Deporte y Negocio

Sobrevivir al coronavirus en una burbuja tecnológica: la NBA se reinventa para ofrecer un 'anillo virtual'

  • La amenaza de la pérdida de mil millones empujó a la liga a una renovación
  • La mayor innovación, una grada virtual con 300 aficionados por encuentro
  • Para la final Lakers-Heat habrá mayores atractivos entre los seguidores
Los aficionados de la grada virtual contemplan la final del Este entre Heat y Celtics. Foto: Getty.

Mientras LeBron James se prepara para el asalto a su cuarto anillo, el primero con Los Angeles Lakers (ante los Miami Heat, con los que ganó los dos primeros), la NBA ultima los detalles para presentar las Finales más revolucionarias de la historia. En la burbuja de Orlando, donde el baloncesto lleva sin respirar aire más allá del complejo que la ESPN tiene dentro de Disney World desde hace casi tres meses, los jugadores ya se han acostumbrado a saltar a la cancha sin público. O mejor dicho, sin público físico. La mejor liga del mundo presentó, de la mano de Next Gen Telecast y Microsoft, una grada de aficionados virtuales que se ha convertido en toda una revolución tecnológica para sobrevivir ante el coronavirus. Una innovación que, en la lucha por el anillo, dará un nuevo paso para mostrar al mundo que el futuro de las retransmisiones deportivas ha llegado para quedarse.

En las últimas temporadas, la lucha por el campeonato de la NBA ha alcanzado una media de 17 millones de espectadores por televisión solo en Estados Unidos. Un número que crece hasta cuotas muy superiores teniendo en cuenta que la liga se retransmite en 215 países de todo el mundo. El espacio perfecto para la denominada "mejor competición de baloncesto", que este año tendrá un nuevo reto pues las Finales de Conferencia han bajado casi tres millones en los datos nacionales respecto a 2019.

Un fenómeno extraño teniendo en cuenta que esta temporada no hay público en los pabellones, así que todo aquel que quiera ver algún encuentro tiene que hacerlo por alguno de los medios con derechos o mediante los propios canales de la NBA (League Pass). Pese a ello, desde la liga reconocen que "están contentos con la respuesta recibida por los aficionados".

"Nos hemos enfrentado al reto de tener los partidos en una sola ubicación y sin aficionados, con la salud y la seguridad como prioridad. Por ello, hemos querido que los espectadores desde casa se sientan cerca del partido y del resto de la comunidad NBA", explica a elEconomista Sara Zuckert, directora de Next Gen Telecast.

La final traerá consigo más innovaciones como mayores ángulos de cámara o un abanico de opciones para los 47 idiomas en los que se retransmite la competición

Esta plataforma es la que está detrás de todos los revolucionarios cambios que la liga ha introducido desde su reanudación por el coronavirus, con nuevos ángulos de cámara, sonidos dentro de los pabellones de Orlando que se asemejan a los de las 30 franquicias o la citada grada virtual con 300 fans por encuentro, entre otras innovaciones. "Nada se puede comparar a vivir el partido en la cancha, pero en esta extraña situación ha sido importante encontrar nuevos caminos para que los aficionados vean incrementado su compromiso con sus equipos", detalla Zuckert.

"Esto es un aprendizaje constante y continuaremos evolucionando en la presentación de partidos para futuras temporadas"

Innovaciones tecnológicas que con las Finales entre Lakers y Heat tendrán un nuevo impulso para "crear la mejor experiencia". Entre estas rompedoras medidas estarán más ángulos de cámara (la no presencia de público ayuda al libre movimiento por la pista) o diferentes opciones durante el partido para los 47 idiomas en los que se visualiza la competición, así como invitados especiales en los asientos virtuales.

Reinventarse ante la posibilidad de perder 1.000 millones

Para todo ello, Next Gen ha contado también con la opinión de franquicias, entrenadores y jugadores. "Hemos recibido reacciones positivas de los propios protagonistas desde el regreso y, además, ellos han tenido la oportunidad de ver a personas cercanas en la grada virtual (Scottie Pippen, Lil Wayne o Stephen Curry han sido asiduos de los asientos virtuales).

Scottie Pippen, Lil Wayne y Stephen Curry durante sus apariciones virtuales en los partidos.

"Esto es un aprendizaje constante y continuaremos evolucionando en la presentación de partidos para futuras temporadas", zanja Zuckert presagiando que las innovaciones provocadas por el coronavirus han llegado para quedarse. Ante la amenaza de pérdidas superiores a los 1.000 millones de dólares (la mayor parte entre derechos de televisión, entradas y anunciantes), la NBA se ha reinventado para reducir el daño económico y seguir mostrando a sus aficionados de todo el mundo una experiencia única.

La grada virtual ya ha sido copiada en carreras de MotoGP o en partidos de la Premier League, y la NBA no se cierra a "colaborar con otras compañías innovadoras" en un contexto en el que se ha reforzado la necesidad de "adaptarse".

Este nuevo descubrimiento es la punta de lanza de la gran revolución tecnológica que se cerrará con el duelo entre los de Los Ángeles y los de Miami. Sin el calor y la presión de sus aficionados en el Staples Center o en el American Airlines Arena, respectivamente, Lakers y Heat buscarán su decimoséptimo y cuarto título en la burbuja de Orlando. Esa que ha conseguido teletransportar la imagen de los hinchas con unas innovaciones hasta hace un año impensables pero que, para el gusto de todos los amantes del baloncesto, seguirá ofreciendo una lucha por el anillo presencial... al menos en la cancha.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.