Divisas

Fondos para invertir en divisas fuertes y en otras con potencial

  • La inversión en forex ha ganado peso de la mano del trading
Foto: Dreamstime.

La divisa es uno de los conceptos financieros más desconocidos de los fondos de inversión. O, al menos, no es el primero en el que se fijan los inversores al decantarse por un vehículo de inversión u otro. El tipo de activo (renta fija, variable, monetario), la temática (tecnología, megatendencias...) son prioritarios, mientras que la divisa pasa muchas veces a un segundo plano.

Un papel de actor secundario que en ocasiones invisibiliza la importancia de suscribir un fondo en una u otra moneda. Sin ir más lejos, los partícipes deben saber que la divisa en la que invierte el fondo y aquella en la que está denominado el producto pueden ser distintas: el fondo compra acciones estadounidenses en dólares y su valor liquidativo, en cambio, se calcula en otra divisa, como el euro, por ejemplo.

Un fondo que invierte en acciones de EEUU se verá afectado por la evolución de la cotización del dólar frente al euro, independientemente de que el producto esté denominado en euros o en dólares. La divisa en que está denominado el fondo importa porque las suscripciones (contrataciones) y los reembolsos (recuperación de la inversión) se efectúan en esa divisa.

De esta forma, hay tres opciones de invertir en productos con exposición a otros mercados, destaca MyInvestor: fondos denominados en la divisa del país (euros, en el caso español), fondos denominados en una divisa distinta al euro y fondos con cobertura de divisa (para inversores que quieren optar por su propia moneda y sin que la rentabilidad del vehículo de inversión se vea constantemente afectada por el cambio de divisa). Este último caso implica que el fondo invierte parte de su patrimonio en derivados financieros que le protegen del efecto divisa.

Pero, a las anteriores, hay que añadir una opción que durante los últimos años ha ganado peso de la mano del trading: la inversión en Forex (foreign exchange, divisa en inglés).

Habitualmente la inversión en forex entraña más riesgo que otros activos de inversión. Una de las tendencias de estos últimos meses es el efecto dólar: la moneda norteamericana se ha apreciado. Los particulares que inviertan en activos denominados en dólares, como acciones de empresas tecnológicas norteamericanas del Nasdaq, saldrán ganando con el tipo de cambio al reembolsar la inversión en euros.

La vía de los fondos de inversión permite apostar por este tipo de activo de forma más diversificada, conjugando divisas más fuertes y estables (dólar, euro o libra) con otras emergentes y con mayor recorrido para revalorizarse (peso mexicano, real brasileño…).

Fondos de inversión de divisas

Finect recoge una selección de fondos de inversión de divisas en su página web. Son fondos que invierten en diversas monedas a través de instrumentos monetarios a corto plazo, derivados y depósitos.

Sin embargo, existen opciones para inversores conservadores que quieren destinar dinero sin exponerse a un riesgo alto. Es el caso del fondo 24 Global Currency Fund, un fondo denominado en dólares y contratable en varios países europeos, entre ellos España. Pertenece a la categoría de divisas de Morningstar, ofrece este año una rentabilidad del 5% y tiene un nivel de riesgo de 2 sobre 7 en una escala donde 1 es el riesgo más bajo y 7 el más elevado. Se ha visto favorecido por la apreciación del dólar durante el primer trimestre de 2022, la moneda referente en los mercados financieros y que tradicionalmente ha actuado como un activo refugio en momentos de volatilidad.

Un fondo de divisas para perfiles moderados, de la mano de una gestora referente en Europa como Amundi, es el Amundi Funds Absolute Return Forex (nivel de riesgo 3 sobre 7). Invierte al menos el 67% de sus activos totales en divisas (futuros de divisas forwards, swaps de divisas, opciones sobre divisas...) e instrumentos de deuda emitidos o cotizados en mercados regulados de cualquier país de la OCDE. Este año aporta al inversor retornos positivos del 1,53%, aunque a medio plazo acumula una rentabilidad anualizada a 3 años del -1,6%.

Finalmente, las alternativas para inversores más arriesgados incluyen productos como el UBS Investor Selection - Currency Allocation Return Strategy. Este vehículo de la gestora perteneciente al conocido banco suizo es un fondo de gestión activa que invierte en divisas de mercados desarrollados y emergentes, principalmente con derivados. El equipo gestor trata de localizar las oportunidades que surgen de la devaluación de las divisas, con independencia de la dirección que tome el mercado, según señala la ficha técnica. Acumula un 8% de rentabilidad en 2022 y rentabilidades anualizadas positivas a un año y dos años.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin