Cataluña

Seat pacta con los sindicatos un ERTE hasta el 30 de junio

Fábrica de Seat en Martorell. EE

La dirección de Seat y los sindicatos han acordado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) planteado el lunes y que dejará en casa durante 5 meses a unos 550 trabajadores y que puede afectar en días sueltos hasta un máximo de unos 11.000.

La causa es la restricción a nivel mundial del suministro de semiconductores, necesarios para los chips que se instalan en los vehículos, y que por la pandemia se destinaron a otros fines más perentorios, mientras la industria automovilística funcionaba a medio gas.

El Erte, con vigencia desde el próximo lunes 18 de enero y hasta el 30 de junio, afectará a los centros de trabajo de Seat de Martorell, Zona Franca y Componentes, y prevé dos medidas: en primer lugar, la afectación de un máximo de hasta 550 personas por día y, en segundo lugar, el cierre de 20 días de los centros de Martorell y Zona Franca, y de 30 días el de Componentes.

Plan social

En el marco del acuerdo, se ha pactado un plan social que excluye del Erte a las personas de más de 55 años y las que no tengan derecho a la prestación de desempleo, que son los profesionales con menos de un año de antigüedad.

Además, garantiza el cobro íntegro de las 4 pagas extras y el disfrute íntegro de las vacaciones.El plan también ofrece un complemento de la prestación de desempleo para las personas afectadas que puede llegar hasta el 90% del salario neto, y que puede llegar al 100% en caso de hacer la formación en línea que se ofrece.

Seat, que espera recuperar en la segunda mitad del año el volumen de vehículos no producido ahora, confía en poder dejar de aplicar el Erte antes de finales de junio, en cuanto la situación de los suministros mejore.

Este mes de enero la evolución de órdenes de producción es positiva y supera los datos de hace un año, antes del inicio de la pandemia, según la compañía.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.