Distribución

Correos 'aprieta' a Amazon y Alibaba para subir los precios hasta un 10%

  • La semana que viene viaja a China para renegociar las condiciones
Foto: Archivo.

Correos ha arrancado una ronda de negociación con sus principales clientes para subir el precio de sus servicios hasta un 10% y conseguir dejar atrás las pérdidas que arrastra desde hace años. Un reto que también enfrentan las principales empresas del sector, como Tipsa, MRW o DHL, tras años de bajadas por la presión de los principales gigantes del comercio electrónico, como Amazon, que aprovecharon sus grandes volúmenes para copar el mercado e imponer sus tarifas, lastrando los márgenes de las firmas y amenazando con desbordar su operativa, tal y como han denunciado las compañías.

Y es justo Amazon, multinacional con la que Correos firmó a finales de marzo un contrato para gestionar sus envíos durante tres años más, la primera en aceptar un alza del coste del reparto de los paquetes de entre el 8% y el 10%, informan fuentes del sector a este diario. La sociedad de Jeff Bezos es uno de los clientes más importantes de la filial Express y cuenta con tres almacenes en España (Madrid, Barcelona y Toledo) que solo en 2018 generaron unos ingresos de 365 millones, un 72% más, mientras a nivel europeo factura 27.000 millones. Cifras que reflejan un volumen de actividad tal que obliga al gigante a llegar a acuerdos con casi todas las empresas de reparto de España.

El siguiente en la lista de Correos es el gigante asiático online Alibabá. El equipo financiero de la sociedad presidida por Juan Manuel Serrano tiene previsto viajar la semana que viene a China para reunirse con directivos de la plataforma para negociar una subida de las tarifas. No en vano, la sociedad postal lleva meses reforzando su papel como socio logístico de referencia e implementado nuevas medidas para reducir los tiempos de entrega de los productos que vengan desde China hasta los 10 días, cuando lo habitual es que sean 15.

A su vez, el grupo estatal ha abierto conversaciones con sus clientes institucionales, sobre todo bancos, para elevar los precios de los servicios postales (envío de cartas), un negocio que en 2018 registró un repunte, gracias al cierre de Unipost. Y es que la salida de este competidor le permitió recuperar grandes clientes en Cataluña, como la Generalitat o entidades financieras. La empresa no ha querido desvelar cómo avanza este proceso, pero ha dejado claro que ya ha cerrado acuerdos. "Correos está consiguiendo una mejora notable de los precios en todos los segmentos de la clientela", aseguró en este sentido la firma estatal.

Tras esta estrategia de aumento de las tarifas se encuentra el objetivo de hacer de Correos "una empresa rentable cuanto antes". No en vano, la compañía cerró 2018 con unas pérdidas de 134 millones de euros y prevé terminar 2019 con unos números rojos de 15 millones, pese al que reparto de paquetes no deja de subir. Así, solo el año pasado el grupo entregó 106 millones de paquetes a través de la matriz, un 61% más, y 59 millones a través de la filial Express, el 16,3% más. En el primer trimestre del año, la actividad ha seguido creciendo al calor del boom del comercio online, alcanzando los 37 millones de paquetes enviados hasta marzo, un 13% más.

Pese al imparable incremento de la demanda y de los costes de los envíos, los márgenes han ido bajando, porque, según denuncian desde la patronal Uno Logística, durante años se ha ido ajustando a las empresas de reparto, porque los consumidores no están dispuesto a pagar por el servicio. En este sentido, un informe de la CNMC señala que el precio unitario de los envíos ha descendido un 37% entre 2013 y 2017, pasando de los 9,3 euros a los 5,9 euros. Solo en 2017 el precio cayó un 15%. Así, los ingresos generados por todas las empresas del sector sumaron los 2.713 millones de euros en 2017, un 1,9% menos, mientras que los envíos se elevaron un 15,6% hasta los 458,7 millones. En este contexto, Correos ha ido ganando cuota de mercado, hasta hacerse con el 29% y ha ido mejorando sus ingresos, pese a los menores precios. Así, la paquetería urgente le reportó 217 millones de ingresos en 2017, (170 millones en 2016), mientras las pérdidas se duplicaron, y el negocio postal y de paquetería ordinaria ingresó 1.641 millones, un 3,2% más.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

cooc
A Favor
En Contra

viva el comunismo disfruten lo votado

correos ya es demasiado cara y poco eficiente

Puntuación 3
#1
jerk mail
A Favor
En Contra

El servicio postal en otros paises europeos esta privatizado . Por què aqui en la comunista Espanhistan tenemos que mantener 60000 funcionarios ?

Ya me he respondido a mi mismo . disfrutad lo votado .

Puntuación 0
#2