Deporte y Negocio

Los acusados por el Levante-Zaragoza piden la nulidad porque Tebas "vulneró el secreto profesional"

  • Consideran que obtuvo información privilegiada por ejercer de abogado
  • Además le acusan que de estar en el banquillo su confidente, sería delito
Foto: EFE.

La defensa de varios de los acusados en el juicio por el posible amaño del partido Levante-Zaragoza de mayo de 2011 pidieron la nulidad del caso al entender que se basa en una denuncia de Javier Tebas, actual presidente de LaLiga, que obtuvo como abogado información de un cliente, lo que vulneraría el secreto profesional y el derecho a la intimidad.

El abogado del Zaragoza fue el primero en plantear la cuestión y recordó que, según las declaraciones de Tebas, públicas y en la instrucción, éste fue avisado del posible amaño del partido días antes del mismo. Sin embargo, solo presentó la denuncia tras haber recibido una información de un jugador del equipo aragonés en su despacho profesional, donde el futbolista había acudido para solicitar sus servicios como letrado.

El abogado del club maño recalcó que Tebas se acogió al secreto profesional "pues se lo había comentado como abogado y en su despacho" para no revelar durante la instrucción la identidad del jugador. Éste le habría hablado de posibles irregularidades en las nóminas de los jugadores zaragocistas para esconder unos pagos que habrían sido posteriormente destinados a los jugadores del Levante, con el fin de asegurarse el triunfo que permitió la permanencia del conjunto aragonés.

"No se puede 'excepcionar' el secreto profesional. ¿Cómo es posible que este juicio se esté celebrando?", se preguntó el letrado, quien recordó que el posible consentimiento del cliente de Tebas para revelar esa información "no exime del secreto profesional".

"Tenía clara obligación de guardar silencio. No consta que el denunciante le permitiera utilizarla, pero aunque lo hubiera hecho, no podría ni con la autorización y aunque dejara de ser su abogado, el deber de sigilo permanece", recalcó. Además, calificó de "gravísima" la actuación de Tebas, tanto por la ruptura del secreto como por una posible vulneración del derecho a la intimidad.

El abogado de Gabi Fernández y de Ángel Lafita insistió en que "el secreto profesional no tiene por objeto sólo la identidad del cliente, sino también de los hechos". "Tebas no puede decidir. La dispensa o no del deber de secreto no le corresponde al abogado. Solo cuando es dispensado por su cliente y en su beneficio lo puede revelar", señaló justo antes de apuntar que "si no ha acreditado la dispensa, es que no la tiene".

Además, el letrado avisó de que "si el cliente (que le dio la información) está en el banquillo, la revelación sería un delito". "Se ha iniciado un proceso con una fuente ilícita. La información es ilícita, porque se ha proporcionado con vulneración flagrante de un derecho fundamental", afirmó. Tanto el abogado de Ander Herrera como el de otros acusados reclamaron "que se resuelva de manera previa porque la actuación de Tebas es el atentado más grave contra la profesión y afecta a lo más íntimo de la relación abogado-cliente".

Los abogados de los directivos del Zaragoza pidieron la prescripción del posible delito de falsedad documental

En esas mismas cuestiones previas, la Fiscalía ha pedido la "ampliación de la pericial" sobre los movimientos económicos de los jugadores del Levante tras aquel encuentro. Mientras, la Liga ha solicitado la incorporación de varios informes, uno sobre cuestiones estadísticas del partido y otros de algunos certificados, entre ellos uno sobre la relevancia económica de cada encuentro según los derechos televisivos.

Por parte del Zaragoza, se pidió también incorporar un informe sobre las nóminas de esos meses, con las que espera justificar el pago que realizó a algunos de sus jugadores, y un informe con algunas declaraciones de Javier Tebas. Los abogados de los directivos del Zaragoza pidieron, en cualquier, caso la prescripción del posible delito de falsedad documental que se les atribuye a los tres por una posible falsificación de las nóminas de los jugadores.

Con ellas se habría intentado justificar el pago por parte del club maño de un dinero que, según la Fiscalía y las acusaciones particulares, habrían acabado en los jugadores del Levante para asegurase el triunfo en el partido en cuestión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0