Deporte y Negocio

Así se prepara la Final Four de Vitoria: la Euroliga prevé dejar 48 millones de euros en el País Vasco

  • Toda la región vasca estará involucrada en la fase final del Buesa Arena
  • StubHub, fundamental al ser la empresa encargada de la venta de entradas
Rafa Ortiz y Roser Queraltó, directores de Negocio de StubHub y Euroliga. Fotos: Nacho Martín / Euroliga.

Vitoria-Gasteiz, capital de Álava, sede del Gobierno del País Vasco y, del 17 al 19 de mayo, el epicentro del baloncesto europeo. Aunque la ciudad española acogerá la Final Four 2019 de la Euroliga, en su desarrollo estará involucrada toda la región vasca para hacer de esta fase final una edición única y especial. En su preparación es clave StubHub, servidor exclusivo de la venta de entradas gracias al acuerdo al que llegó con la máxima competición europea de baloncesto hasta 2021. Para analizar todo el proceso que se está llevando a cabo, elEconomista se entrevista con Roser Queraltó y Rafa Ortiz, directores de Negocio de Euroliga y StubHub, respectivamente, y dos de las figuras que ya trabajan con la vista puesta en las fechas donde se encumbrará al nuevo rey de la pelota naranja en el viejo continente. Un negocio que prevé un impacto económico de casi 50 millones de euros para todo el País Vasco.

A punto de arrancar los Playoffs que designarán a los cuatro contingentes presentes en Vitoria, la localidad alavesa ya va cogiendo color de fiesta. Eje histórico entre la Meseta Central y Europa, la ciudad siempre ha respirado baloncesto. Es esta cultura deportiva, que casi supera en tradición al fútbol, la que declinó la balanza de Euroliga para llevar sus partidos más importantes de la temporada al Fernando Buesa Arena.

El pabellón más grande de España con 15.544 butacas, según datos del propio recinto en los récords de asistencia a un encuentro de baloncesto español (2016 y 2018), será el núcleo central que también "involucrará a Bilbao y San Sebastián" para apoyar a la capital de Euskadi. Así lo confirma Queraltó, pues la capacidad hotelera de Vitoria no es suficiente para un evento que siempre ha residido en grandes urbes como Belgrado, Estambul, Berlín o Madrid y que ya en la capital de Serbia, en 2018, dejó "algo menos de 50 millones". Una cifra muy similar a los "48 millones que se prevén de impacto económico" este año.

Por ello, en Gasteiz serán los partidos, el Adidas Next Generation (torneo que reconoce al campeón sub-18) o la Fan Zone principal, pero las otras dos capitales de provincia harán que sea "una Final Four de todo el País Vasco". Una idea en la que ya incidieron, desde su designación, todas las autoridades con el objetivo de situar a la región "en el mapa mundial", tal y como expresó hace un año Josean Querejeta, presidente del Kirolbet Baskonia.

El club anfitrión, en su 60 aniversario, espera ser uno de los cuatro clasificados de los cruces de cuartos de final. "Si Baskonia pasa (para ello debe vencer al mejor de cinco partidos al CSKA de Moscú) haría que el evento sea un espectáculo por la afición que hay por el baloncesto", afirma Ortiz. Unas palabras que remarca Queraltó, aunque para Euroliga "no le cambia tanto quién se clasifique, pues aunque sería bonito ver al conjunto vasco, el público alavés va a salir a la calle igualmente y va a conseguir un ambiente fantástico".

También podrían conseguir su pase Real Madrid y Barcelona Lassa, los otros dos españoles aún en la competición y que se enfrentan a Panathinaikos y Anadolu Efes, respectivamente. "Para StubHub sería una alegría enorme ver a los tres, pues aunque nacimos en EEUU nos posicionamos a nivel mundial por la adquisición de una empresa de Bilbao", menciona Ortiz recordando la compra de Ticketbis por parte de eBay, compañía a la que pertenece la servidora de billetes. Un 'fichaje' que se realizó en 2016, por alrededor de 147 millones de euros, y que consiguió impulsar a los norteamericanos en el sector de la compraventa de entradas.

El proceso de reventa de entradas por webs como StubHub no es ilegal en España, ya que no existe una regulación determinada sobre ello.

Este negocio ha cambiado radicalmente, en los últimos años, hasta revolucionar la forma de asistir a un evento. Por un lado, StubHub ejerce de intermediario entre los organizadores y los aficionados para suministrar el pase al evento y por el otro, permite la posibilidad a los compradores de vender su entrada. Una reventa por Internet que en España no es ilegal, ya que carece de regulación determinada, y que mediante esta plataforma se hace de manera sencilla y segura.

"Una vez que alguien tiene una entrada y ya no quiere ir, facilita los datos en StubHub, da algunas referencias personales y fija el precio que quiera. Cuando está la entrada, los compradores la ven disponible y al hacerse con ella, al vendedor le llega una notificación y al comprador el billete por correo. Después del evento se transfiere el ingreso", comenta el director de Negocio de la compañía americana. Ortiz también destaca que, tanto ellos como Euroliga "abogan por un mercado libre de precios, sin restricción" y que además no genera especulación, pues "el 50% de las entradas que se venden por su plataforma son por debajo del precio que marca la organización".

Rafa Ortiz es, desde 2016, director de Negocio de StubHub. Foto: Nacho Martín.

"En un evento de gran demanda como la Final Four, donde las entradas se agotan rápido, el mercado marca los precios. Es normal que cuando todavía quedan bastantes días sean muy superiores", señala el responsable, antes de proseguir que "alrededor del 25% de las entradas vendidas en StubHub, para eventos celebrados en España, se compraron cuatro días antes del evento". Una cualidad que hace que el precio se reduzca y "se pueda adquirir el pase hasta una hora antes del comienzo del evento". Algo clave para Euroliga, pues todas las entradas que la competición sacó a la venta se han agotado y ya solo se podrán adquirir mediante la venta de un particular o con el paquete de "unas 600 entradas" que se reserva a cada uno de los cuatro equipos que se clasifique.

Además, StubHub trata de luchar contra la reventa ilegal y el tabú que hay hacia esta palabra. "Esa connotación viene muy heredada de hace años cuando la reventa se hacía en las calles de forma insegura y sin ninguna garantía para el usuario. Con acuerdos como el de Euroliga, donde se dan situaciones que evitan que la gente acuda a foros de Internet o la calle para hacer una transacción, intentamos erradicar lo ilegal. Hay mucho trabajo detrás para dar a conocer este modelo de negocio que cuando el cliente lo prueba, repite", asegura Ortiz.

El acuerdo entre Euroliga y StubHub es hasta la Final Four de 2021, todavía sin sede elegida debido a la alta demanda de candidaturas que tiene la competición continental

Todo esto, junto a la presencia "en más de 40 países", ha sido muy importante para Euroliga, de cara a firmar esta y las siguientes dos Final Four. "Hoy en día hay un mercado secundario real y que no se puede parar. Lo único que podemos hacer es posibilitar la manera más accesible y segura para que se puedan vender y comprar entradas sin ningún problema y con garantías. No se puede permitir que una persona llegue a una ciudad y cuando va a entrar al evento, la entrada no sea válida. La seguridad fue vital en el acuerdo con StubHub", manifiesta Queraltó abriendo la posibilidad de "avanzar junto a StubHub en el futuro".

Un trienio donde la compañía de eBay estará junto al organismo europeo en sus fases finales y quién sabe si la siguiente será Atenas 2020, ciudad mejor posicionada para tomar el relevo de Vitoria. "La posibilidad de Grecia se contempla", dice la responsable de Euroliga entre risas antes de asegurar que "el retorno económico que prometemos es el que reciben las ciudades" y por ello "hay una lista muy larga de candidatas que ya la han organizado y quieren repetir. Hay gente que, cuando todo finaliza, te dice que cuándo vuelves o si se pueden hacer tres seguidas ahí".

Sea en Atenas o no, en la próxima campaña habrá dos equipos más con plaza fija (Bayern de Múnich y ASVEL Lyon-Villeurbanne), lo que aumentará la ristra a 18 clubes participantes. Una lista que en el futuro Euroliga espera que también tenga un conjunto de Reino Unido, "objetivo estratégico" para la competición y sus socios fundadores y por el que "se está trabajando para ver quién puede ocupar la plaza y qué ciudad británica es la mejor situada". Esta nueva participación ampliaría los lazos en el viejo continente y también sería importante para StubHub, pues "Reino Unido es junto a España el mercado más fuerte de la compañía, quitando a EEUU".

Especulaciones aparte, Vitoria será en mayo el epicentro del baloncesto europeo. Mientras todo se prepara, un contador en la Plaza de España va descontando los minutos para que llegue el 17 de mayo. Es una de las muestras de que la ciudad ya se engalana para una Final Four que involucrará a todo el País Vasco con el objetivo de ser un éxito en organización, generar un gran impacto económico y dar a conocer la región al mundo. Antes, tres españoles buscan su billete en los Playoffs. Ese que se gana en las canchas y por el que tanto empujan sus aficiones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0