Ecoaula

Una startup de soluciones microbianas a la carta y otra de cámaras industriales de rayos X, ganadoras de los premios Santander X Spain Award 2021

  • Los emprendedores ganadores, galardonados con premios en metálico de hasta 10.000 euros, también recibirán mentoría y asesoramiento personalizado
Madrid

Banco Santander ha entregado los premios de su nuevo reto de emprendimiento universitario en España, Santander X Spain Award 2021, una iniciativa que desarrolla a través de Santander Universidades y que pretende promover los mejores proyectos y startups españolas, impulsando el talento que nace en las universidades como hubs de innovación e Investigación y reforzando con estas iniciativas la competitividad y la empleabilidad de los jóvenes.

Los jurados de las dos categorías establecidas, Launch y Accelerate, compuestos por expertos en emprendimiento, inversión, tecnología o marketing entre otras materias, han elegido a Deep Detection como proyecto ganador en la categoría Launch, dirigida a emprendedores universitarios con ideas de negocio en fase de validación para su lanzamiento al mercado, y a Darwin Bioprospecting Excellence como el mejor en la categoría Accelerate, en la que han competido startups universitarias en activo, con un producto o servicio disponible en el mercado.

Emprendedores de futuro

Deep Detection, liderada por David Ciudad, de la Universidad Autònoma de Barcelona, es un proyecto que pretende fabricar cámaras de rayos X multi energía para su uso en inspecciones industriales. Estas cámaras son capaces de detectar cuerpos extraños y defectos en las cadenas productivas a un bajo coste energético.

El jurado también ha entregado un segundo y tercer premio en la categoría Launch, que han correspondido a Icu Medical Technologies, presentado por Clara Gómez de la Universidad Miguel Hernández de Elche, que con sus dispositivos Kronosafe ofrece estimulación cardíaca temporal para pacientes con problemas cardiacos; y SeeVolc, liderado por Patricia Alegría de la Universidad Pública de Navarra, que ofrece servicios de vigilancia volcánica autónoma, basada en dispositivos termoeléctricos que transforman el calor directamente en electricidad para su autoconsumo.

Por su parte, la startup ganadora de Accelerate, Darwin Bioprospecting Excellence, impulsada por Cristina Vilanova de la Universidad de Valencia, ofrece soluciones microbianas a la carta, aplicables a sectores tan diversos como la alimentación, la salud humana y animal, o el sector de la energía y el medioambiente.

El segundo y tercer ganador en esta categoría han sido Indu-Eye y Fych Tech. Indu-Eye, representado por Raúl Aragonés de la Universidad Autónoma de Barcelona, es un dispositivo que captura y convierte el calor en electricidad, reduciendo los costes de producción y compra, y con una importante reducción del impacto medioambiental; Fych Tech, defendido por su CEO Andrea Cabanes Gil y representando a la Universidad de Alicante, se dedica al reciclaje de plásticos a través de "delaminación", una tecnología desarrollada para reciclar mecánicamente materiales multicapa mediante una solución química no peligrosa.

Un proceso de alto nivel

Llegar a la final ha sido un proceso altamente competitivo. De todas las iniciativas presentadas en un primer momento, se pasó a una segunda fase con los 100 mejores proyectos en base a criterios como la innovación y el diferencial competitivo, el modelo de negocio o el perfil de los emprendedores para, posteriormente, pasar a una última fase en la que se seleccionó tan solo a 10 finalistas por categoría que han tenido que exponer de nuevo sus proyectos ante el jurado con un pitch en inglés de cuatro minutos y una posterior batería de preguntas por parte de los expertos.

Los ganadores tendrán la oportunidad de competir internacionalmente con los mejores emprendedores de otros países y representar a España en el Santander X Global Award 2022.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.