Especial Cumbre del Clima

Los hoteleros madrileños esperan una ocupación superior al 70% durante la Cumbre del Clima

  • Especial Cumbre del Clima
  • La capital española cuenta con más de 90.000 plazas hoteleras, según la AEHM

La Cumbre del Clima (COP 25) es un trabajo a contrarreloj para Madrid. Este tipo de acontecimiento tarda en prepararse dos años y la capital española lo está haciendo en un mes. La ciudad aborda el reto de acoger a cerca de 25.000 personas. Garantizar el alojamiento para los visitantes parece una tarea sencilla para una ciudad que dispone de más de 90.000 plazas hoteleras, según las cifras de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), sin embargo, coincide el Puente de la Constitución (entre el 6 y 8 de diciembre), una fecha de gran afluencia de visitantes para la capital.

Los hoteleros madrileños esperan una ocupación media superior al 70% durante la celebración de la COP25, según la encuesta realizada por la AEHM. A lo largo de estos días se registrarán puntos más álgidos en la ocupación que podrán alcanzar el el 90% tanto el viernes 6 como el sábado 7 de diciembre. De esto modo, tal y como apunta la secretaria general de la AEHM, Mar de Miguel, la planta hotelera madrileña todavía tiene capacidad para acoger a los participantes a la COP25 que vayan llegando durante los últimos días, así como a los turistas nacionales.

"Madrid es una ciudad preparadísima para acoger la Cumbre del Clima, ya que tiene una amplia y diversa oferta de alojamientos, elevados niveles de seguridad, una excelente red de transporte y, también, espacios para la celebración de todo tipo de encuentros profesionales", apuntan desde la AEHM. Para evitar problemas en las reservas y el alojamiento, El Ministerio para la Transición Ecológica, encargado de coordinar la organización, bloqueó hasta el 15 de noviembre 5.000 habitaciones en múltiples categorías, a través de la central de reservas que fue adjudicada al Grupo Barceló, y después de dicha fecha las solicitudes fueron atendidas según disponibilidad.

Con más de 4.000 habitaciones en el destino, actualmente la ocupación que registra Meliá es de casi el 60 por ciento para todo el periodo de la cumbre, con incidencia de los días 6 y 7 por la confluencia con el puente de diciembre, para el que ya superan el 70% de ocupación. Sin embargo, desde el grupo hotelero esperan "incrementar en torno a un 75% durante los días en los que se celebrará la Cumbre y llegar al 90% los días 6 y 7 de diciembre".

Desde Hotel Indigo Madrid Gran Vía, para dicho periodo se espera el mismo porcentaje de ocupación, un 75%. "El nivel de reservas es ligeramente superior, pero no hemos recibido el volumen esperado según las predicciones del mercado", apuntan. En cuanto a los precios para la fecha, ante la previsión de mercado, "se realizó una subida al alza de las tarifas como estrategia proteccionista. Ante una demanda más baja de la esperada, las tarifas han disminuido adaptándose a la demanda real", concluyen.

Desde Meliá respecto a los precios explican que, al coincidir las fechas con el puente, para el que tradicionalmente la ciudad registra alta ocupación, "hemos mantenido una política de precios acorde al mercado".

Por su parte, desde NH, "hemos dado la máxima disponibilidad de plazas para que la cumbre se pudiese desarrollar en Madrid. Hemos optado por seguir la estrategia que habitualmente aplicamos en eventos puntuales tipo congresos que se desarrollan en el año, ofreciendo un precio razonable y competitivo que pueda beneficiar a la imagen de Madrid para contribuir al éxito de la cumbre". "En cuanto a ocupación", explican, "se ha detectado que la demanda que está habiendo, está más encaminada al eje Castellana e Ifema y en cambio la clientela que viene para el puente viene al centro".

¿Más allá de la capital?

Tras el conocimiento de la noticia, y debido a la premura para su organización, se realizaron bloqueos en ciudades cercanas a la capital, como es el caso de Segovia. Enrique Cañada, responsable del sector hotelero de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), señala que "tuvimos un bloqueo bastante potente en la ciudad pero al final no se llevó a cabo, cuando venció el plazo no se hicieron las reservas en firme", haciendo referencia a sus establecimientos, "se hicieron bloqueos por si se necesitaban plazas fuera de Madrid pero yo creo que lo han cubierto con la capacidad de alojamiento de la capital". A día de hoy, para el periodo de la Cumbre "estamos en torno al 20-25% de ocupación, sin tener en cuenta las fechas del puente", indica Cañada, quien estima que "igual llegue a un 40%, pero el impacto no va a ser como se pensaba, ya que se trata de cifras que están más o menos a la par con otros años".

Anfitriona de grandes eventos

No es la primera vez que Madrid alberga un evento de tal magnitud. Muestra de ello, tal y como indican desde la AEHM, es que este año la capital ha sido capaz de dar respuesta a las necesidades de las más de 251.000 personas que acudieron a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), ha contado con infraestructura suficiente para la celebración de varias ferias y congresos con gran volumen de asistentes y ha sido sede de la final de la Champions League. Además, no es la primera vez que acoge un evento de rápida reacción como ya demostró con la final de la Copa de Libertadores y que permitió a los hoteles madrileños rozar el lleno.

Respecto a la COP25, desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid apuntan que "cualquier evento de este nivel siempre es un buen escaparate de Madrid y para visibilizar la capacidad que tiene a la hora de albergar grandes congresos internacionales y, además, con poco margen de tiempo. De hecho, es una noticia muy positiva para el sector, porque el turismo MICE es estratégico para nosotros al atraer un viajero de calidad y contribuir a la desestacionalización. Madrid cumple con las condiciones para liderar el turismo de congresos en Europa".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Javier
A Favor
En Contra

Pues no lo entiendo ya que los defensores del medio ambiente deberían alojarse en barracones sin luz ni agua. Pero me da que para estos su defensa del medio ambiente es un simple negocio...

Puntuación 0
#1