Cataluña

Freixenet ampliará su bodega con 30 millones hasta 2024

  • Sumará 35 millones de botellas anuales, la mitad hasta ahora externalizadas, y una nueva línea de degüelle
  • En 2022 prevé duplicar las ventas de vino en España
Sede de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona). EE

Freixenet invertirá unos 30 millones de euros entre 2022 y 2024 en la ampliación de su bodega en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) para aumentar la producción en unos 35 millones de botellas anuales.

La mitad de esta cifra permitirá internalizar "tres o cuatro" almacenes climatizados externos, y la otra mitad será nueva capacidad, explicó este miércoles el consejero delegado de la firma, Pedro Ferrer, en la rueda de prensa de presentación de su tradicional campaña publicitaria navideña, que debutó este mismo miércoles en las redes sociales y este jueves en los medios de comunicación tradicionales.

Las cavas de Sant Sadurní también sumarán una nueva línea de degüelle para 15.000 botellas cada hora, y toda la ampliación permitirá mejorar la eficiencia y la sostenibilidad ambiental, mientras que no se espera un aumento significativo de plantilla.

Ferrer destacó que se trata de la mayor actuación en la bodega desde principios de los años 2000, y que responde a la necesidad de más espacio para el que es el mayor exportador de vino espumoso de España y el mayor productor mundial de cava, que este año prevé superar su récord con más de 100 millones de botellas vendidas. La marca prevé lograr este hito durante este puente, y acabar 2021 con unos 105 millones de botellas comercializadas, un 10% más que en 2020, cuando también creció un 5% pese a la pandemia.

La compañía no ofrece cifras de negocio, pero Ferrer señaló que crecen más en valor que en volumen, ya que cada vez producen menos marcas blancas y más productos con valor añadido, con un precio medio por botella de cinco euros.

En el segmento premium, el también consejero delegado Andreas Brokemper apuntó la voluntad de potenciar las marcas de Freixenet Segura Viudas y Gloria Ferrer, ambas muy potentes en norteamérica. Brokemper, que intervino por videoconferencia en una decisión de última hora por la pandemia, se mostró optimista respecto a 2021 porque los números hasta septiembre han sido "muy buenos", si bien están a la espera del resultado de diciembre porque es decisivo, ya que la Navidad representa un 30% de las ventas del año.

Subida de precios

Respecto a las perspectivas para 2022, tanto Ferrer como Brokemper se mostraron a la expectativa de la evolución de la pandemia y de la inflación.

En este sentido, Ferrer indicó que todas las empresas deben velar por sus ingresos, y Brokemper reconoció que contemplan subir los precios de sus productos en 2022 si persisten los aumentos de costes de materias primas, logística y energía.

Freixenet también prevé lanzar nuevos productos el próximo año, por ejemplo, para atender a la demanda creciente del segmento sin alcohol.

Vino

Tras el éxito de los vinos Freixenet en España, lanzados la pasada primavera y que han agotado las 150.000 botellas producidas como tirada inicial, la marca prevé duplicar la producción y las ventas en 2022, llegando a las 300.000 botellas.

Freixenet calcula que acabará el año con 30 millones de botellas de vino vendidas en todo el mundo, y que llegará a 32 millones en 2022. Ante este auge, el anuncio navideño incorpora por primera vez los vinos, además del cava Carta Nevada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin