Construcción Inmobiliario

La gallega Copasa crece en EEUU con su mayor obra

  • La constructora gana un proyecto de carreteras en Texas por 68 millones de euros
José Luis Suárez preside Copasa.

Copasa redobla su apuesta por Estados Unidos. La constructora gallega se ha adjudicado su mayor proyecto en el país y su objetivo es convertirlo en su segundo mercado a nivel global, sólo por detrás de España, con una apuesta decidida en el ámbito de la construcción y las concesiones.

La firma, a través de su filial Copasa Inc., se ha adjudicado la reconstrucción de un tramo de autovía de 3,1 kilómetros en la ciudad de Austin, en Texas. El proyecto está valorado en 72,2 millones de dólares (unos 68,3 millones de euros).

Se trata del sexto contrato que logra Copasa en Estados Unidos, todos para el Departamento de Transportes de Texas

Las obras, adjudicadas por el Departamento de Transportes de Texas, comprenden la reconstrucción de un tramo del State Loop 360 eliminando las intersecciones a nivel con las calles Cedar y Westlake Dr. Para ello se prevé deprimir la vía principal con una excavación de 361.695 metros cúbicos y la construcción de 23.400 metros cuadrados de muro prefabricado. Las intersecciones se resolverán con dos puentes de 40 metros de longitud.

Con una duración prevista de 36 meses, se espera mejorar la conectividad de la zona de Westlake (Austin), reduciendo el tiempo de acceso a la vía principal. Además, se eliminarán los cruces con semáforos en la autovía, mejorando así la seguridad vial.

Se trata del sexto contrato que logra Copasa en Estados Unidos, todos para el Departamento de Transportes de Texas. La compañía que preside José Luis Suárez desembarcó en el país hace tres años en los que ha sumado proyectos valorados en cerca de 200 millones de dólares (190 millones de euros).

Copasa tiene el foco en Texas, el estado más pujante en términos económicos del país y en el ciudades como Dallas, Houston y Austin están experimentando un crecimiento continuado de la población. No en vano, en los últimos dos años se está produciendo un trasvase significativo de empresas y profesionales desde California a Texas, por proporcionar este estado mejores condiciones fiscales. Así, algunas de las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos han trasladado su sede desde California a Texas o han decidido invertir en nuevas plantas y fábricas en este estado. Este fenómeno está impulsando nuevas inversiones del Departamento de Transportes de Texas para garantizar unas buenas condiciones de movilidad por carretera, evitando que el crecimiento de población y actividad económica incremente los tiempos de viaje por la saturación de sus actuales infraestructuras.

Ave de California

Además de Texas, Copasa también tiene interés en California, donde es finalista en consorcio con Acciona para desarrollar la línea de alta velocidad, en un proyecto valorado en más de 1.500 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.