Distribución

El 'holding' de Dulcesol crece un 5,5% hasta los 352 millones de facturación

  • La firma alcanza una producción de 155.584 toneladas de alimentos
  • La compañía ya vende por 66 millones en mercados internacionales
Rafael Juan, consejero delegado de Dulcesol. EE
Valencia

La compañía alimentaria Vicky Foods ('holding' de Dulcesol) cerró el pasado ejercicio con una facturación global de 352 millones de euros, lo que representa un crecimiento cercano al 5,5% respecto al año anterior. Su producción fue de 155.584 toneladas de alimentos, según explicó la enseña en un comunicado.

El mercado internacional fue el principal motor de crecimiento de Vicky Foods en 2019 con una facturación cercana a los 65,8 millones de euros, lo que supuso una subida de 14,5% frente al curso 2018. De los ingresos obtenidos el pasado año, cerca del 18,7% se corresponde a las exportaciones, siendo el pan y la pastelería, las categorías que más han crecido en términos absolutos.

En el pasado curso la mercantil realizó inversiones por valor de más de 36,2 millones de euros destinadas a la incorporación de maquinaria, la inversión en mejoras de los procesos de desarrollo industrial, la elaboración de proyectos de I+D y de productos con mejor perfil nutricional, así como de tecnología industrial, según precisó la firma en su escrito -en el que no concreta su resultado-.

Vicky Foods recuerda que a finales del pasado año inauguró su centro de innovación "para coordinar todo el potencial innovador de la compañía". "En relación con la diversificación, contamos con una cartera de más de 350 productos organizados a través de nuestras tres marcas: Dulcesol, Be Plus y Hermanos Juan, y seguimos enfocados en nuevos sectores alimentarios ligados a la nutrición saludable. En cuanto a la internacionalización continuamos con nuestro ambicioso plan de expansión que hoy en día nos permite estar presentes en más de 50 países alrededor del mundo", explicó al respecto Rafael Juan, consejero delegado de Vicky Foods.

A mediados de año, la compañía anunció el nacimiento de su nuevo holding Vicky Foods con el objetivo de mostrar la nueva realidad del grupo empresarial multimarca y multicategoría, estrategia que se vio reflejada en la compra en junio de 2019 de la compañía Ecoiberope, "un gran especialista en productos ecológicos y veganos que pasó a formar parte de su ecosistema".

Por último, también ese mismo año, la compañía anunció la inversión de cerca de 40 millones de euros en la adquisición y puesta en marcha de tres nuevas líneas destinadas a la producción de pan. Con este proyecto, la empresa espera duplicar la capacidad productiva de cara al año 2021, con un crecimiento de más de un 77% y un objetivo superior a las 85.000 toneladas.

Primera pastelera española

Vicky Foods, según sus cifras, es la primera empresa en volumen del sector de pastelería y bollería de España con los 352 millones de euros facturados en 2019. El grupo tiene presencia en más de 50 países y cuenta con cuatro centros de producción dedicados a la elaboración de cerca de 2.500 referencias en Gandía, Villalonga, Xátiva y Argelia, además de 22 delegaciones comerciales repartidas entre España, Argelia, Reino Unido y Francia.

Además posee una granja productora de huevos que abastece el 90% de su producción y una planta de fabricación de envases que se ocupa de cubrir la práctica totalidad (98%) de las necesidades de de embalaje del grupo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.