Deporte y Negocio

El plan de la RFEF para divorciarse de Adidas: vestir a la Selección por el doble de dinero antes de la Eurocopa

  • Quiere ganar 30 millones, por los 14 que da la empresa alemana
  • La indemnización a la firma podría ser superior a los 70 millones
  • Inditex no está entre las posibles candidatas a vestir a 'La Roja'
Foto: Reuters.
Madrid

La Federación Española de Fútbol (RFEF) sigue decidida a finalizar su compromiso con Adidas y a vincularse a una nueva marca deportiva a pesar de las posibles indemnizaciones que esa ruptura unilateral pudiese provocar. El ente presidido por Luis Rubiales ya tiene una cifra aproximada de lo que puede ingresar en un nuevo contrato: casi 30 millones de euros anuales.

Según fuentes federativas consultadas por elEconomista, esto significaría el doble de lo que actualmente percibe la RFEF, en torno a los 14 millones de euros. La intención de la federación es que las equipaciones de la Selección para la Eurocopa 2020, cuya presentación está prevista para noviembre, ya tengan el logo del nuevo patrocinador.

El elegido, a pesar de los rumores que sonaron con fuerza hace semanas, no será Inditex. La empresa de Amancio Ortega, sin experiencia en este tipo de ropa deportiva, sí ha mantenido un diálogo con la federación con el fin de que pueda incorporarse como nueva proveedora de trajes, polos y todo tipo de prendas de vestir, pero nunca como patrocinadora técnica.

Sobre la identidad de la nueva marca, el silencio es absoluto en la federación por encontrarse inmersa en el proceso de conversaciones. Las mismas fuentes, sin embargo, sí aseguran que a Las Rozas han llegado hasta 11 propuestas de diferentes firmas, entre las cuales algunas se habrían interesado en pagar la posible indemnización derivada de la finalización de contrato con Adidas.

La cuantía de esta multa no baja de los 70 millones de euros, lo que, en opinión de la RFEF, se trata de un acuerdo injusto heredado de la etapa de Ángel María Villar y que, según su equipo de abogados, es "fraudulento". Por esta razón, además de por la retribución anual y el rechazo a una renovación de larga duración (se produjo en 2015 y por 11 años, hasta 2026), la RFEF entiende que su relación con Adidas está lejos de lo que dicta en estos momentos el mercado.

La empresa alemana dejó claro cuando la RFEF hizo pública su intención de cambiar de patrocinador de que podría tomar "las medidas que sean necesarias para la defensa de sus derechos". Un escenario con el que cuenta la federación y que se vería una vez se efectuase el cambio de patrocinador.

De poder cumplir con su objetivo y encontrar una solución para finalizar la relación con Adidas, la Selección tendrá un nuevo patrocinador en la próxima gran cita continental acabando con un matrimonio de más de 35 años de duración.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0