Cataluña

La pandemia desploma un 47% los ingresos de Cirsa y eleva sus pérdidas en el primer semestre

  • La multinacional del juego registra números rojos por 194 millones de euros
  • El beneficio operativo alcanzó los 37,4 millones de euros hasta junio, una caída del 82,58%
Casino de Cirsa en Valencia. eE
Barcelona

La multinacional de juego y ocio Cirsa ha tenido un impacto "grave" en sus resultados semestrales con una caída de los ingresos del 47% y unas pérdidas de 194 millones de euros.

La firma evidencia, en un comunicado, que la causa de estas cifras corresponde a las medidas establecidas para luchar contra el Covid-19 en los nueve países en que desarrolla sus negocios y que han supuesto cierre total y gradual desde mediados de marzo de los negocios de máquinas en bares y de las salas de juego. Y concreta que Sportium online, el negocio de las apuestas deportivas, fue el único que se mantuvo operativo.

De ahí que el resultado acumulado en los seis primeros meses 2020 fue de un beneficio operativo de 37,4 millones de euros y unos ingresos de explotación de 398,1 millones de euros, frente a los 761,8 millones del mismo período de 2019.

Cirsa concreta que el impacto más dura se ha producido en el segundo trimestre del año. De abril a junio, registró unas pérdidas operativas de 51,4 millones de euros y los ingresos de explotación se situaron en 42,3 millones de euros.

Para hacer frente a esta difícil situación, Cirsa recuerda que ya desde finales del primer trimestre se apresuró a velar por la liquidez y la solvencia de la compañía, y que en el segundo trimestre firmó dos líneas de crédito de 55 y 20 millones de euros, respectivamente, para aumentar y garantizar la liquidez del grupo, que al cierre de junio se situó en 339,5 millones de euros.

En paralelo, la compañía ha puesto en marcha medidas para reducir los gastos, como el ERTE aplicado en España e iniciativas laborales similares en otros países.

Asimismo, Cirsa ha negociado una suspensión parcial o total de las tasas del juego en España y ha renegociado contratos de alquiler, entre otras medidas, todo ello para lograr que sus costes fijos operativos mensuales pasaran de 62 millones de euros a 25 millones en los meses de abril y mayo.

El grupo, controlado por Blackstone, prevé que el negocio se recupere después de que algunos países vayan progresivamente recuperando todas las actividades, incluidas las de juego y ocio. Solo a partir de mediados de junio, los bares y las salas en España y el negocio en Italia iniciaron paulatinamente su actividad bajo fuertes restricciones horarias y de aforo, así como con otras limitaciones en servicios como la gastronomía.

Adicionalmente a la reapertura mencionada en España e Italia en el mes de junio, y siguiendo las directrices de las autoridades competentes, la compañía pudo reabrir a lo largo del mes de agosto las operaciones en República Dominicana y parcialmente en México y Colombia, con fuertes limitaciones horarias, de aforo y de servicios adicionales en sala.

Se espera que a lo largo de septiembre y octubre se puedan restablecer todas las operaciones en el resto de mercados latinoamericanos aunque, en una primera fase, se verán afectadas de forma significativa por las restricciones dictaminadas por las diversas autoridades estatales, regionales y municipales, según el citado comunicado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.