Cataluña

Fluidra vuelve a beneficios y gana 1,6 millones hasta marzo

  • La compañía aumentó sus ventas respecto al mismo periodo de 2019 en un 0,9% hasta 315,8 millones de euros
El presidente de Fluidra, Eloi Planas. NACHO MARTÍN
Barcelona

El grupo de equipamiento de piscinas y wellness Fluidra ha cerrado el primer trimestre de este año en positivo con un beneficio neto de 1,6 millones de euros frente a las pérdidas de 2,6 millones en el mismo periodo de 2019.

La compañía, que cotiza en la bolsa española, ha experimentado crecimientos en las principales magnitudes de negocio con un incremento del EBITDA del 2,9% hasta alcanzar los 51,4 millones de euros y un aumento del 0,9% en ventas hasta 315,8 millones de euros. Destaca la fuerte capacidad de generación de caja que ha permitido reducir la deuda financiera neta de la compañía en un 6,2%, hasta 804 millones de euros, pese a las significativas inversiones realizadas en M&A.

Estos resultados se centraron básicamente en los dos primeros meses del año, puesto que el negocio de Fluidra no ha sido ajeno al impacto económico del covid-19, en el pasado marzo y especialmente en abril.

El presidente de la firma, Eloi Planes, valora que pese al impacto que ha tenido la pandemia a nivel mundial, la estrategia de Fluidra permanece intacta. "Nuestra tesis de inversión sigue siendo la misma. Estamos convencidos de que nos encontramos en una posición fuerte para hacer frente a este entorno desafiante", añade en un comunicado.

La firma de Sabadell (Barcelona) concreta que los efectos de la pandemia variaron de unos países a otros siendo el Sur de Europa la región que sufrió el impacto más significativo. Durante la segunda mitad de marzo países como Italia, Francia y España experimentaron duras medidas de confinamiento, lo que impidió el normal desarrollo de la actividad.

La compañía está constatando una rápida recuperación en las zonas donde ya se están levantando las medidas, registrando una fuerte demanda sostenida. Además, estudios recientes sugieren que Fluidra puede experimentar una tendencia favorable relacionada con el factor de "quedarse en casa" (efecto cocooning) generado por la pandemia. Por ello, la compañía estima que la temporada de este año, aunque acortada por la situación extraordinaria, podría ser buena.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.