Cataluña

El precio de la vivienda caerá un 16% y el alquiler un 18% en dos años, según el informe Forcadell

  • Los precios de venta de las viviendas residenciales no se recuperarán hasta 2022
  • La logística arrebata a los locales comerciales el papel de valor refugio
Bloque de viviendas. DANIEL G. MATA
Barcelonaicon-related

El precio de la vivienda en España caerá de media un 16% y el del alquiler un 18% en dos años, a consecuencia de la crisis económica del coronavirus, según el último informe del sector de la consultora Forcadell.

El estudio determina que en urbes como Madrid y Barcelona los descensos para la vivienda residencial estarán por debajo de la media estatal, con rebajas del 13% y 12%, respectivamente, entre enero de 2020 y diciembre de 2021. En el caso de Barcelona, la demanda se prevé que disminuya un 8% este año y un 14% acumulado en los dos ejercicios.

El director del informe, el economista Gonzalo Bernardos, pese a la incertidumbre económica existente en la actualidad, ha expuesto que los precios de venta de las viviendas residenciales no se recuperarán hasta 2022, en caso de que a mediados del próximo año la crisis sanitaria esté controlada.

En el medio plazo, Bernardos ha insistido en que las ciudades con más peso del turismo y, por lo tanto, de la restauración, los descensos estarán por encima de la media y ha citado Palma de Mallorca y Tenerife, con rebajas de hasta un 20%, a las que se sumarán localidades como Valencia, Alicante o Málaga, siempre por encima del 16% estatal. Tendrán una evolución menos desfavorable Huesca, Mérida, Soria o Logroño.

Con la reducción de la demanda, en el ejercicio actual, las transacciones bajarán un 27%, no obstante, Bernardos apunta a un aumento del 15% en 2021, en especial en el segundo semestre del año.

Respecto al mercado del alquiler, el informe constata que entre enero de 2020 y diciembre de 2021, el precio de las nuevas rentas, pero no el de las renovaciones, caerá un 18%. En Barcelona y Madrid, lo hará por encima de la media nacional. Los dos principales motivos son dos: la conversión de viviendas turísticas y de arrendamiento de temporada en alquiler convencional y la búsqueda de los inquilinos de pisos más baratos debido a la disminución de sus ingresos, según Bernardos.

Los distritos con peor comportamiento en las dos grandes capitales serán los del centro de la ciudad y los considerados de alto standing. En la capital catalana los que más bajarán serán Ciutat Vella y Eixample y en Madrid Centro, Chamberi y Salamanca.

El principal motivo será la elevada disminución de ingresos de numerosos pequeños empresarios, profesionales liberales y trabajadores cualificados que residían de alquiler en las anteriores zonas. Una bajada que no tienen visos de revertir en el corto plazo y les obliga a trasladarse a un barrio menos glamuroso.

Cita el informe que, en aquellas ciudades donde hay establecida más presencia de dependencias de las administraciones públicas y de sectores como el agroalimentario, la caída del precio del alquiler será inferior al promedio del 18% por cuanto sus respectivas poblaciones se han visto menos afectadas por la aplicación de los ERTO y el cierre de actividades económicas también ha sido menor.

Área comercial

El Informe del Mercado Inmobiliario, Actualidad y Perspectivas 2020, elaborado por la consultora inmobiliaria Forcadell y la Universidad de Barcelona, también aborda el segmento de las actividades comerciales y logísticas. Respecto a las primeras, las prespectivas para este año y el próximo son "nefastas", porque el impacto de la crisis Covid llevará al cierre de uno de cada tres comercios, según ha destacado Antonio López, socio y director del Área de Inmobiliaria de Empresa de Forcadell.

El porcentaje de locales vacíos puede acercarse al 20% en el primer trimestre de 2021, siendo significativamente superior en el centro de las ciudades de Barcelona y Madrid que en las principales áreas comerciales de sus barrios debido a la desaparición del turismo. En los próximos seis meses, la mayoría de los locales vacíos serán imposibles de alquilar por la inexistencia de la demanda.

El estudio determina que el segmento que sí se recuperará será el de las naves logísticas por un incremento ostensible de la demanda -impulsada por la pujanza de la mejora del e-commerce en todos los sectores- y por una escasez de oferta en especial en los entornos de las grandes urbes. En los alrededores de Barcelona y Madrid harán que la bajada del precio del alquiler sea escasa y en la mayoría de los casos se sitúe entre un 5% y 10%.

La logística será, pues, según Bernardos, un activo refugio, perdiendo tal condición los locales comerciales situados en el centro de la ciudad. El motivo es la elevada dependencia del turismo que tienen los negocios de los arrendatarios.

Crisis estructural en oficinas

Mención a parte requiere el sector de las oficinas que "está inmersa en una crisis estructural por dos razones: la irrupción del teletrabajo y la aparición de una demanda que exige flexibilidad en metros cuadrados, que quiere alquiler por días o horas y que no quiere asumir la gestión del espacio", ha explicado el economista y ha argumentado que por estos motivos la demanda puede redirigirse al segmento del coworking, aunque siempre que esté bien ubicado y ofrezca rentas atractivas. "Porque ya vemos que muchos coworking está al 50% de su ocupación", en Barcelona, por ejemplo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud