%), Francia y Alemania (ambos con el 51%).

Sin embargo, a la hora de decidir qué competencias son las más adecuadas para afrontar los cambios del mercado laboral, en nuestro país surgen muchas dudas. En concreto, el 64% de los trabajadores españoles tiene dificultades a la hora de elegir unas habilidades que desarrollar para mejorar su empleabilidad, por culpa de la gran cantidad de cambios que experimenta el mercado laboral.

Una percepción seis puntos porcentuales por encima de la media global (58%) y por delante de países como el Reino Unido (62%), Italia (60%), Francia (53%), Portugal (52%) y Alemania (48%).

"Esos datos nos indican que los trabajadores cada vez son más conscientes de la importancia que la mejora de las competencias y habilidades tiene para su situación profesional, en especial en momentos difíciles, como el que hemos sufrido con la pandemia. Pero estas variables también nos señalan que, a veces, los profesionales no saben focalizar bien sus esfuerzos en determinados conocimientos, por lo que necesitan cierto asesoramiento", indica Valentín Bote, director de Randstad Research.

No hay duda que contar con determinadas competencias y formación ha resultado fundamental durante la pandemia. Así al menos opina el 98,1% de los profesionales españoles, el mayor porcentaje del mundo, muy por encima de la media internacional, situada en el 95,7%.

De este modo, España se sitúa, en cuanto a percepción por delante de países como Francia (88,5%), Portugal (92,7%), Italia (88,6%), Alemania (90,2%), el Reino Unido (89,1%), China (91,7%) o Estados Unidos (88,8%).

Por otro lado, el 78% de los profesionales españoles encuestados consideran necesario continuar mejorando sus competencias para incrementar su empleabilidad, un porcentaje inferior a la media del estudio (80%) y a países como Portugal (89%) o el Reino Unido, aunque superior a Francia (72%) o Alemania (65%).

Ocho de cada diez españoles quieren más flexibilidad

La pandemia ha tenido un impacto muy severo para las empresas, tanto en su cuenta de resultado como en todo lo relacionado con el ámbito laboral. La tendencia de la flexibilidad se ha visto acelerada con la irrupción del coronavirus, al demandarse más soluciones que permitan conciliar la vida profesional y laboral, como el teletrabajo.

En concreto, el 79% de los trabajadores españoles demandan más medidas de flexibilidad en sus empleos tras la pandemia, un porcentaje superior a la media internacional (76%) y a países de nuestro entorno, como Portugal, el Reino Unido (ambos con 77%), Italia (74%) o Francia (66%).

Se trata de una tendencia que difícilmente va a disminuir, ya que el 67,9% de los profesionales de nuestro país asegura que, en el último año y medio, ha podido modificar sus horarios laborales para conciliar mejor con su vida personal. Un porcentaje bastante inferior a la media del estudio, que se sitúa en el 82,8%.

La flexibilidad se ha convertido en una demanda habitual de los trabajadores a la hora de elegir una empresa donde trabajar. Según este estudio, el salario y los beneficios (57%), las posibilidades de conciliación (43%) y desempeñar su labor en un entorno seguro (40%) son los aspectos más buscados por los profesionales españoles.

De hecho, seis de cada diez trabajadores de nuestro país se encuentran actualmente buscando un nuevo empleo, ya que consideran que el actual no se ajusta a sus competencias o no está adecuadamente remunerado, una tasa ligeramente superior a la media del estudio (54%).

Las conclusiones de este estudio son similares a la última edición del informe Randstad Employer Brand Research, que señala que el 70% de los profesionales de nuestro país considera la retribución económica como el principal motivo a la hora de seleccionar una empresa donde llevar a cabo su carrera profesional, un porcentaje superior a la media europea, que se sitúa en el 67%.

La conciliación entre el entorno laboral y la vida personal se mantiene como el segundo factor más importante, siendo elegido por dos de cada tres profesionales (66%). Disponer de un ambiente de trabajo agradable ha visto aumentar su importancia para los trabajadores en el informe de este año, al ser escogida por el 64% y situarse en la tercera posición.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.