Deporte y Negocio

Jorge Mendes y Peter Lim, los 'salvavidas' del Reus para acabar con su crisis económica

  • El representante habría movido su entorno para acercarse a los catalanes
  • El empresario ya es dueño del Valencia y un club de regional inglesa
  • Esta semana Joan Oliver debería vender el 90% de sus acciones en el club
Fotos: Getty/Reuters.
Madrid

El pasado sábado, el CF Reus emitió un comunicado en el que anunciaba el comienzo del pago a sus jugadores. Una nota de prensa que llegaba por sorpresa para gran parte del plantel y evitaba la inminente desaparición del club de la Segunda División. De esta forma, su propietario Joan Oliver cumplía con lo prometido desde el verano, pero su complicada situación financiera le empuja a tener que vender el 90% de sus acciones a un nuevo inversor.

Cuando más se daba por hecho que la crisis del Reus era insalvable y su primera plantilla salió a escena para anunciar que rechazaban el pago de LaLiga y se desvincularían del club, la junta directiva paró el crono que les iba a hacer desaparecer de la categoría de plata. Una actuación 'in extremis' de la que estarían detrás dos personas muy influyentes en el mundo del fútbol, Jorge Mendes y Peter Lim.

Según varios medios españoles, en la tarde del pasado miércoles representante y empresario comieron juntos en Valencia para acordar su enésima vinculación, esta vez fijada hacia la compra del equipo catalán. El agente sería quien habría movido a su entorno empujado por la situación del Reus y el dueño del Valencia el más interesado en ampliar su nómina de propiedades que también tiene al modesto Salford City en su cartera.

Esta semana será clave en la más que posible venta de la casi totalidad de acciones que tiene Oliver en el equipo. Así, el club conseguirá los casi cinco millones y medio de euros que necesitaba para su viabilidad y Mendes y Lim entrarán de lleno en el conjunto catalán.

El pasado sábado cerca de 300 aficionados del Reus se manifestaron contra el actual dueño por la "falta de transparencia" que les ha llevado a una situación de emergencia. Unas protestas que se sumaron al empate que cosechó el equipo contra el Córdoba, dejando de lado la penosa falta de pagos que han vivido hasta ahora. Con ello, el comienzo del ingreso de las nóminas y la futura venta harán que con el 2019 el club pueda empezar a estabilizar sus finanzas e intentar el objetivo de evitar el descenso de categoría.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0