Construcción Inmobiliario

Los promotores alertan del alza de los precios en Madrid por la falta de suelo

  • La Comunidad pide a Carmena que apruebe el desarrollo del sureste

Los promotores no cesan en sus advertencias sobre el problema al que se enfrenta el sector residencial en Madrid: la falta de suelo finalista. El bloqueo urbanístico del Ayuntamiento a importantes desarrollos, como el de los barrios del Sureste, donde se proyectan unas 100.000 viviendas, está provocando un calentamiento de los precios del suelo en la Comunidad Madrileña.

"En Valdebebas, donde todavía queda suelo, hace 24 meses se pagaba a 800 euros por metro cuadrado edificable y ahora mismo es difícil encontrar algo por 1.600 euros. Esto supone que el precio de las viviendas para el usuario final ha pasado de los 2.300 euros por metro cuadrado a 3.100 euros", explicaba ayer Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores. El directivo alertaba, además, de que se "están cerrando algunas operaciones, no por el precio de hoy, sino con precios de mañana".

Con la especulación a la vuelta de la esquina en los mercados más calientes, el sector denuncia que esta situación no es sostenible en Madrid, donde el suelo finalista se agota. "Actualmente hay capacidad para menos de 36.000 viviendas y la demanda estimada es de 15.000 viviendas al año en Madrid", explicó Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima, la patronal del sector en Madrid.

El directivo, también presidente de Vía Célere, aseguró que los grandes fondos que están entrando en el residencial español a través de las promotoras cotizadas no están dispuestos a exponer su capital en empresas que trabajan con suelo no finalista en nuestro país, ya que son conocedores de nuestra situación urbanística. Ante esta tesitura, el directivo planteó la pregunta clave: "¿qué empresa promotora que se precie puede solo suministrarse de suelo finalista y no tener suelo en gestión para poder sobrevivir?".

"Contra la seguridad jurídica"

Gómez-Pintado denunció que en Madrid se ha "perdido un ciclo económico para poner en marcha actividad económica y empleo, un periodo en el que además se podría haber hecho algo para solucionar el acceso de los jóvenes a la vivienda". Así, destacó que "dejar en manos de la ideología el desarrollo urbano de una ciudad va en contra de la seguridad jurídica".

En este sentido, Pedro Rollán, consejero de Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, aseguró que se "está experimentando un incremento de la demanda que va totalmente descompensada con la generación del suelo en Madrid", y la inacción por parte de las administraciones "genera una incertidumbre que puede derivar en conflictos jurídicos."

En referencia al bloqueo de los desarrollos del sureste, Rollán advirtió que "si se paran 100.000 viviendas, la inflación de precios hará imposible la adquisición de vivienda en Madrid, que puede tener un serio problema en el horizonte de 2023" y defendió que "si existe un plan general parece oportuno y razonable que se cumpla y se defienda".

Por su parte, Luis Roca, presidente de la Junta de Compensación de Valdecarros, uno de los ámbitos afectados, destacó que tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento son propietarios de una parte importante del suelo en la zona sur, por lo que su bloqueo afectará especialmente a los planes de vivienda social.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0