Divisas

La investigación de la fiscalía de Nueva York que puede sacudir el mercado de las criptomonedas

  • Un 80% de las operaciones de criptomonedas usan tethers, no dólares
Foto: Dreamstime

Más de 2.400 millones han entrado en el mercado de las criptomonedas en la última semana. ¿Millones de dólares, de euros? No, de tethers, una criptomoneda que dice equivaler a un dólar y que es utilizada en un 80% de todas las transacciones que ocurren en este mercado: bitcoins, ethereum, dogecoin... El tether, una especie de fichas de casino con las palabras "un dólar" escritas a boli sobre ellas, es la sangre que proporciona liquidez al sistema de criptomonedas. Y la compañía que lo emite, iFinex, tiene poco más de una semana para entregar una batería de documentos a la Fiscalía de Nueva York, en uno de los casos que los analistas de este mundillo siguen más de cerca.

La criptodivisa tether, una de las llamadas "stablecoins" porque su valor está fijado respecto al dólar, fue creada en 2014 y empezó a ver grandes movimientos después de que la casa de cambios Bitfinex, propiedad de la misma matriz, sufriera un hackeo de 119.756 bitcoins en 2016. El momento clave llegó cuando en 2017, Bitfinex anunció que Wells Fargo y cuatro bancos taiwaneses con los que operaban habían cerrado las cuentas de la entidad. Sin poder manejar dólares en bancos legales, Bitfinex se vio obligado a trasladar su operativa a un mercado mucho más oscuro. Y ahí la emisión de tethers se disparó: de 6 millones en 2016 a 1.400 millones en 2017, coincidiendo con el mayor pico en el valor del bitcoin hasta el momento.

Desde entonces, el tether no ha dejado de inundar el mercado de criptomonedas. Tras dos años de relativa estabilidad, la emisión de tethers volvió a dispararse en 2020: de 4.600 millones el 30 de enero del año pasado hasta los 27.800 millones en circulación este 5 de febrero. Una emisión parabólica que resulta muy similar al ascenso que ha tenido el precio del bitcoin en este tiempo, y que sigue creciendo. No solo eso, sino que cerca del 80% de las operaciones en el mercado son de gente que intercambia tethers por criptomonedas. Su posición es dominante y fundamental para el sistema. Y depende de una cosa: la credibilidad de que cada tether está respaldado por el equivalente en dólares, que los emisores guardan en algún lugar, ya que no se conocen los bancos con los que trabajan.

Por eso resulta tan decisiva la investigación de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, abierta en 2019. En ese caso se investiga si iFinex, la empresa que emite los tether y posee la casa de cambios Bitfinex, ha estado utilizando el dinero que ingresaban sus usuarios para pagar sus propias deudas, en vez de mantenerlo depositado para entregarlo a los que quieran salir del 'casino' y convertir sus 'fichas' de nuevo en dinero en efectivo.

En concreto, la fiscalía cree que la cifra de tethers sin respaldo ascendía al menos a 850 millones de dólares en abril de 2019, cuando había unos 2.770 millones de tether en circulación. Es decir, que casi un tercio de todos los tethers emitidos en aquel momento no tendrían respaldo. De ser así, explica la acusación, iFinex habría entregado 'fichas' a sus usuarios para quedarse con el dinero en efectivo que le entregaban. En 2019, la compañía admitió que solo tenía dinero por valor de un 74% de esa cantidad.

Si, efectivamente, el tether no tiene respaldo y está siendo emitido sin control, la conclusión sería que iFinex está manipulando el mercado del bitcoin

Para su investigación, la fiscalía exigió a la empresa que entregara una gran cantidad de documentos, empezando por las pruebas de que, efectivamente, iFinex tiene depositado ese dinero, y dónde está. Tras 18 meses de batalla judicial, el límite para que la compañía presente sus datos se acerca: el pasado 15 de enero pidió "30 días más". Y todas las miradas están puestas en lo que salga de esa vista.

Si, efectivamente, el tether no tiene respaldo y está siendo emitido sin control, la conclusión sería que iFinex está manipulando el mercado del bitcoin, inundando el sistema con 'fichas de casino' y provocando una inflación descontrolada en el precio de los bienes que se compran con esas fichas, es decir, las criptomonedas. Y, dado que Bitfinex ingresa dólares reales de los usuarios que se apuntan para comprar bitcoins usando esos tethers, el negocio es redondo.

Los analistan creen posible que el resultado de la vista sea que iFinex se vea obligada a hacer públicas sus cuentas y procesos. Si se libra de ser acusada de fraude, cabe la mera posibilidad de que no pueda emitir más tethers en el futuro, lo cual podría sacudir a un mercado que se ha convertido en adicto a las inyecciones de liquidez que el tether supone. Por el momento, la compañía ha acelerado aún más la emisión de tethers: 3.000 millones en las últimas dos semanas. Y el mercado responde: el bitcoin ronda sus máximos históricos y el ether los supera este mismo viernes. De la fiscalía de Nueva York depende que el ritmo siga así.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud