Cataluña

El Govern pacta con la CUP dos nuevos impuestos ambientales

  • Gravan las emisiones portuarias y la industria con más emisiones
  • Forman parte de las negociaciones para sacar adelante los Presupuestos catalanes
  • El Ejecutivo de Pere Aragonès también concede invertir 1.000 millones en vivienda
Pere Aragonès. Foto: Luis Moreno

El Govern ha pactado con la CUP la creación de dos nuevos impuestos ambientales con el objetivo de lograr el apoyo de los anticapitalistas para sacar adelante los Presupuestos de la Generalitat para 2022, que el lunes se enfrentan al primer trámite parlamentario con enmiendas a la totalidad presentadas por todos los grupos excepto los dos partidos del Ejecutivo (ERC y Junts).

Según TV3, estos dos nuevos tributos gravan las emisiones portuarias y la industria con más emisiones contaminantes, y si finalmente se aplican, supondrán una marcha atrás en la intención del consejero de Economía, Jaume Giró, de no subir impuestos el próximo año.

Se trata de dos tributos que estaban previstos en la Ley catalana del cambio climático pero todavía no se han desarrollado, y son la única concesión a la que estaba dispuesto Giró en materia de alza fiscal, han indicado a elEconomista fuentes de las negociaciones.

De momento se mantiene el proyecto de ocio y juego de Hard Rock en la costa de Tarragona, aunque con el compromiso de que no suponga gasto público.

El Govern también ofrece a la CUP cumplir su reclamación de alcanzar los 1.000 millones de inversión pública en vivienda en 2022, frente a los 749 millones presupuestados de momento -410 más que en las últimas Cuentas catalanas, de 2020-.

Lo prevé conseguir realizando modificaciones presupuestarias en la ejecución de los Presupuestos de 2022 y en función de los ingresos. Sin embargo, desde la CUP lo ven insuficiente porque consideran que el incremento presupuestario no se destinará al parque público.

También en materia de vivienda, los anticapitalistas reclaman la retirada de enmiendas de Junts a la nueva ley antidesahucios, algo que esta formación rechaza y que también supone un escollo en las conversaciones sobre las cuentas, según Europa Press.

En cualquier caso, la CUP ha convocado este sábado una reunión extraordinaria de su Coordinadora Oberta Parlamentaria (COP) para decidir qué hacer con las negociaciones, en un encuentro en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) que reunirá a sus asambleas territoriales y a las organizaciones que apoyan a la formación.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

pep
A Favor
En Contra

Pueblo catalán, España ... ¿os sigue robando?, ¿seguro que es España?

Por cierto, si algún día se hacen independientes, ¿le van a pagar 14000 euros al mes a los políticos "botifler" que están en Madrid?

Puntuación 21
#1
Españoles Cristianos por la Democracia (ECxD)
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo con los impuestos ambientales. Además del impuesto del CO2 para los coches, habría que inventarse más impuestos para los coches (valga la redundancia).

Yo siempre he ido en bicicleta y en patinete. Siempre. He sufrido infinidad de accidentes. Me he roto, varias veces, todos los huesos de mi cuerpo. Los médicos jamás me han curado. Siempre ha sido Dios quien me ha curado, mediante sus maravillosos milagros. Y no es coña.

A los 9 años de edad, hace muchísimas décadas, me caí de la bicicleta, en plena montaña (Puigmal). Y, además de la larga cicatriz, que todavía tengo (desde la cintura hasta el tobillo derecho), por el impacto contra el suelo de tierra, fui resbalando hasta parar a un precipicio lleno de zarzas (espinosas, claro). Las zarzas me salvaron la vida. Me sirvió de colchoneta, para evitar caer al vacío.

La cicatriz cuesta más de borrar. Dios hace todo lo que puede.

¡Bendiciones para todos!

Puntuación -16
#2
Benalmadena
A Favor
En Contra

TOCATE LOS COJ0NES. OS LA TRADUSCO:

Dos S U B N OR M A L E S (con mayuscula) se pelean y acuerdan que un 3ero pague las g i lip0lleces que se les han ocurrido.

Que bonita es la politica me cag0 en dios directamente. Al final se ponen de acuerdo para ver A QUIEN LE ROBAN... para eso si se ponen de acuerdo, para repartirse el dinero de los de mas.

Despues diran que representan al pueblo por que el pueblo lo que quiere todos los dias y cuanto mas posible son impuestos no te j0de.

Puntuación 18
#3
miguel
A Favor
En Contra

Son impuestos discriminatorios, ilegales e inconstitucionales y se permiten.

Puntuación 6
#4
Butifarra
A Favor
En Contra

Esto pasa por votar, si no se votase a ninguno verlas como se les acaba a todos el chiringuito que tienen montado, que ganan un pastizal para lo que hacen, sin responsabilidad sobre cómo lo gastan y encima no es de ellos el dinero, es de los ciudadanos. Eso si con el voto, se les da ese poder de hacer lo que les sale de la butifarra , a costa de ideales y de historias para no dormir y tener entretenida a la gente con independencia y cantos de sirena. Recordad que el que pague es el de siempre y ellos a cobrar, a enchufar a sus afines y estómagos agradecidos.

Puntuación 1
#5