Ecoaula

Financiación: Las universidades andaluzas son las que menos dinero reciben por alumno

  • La clasificación está encabezada por la Politécnica de Valencia, con 10.937 euros
Madrid

Los modelos de financiación de las universidades son desiguales y la comunidad autónoma que más lo sufre es Andalucía. Así lo especifican los datos del Informe CYD de la Fundación Conocimiento y Desarrollo a la hora de estudiar cuál es la cantidad exacta que recibe cada institución educativa por alumno. Según el Informe CYD 2018, la mayoría de indicadores todavía no alcanza los resultados obtenidos en los últimos años de expansión, 2006-2007. Los datos indican que continúa la disminución del número de estudiantes de grado en las universidades públicas y de titulados de grado.

Uno de los indicadores que se tienen en cuenta a la hora de realizar este análisis para comparar a España en la perspectiva de la OCDE es el gasto realizado por estudiante matriculado. Este dato incluye tanto bienes y servicios centrales, es decir, todo lo directamente relacionado con la enseñanza y los servicios auxiliares, así como los gastos en investigación y desarrollo. De los datos obtenidos por Education at a Glance 2018, al año 2015 este gasto por alumno en equivalencia a tiempo completo fue en España de 12.605, prácticamente un 20 por ciento por debajo del dato para la OCDE. En este sentido, de los 33 países que conforman la OCDE, España era el decimoquinto con un valor más reducido.

En cuanto a la evolución, se indica que el gasto en instituciones de educación superior por alumno disminuyó en este país un 13 por ciento en el periodo que transcurre entre los años 2010 y 2015, lo que contrasta con los incrementos de los dígitos de la OCDE (11,8 por ciento) y la UE-23 (15,2 por ciento).

Gasto e ingresos

La información que este estudio ha recopilado sobre los presupuestos liquidados de las universidades públicas presenciales españolas indica que el total de los ingresos y gastos del conjunto de las 47 superó en 2017 los 9.000 millones de euros. Si se agrupan por comunidades autónomas, los valores más elevados en la ratio, tanto de transferencias corrientes por alumno como de transferencias corrientes y de capital por alumno, se encuentran en La Rioja y el País Vasco, mientras que los valores más reducidos se dan en Extremadura y Madrid, acompañadas de Andalucía. Al llevar a cabo una clasificación de las transferencias corrientes por alumno según universidades, la Universidad Politécnica de Valencia, la de La Rioja y la del País Vasco/EHU ocupan los primeros puestos, mientras que la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, la de Málaga y la de Sevilla ponen el final a la clasificación.

Concretamente, la Universidad de Málaga (UMA) recibió en 2017 por alumno de grado un total de 3.156 euros, cantidad que la situó en el puesto 46 de las 47 instituciones, solo por encima de la Universidad Rey Juan Carlos, con 2.086 euros por alumno. La media española alcanza los 6.008 euros por alumno. Por su parte, la Universidad de La Rioja es la segunda que más dinero recibe por alumno del país. Las transferencias corrientes alcanzaron los 9.523 euros por estudiante de grado. También fue la tercera con mayor gasto corriente por estudiante: 10.836 euros frente a la media de 7.683 euros.

Las peor paradas

Sin duda, las peor paradas en esta clasificación son las universidades que se encuentran en Andalucía. La Universidad de Sevilla, con 3.368 euros por alumno, se convierte en la tercera universidad pública española que menos dinero recibe por estudiante. Únicamente, la Universidad de Córdoba logra salir de los últimos puestos y se sitúa en la décima posición de la tabla, con 7.307 euros por alumno. Estas transferencias proceden normalmente de las comunidades autónomas, por eso las universidades andaluzas centran el problema en poder corregir el modelo.

La clasificación está encabezada por la Politécnica de Valencia, con 10.937 euros, lo que supone una diferencia de más de 7.000 euros por cada alumno matriculado en comparación con la Universidad de Sevilla.

El informe CYD introduce otra variable, el PIB per cápita regional, que solo se detalla por comunidad. En el caso de Andalucía, el resultado coloca a la región entre las comunidades con menor porcentaje de transferencias corrientes por alumno divididas por el PIB.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0