Ecoaula

TSJM equipara la actualización del salario de los investigadores de universidades públicas con el resto de trabajadores

  • En la demanda no se incluyó a la Universidad Politécnica de Madrid
Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha reconocido al personal investigador de las universidades públicas de Madrid el mismo derecho a la actualización salarial que asiste al resto de trabajadores públicos.

Así consta en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que se estima la demanda presentada por la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, que reclamaba la igualdad de trato al personal investigador en relación al resto del personal que mantiene una relación laboral con las universidades públicas madrileñas.

En 2018, CC.OO. inició una campaña de reclamación del derecho del personal investigador a ver actualizadas sus retribuciones en los mismos porcentajes que el resto de empleados públicos, en aplicación de las Leyes de Presupuestos Generales del Estado y de la Comunidad de Madrid.

Tras más de dos años intentando alcanzar un acuerdo en el marco del convenio de aplicación, CC.OO. presentó el pasado 30 de noviembre de 2019 demanda por conflicto colectivo contra las Universidades Complutense de Madrid, Autónoma de Madrid, Carlos III de Madrid Alcalá y Rey Juan Carlos por no actualizar en 2018 las retribuciones de este personal en los mismos porcentajes que el resto de empleados públicos.

En la demanda no se incluyó a la Universidad Politécnica de Madrid ya que, previamente a la presentación de la demanda, en el proceso negociador manifestó que la actualización salarial se aplicaba a todas las figuras investigadoras existentes en esta universidad.

La sentencia del TSJM reconoce ahora "el derecho del personal investigador contratado laboral de las citadas Universidades demandadas a ver actualizadas sus retribuciones para el ejercicio 2018 en los mismos términos que los aplicados para el resto del personal laboral de estas universidades en aplicación de lo regulado en el artículo 18 de la Ley 6/2018 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018".

El sindicato ha señalado que "ninguna norma, de manera expresa o implícita, excluye a ninguno de dichos colectivos investigadores de la aplicación de los incrementos salariales previstos, tanto en la normativa presupuestaria anual como en la autonómica".

"Criterio claramente discriminatorio"

Por tanto, "las universidades han venido aplicando de manera unilateral un criterio claramente discriminatorio a este colectivo y, lo que resulta más grave, de forma arbitraria: las universidades han aplicado criterios distintos en relación con la actualización salarial del personal investigador en función de la figura investigadora de que se trate, pero sin evidenciarse un criterio común de aplicación de la actualización salarial y modificando el mismo de un año para otro".

En este sentido, CC.OO. aprecia "un variado abanico de situaciones que van desde la no aplicación de la actualización salarial a ninguna de las figuras investigadoras, como sería el caso de la Universidad Autónoma de Madrid, a la actualización retributiva a todas las figuras investigadoras menos una, implementada por la Universidad Rey Juan Carlos, o la aplicación a todas las figuras de la Universidad Politécnica de Madrid".

En definitiva, según el sindicato, se viene aplicando a este personal un trato desigual no justificado y discriminatorio. "Y este criterio aplicado en 2018 se ha ido modificando para los años 2019 y 2020 en cada universidad, variando cada año las figuras a las que se ha reconocido este derecho, lo que evidencia de forma más clara la arbitrariedad de la actuación de los responsables universitarios en esta materia", señala.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.