Distribución

Abren una investigación a Mercadona por su sistema de reconocimiento facial

  • La Agencia de Protección de Datos abre un expediente a la distribuidora
  • La firma lo anunció como una medida de seguridad para sus centros y trabajadores
  • Empresas como IBM y Amazon ya han renunciado a su venta de manera temporal
Foto: iStock.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación a Mercadona por el sistema de reconocimiento facial cuya implantación anunció la compañía la pasada semana para 40 de sus establecimientos en Zaragoza, Valencia y Mallorca.

Tal y como informa El País, la AEPD ha abierto una investigación que se encuentra en un una fase previa y de la cual, por lo tanto, no va a dar más detalles. Se trata, en todo caso, de una apertura de oficio después de que la firma de Juan Roig diese a conocer su iniciativa. Las fuentes consultadas por El País aseguran que Mercadona no tiene constancia de estos hechos.

Mercadona anunció el pasado 1 de julio de la implantación de un sistema de reconocimiento facial con el objetivo de detectar a personas que tengan sentencias en firme u órdenes de alojamiento contra algún centro de la empresa o cualquiera de sus trabajadores. Una medida basada en la seguridad, de acuerdo con la empresa, que sin embargo se ha encontrado con las suspicacias de la AEPD.

La distribuidora asegura que, pasados 0,3 segundos, e identificada (o descartada) una posible concordancia, es el propio sistema el que elimina el reconocimiento, con el objetivo de proteger la intimidad de los clientes que acudan a los supermercados en los que se ha implantado, de manera pionera, este método.

De acuerdo con la normativa europea, el Reglamento General de Protección de Datos, Mercadona podría exponerse a una sanción de 20 millones de euros o el 4% del volumen de negocios anual de la empresa si esta cantidad fuese mayor.

IBM y Amazon han puesto en salmuera sus programas de detección facial al uso de las autoridades policiales

El debate sobre la ideoneidad del uso de las herramientas de reconocimiento facial se ha intensificado en las últimas semanas después de que IBM abandonase la venta de esta tecnología a las autoridades policiales tras los disturbios por la violencia racial en EEUU.

Unos días después, Amazon se sumó a la informática para informar de su negativa a proporcionar a la policía su sistema Rekognition durante un año tras las fuertes presiones por el asesinato de George Floyd.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El tema es dejar a los delincuentes sin castigo
A Favor
En Contra

Todo se ha montado para que el mangante viva a sus anchas.

Puntuación 2
#1