Divisas

La lira turca toca mínimos históricos ante la posible victoria de Biden y la derrota del banco central

  • La divisa turca se ha depreciado un 30% en lo que va de año
  • Los esfuerzos del Banco Central han terminado en saco roto,
  • mientras Erdogan evita que haya subida de tipos de interés

La lira turca ha tocado nuevos mínimos históricos en 8,49 dólares en la jornada de hoy, justo antes de abrirse las urnas electorales en EEUU. Para los inversores una victoria del candidato demócrata Joe Biden supondría tensar aún más las relaciones entre los dos países. De fondo, también influye la incapacidad del Banco Central de la República de Turquía para estabilizar la economía.

En lo que va de año, la lira turca se ha depreciado alrededor de un 30% respecto al dólar estadounidense, en mitad de una inflación galopante y descontrolada. Las medidas lanzadas por el banco central del país no ha servido para controlar a la divisa y permitir una estabilización de los precios.

El último intento fue conceder barra libre de liquidez a los bancos. Pero el banco central se encuentra en una situación imposible con sus reservas en divisas agotadas y con el Gobierno de Erdogan maniatando a la entidad para evitar que suba tipos de interés. Ante escenario, al regulador no le quedó más remedio que poner fin al acceso a las liras en el mercado turco, con el objetivo de reducir la oferta sobre la moneda y provocar una subida.

No ha funcionado. Hoy la lira ha llegado a caer más de un 1% por el temor a la victoria de Joe Biden, que podría desencadenar duras sanciones para Turquía. Tras abrirse el mercado americano se estabiliza en 8,42 dólares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.