Cataluña

La mesa en Navidades, con menús más tradicionales y moderada en el precio

  • El covid trunca el alza de ventas de 2019, con una demanda lastrada por el cierre de la restauración
  • Los mayoristas de Mercabarna aseguran el suministro de todos los productos a la cadena detallista
Instalaciones de Mercabarna. EE
Barcelona

Un surtido de productos frescos tradicionales y de proximidad vestirán las mesas de los hogares catalanes estas Navidades. La moderación en el precio de frutas, hortalizas, pescado y aves marcará los menús en las comidas que el covid obliga a celebrar en casa en grupos reducidos.

Los mayoristas de alimentos frescos de Mercabarna prevén una campaña de Navidad de precios marcados, en general, por la moderación, a excepción de los repuntes de última hora o que motivos climatológicos reduzcan la oferta de algún producto.

Assocome, la Asociación de Empresas de Mercabarna -un mercado central que alberga a 700 productores y distribuidores- pone de relieve la labor realizada desde el inicio de la pandemia para garantizar el suministro seguro y eficiente al canal de distribución alimentaria, asegurando la llegada de productos a toda la cadena detallista.

En general, desde noviembre pasado, los precios de venta del mercado mayorista se han estabilizado o han descendido, en un año en el que la demanda ha sido menor para el conjunto de los operadores de Mercabarna. El año se cerrará con la comercialización de 96.000 toneladas de producto, cuando en 2019 se habían sobrepasado levemente las 100.000 toneladas.

Las afectaciones en el canal Horeca por las restricciones de movilidad y contacto social por el Covid-19 han sido la causa principal de la caída de las ventas. Principalmente para el gremio de mayoristas de pescado. El presidente del gremio Àngel Máñez, explica que "ha sido un año difícil para el sector mayorista del pescado y marisco", aunque esperan un repunte, tanto para producto fresco como congelado, para estas Navidades por la compra del consumidor doméstico. 

No obstante, el volumen de ventas de pescado y marisco se reducirá un 30% con la distribución de unas 5.000 toneladas de producto en estas semanas de diciembre, en las que en 2019 se batió el nivel más alto de los últimos seis años con la comercialización de casi 7.000 toneladas de pescado. Máñez concreta que el producto distribuido este mes de diciembre será en un 75% pescado y marisco fresco, con unos precios moderados que ya se ha apreciado desde la primera semana del mes. En concreto, la Dorada salvaje ha caído un 22%, situándose a niveles de 2016; el salmón un 29,5%, por debajo de 2014, y la merluza nacional se reduce un 6,7% con precios de 2018. En el caso del marisco fresco, el coste dependerá de las capturas que se hagan los últimos días.

En el segmento de frutas y hortalizas se estima que este mes las ventas alcanzarán las 90.000 toneladas, a precios estabilizados después de una progresión al alza del 2,2% durante el conjunto del año. La uva y la piña siguen siendo los productos estrella, con una demanda que se decanta por lo tradicional y de proximidad y deja un poco de lado los productos exóticos o gourmet. El vicepresidente del gremio de mayoristas de frutas y hortalizas de Mercabarna, Pere Prats, explica que se ha detectado un cambio de consumo hacia lo más tradicional, aunque con algunas excepciones, porque "la restauración siempre marca tendencias en el consumidor a la hora de trasladarlas a sus menús".

Esta tradición se ha notado en las ventas de aves, con una mayor demanda en las de crianzas al aire libre, de manera que "el consumo de los hogares catalanes y las tiendas tradicionales absorberá el descenso de la venta a la restauración", según Josep Capdevila, experto del sector en Assocome.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin