Cataluña

El Mobile World Congress seguirá en Barcelona en 2024 por la cancelación de 2020

  • La GSMA prorroga un año su contrato con la capital catalana
  • Las entidades locales celebran el acuerdo, que era propuesta suya
Preparativos del MWC 2020 fallido

La ciudad de Barcelona será anfitriona del Mobile World Congress (MWC) en 2024 tras la cancelación de la edición de 2020 por el miedo al Covid-19. Ello supone una prórroga de un año frente al contrato firmado hasta ahora, que vencía en 2023.

Así lo ha acordado la entidad impulsora del evento, la GSMA, con las administraciones públicas que apoyan al congreso, que se celebra en la capital catalana desde 2006. Se trata del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Fira de Barcelona y Turismo de Barcelona.

En un comunicado, el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, ha expuesto: "Al extendernos hasta 2024, estamos demostrando nuestro compromiso con nuestro ecosistema, así como con los socios de la ciudad anfitriona y nuestra relación de trabajo sólida y mutuamente beneficiosa. Nos complace informar que hemos tenido un gran apoyo y un compromiso temprano con muchos expositores para futuras ediciones".

"En estos tiempos difíciles, siempre es esencial mirar hacia el futuro. La GSMA, los socios de la ciudad anfitriona y el ecosistema del MWC Barcelona esperan con ansias las próximas ediciones del MWC, y el MWC Barcelona 2021 -del 1 al 4 de marzo- será parte del proceso de recuperación económica", ha agregado.

El MWC 2020 preveía un impacto económico en la zona de 492 millones de euros y crear 14.100 empleos temporales durante su celebración a finales de febrero, pero la GSMA lo canceló unos días antes debido a las bajas masivas de expositores por miedo al nuevo virus –entonces todavía no considerado pandemia mundial y con la mayoría de casos centrados en China-, en un evento que preveía reunir a más de 110.000 asistentes de 200 países, con un gran peso asiático.

Según pudo saber elEconomista, unos 1.000 expositores se dieron de baja en las semanas previas a la celebración del congreso –en cascada conforme se acercaba la fecha-, lo que supone un tercio de los previstos, que eran más de 3.000, y entre los que figuraban las principales compañías internacionales, sin las que los organizadores no vieron sentido a seguir adelante con el evento.

Alegría local

El teniente de alcaldía de Empresa, Trabajo, Competitividad y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha celebrado: "Esta es una magnifica noticia que envía una señal positiva de futuro y de confianza en la ciudad de Barcelona y en lo que llamamos la Marca Barcelona, para atraer actividad económica, inversiones y actividad ferial".

Por su parte, el presidente de Fira de Barcelona, ??Pau Relat ha señalado: "Este acuerdo es una gran noticia para Fira, para la ciudad y para todo el país y más en estos momentos tan complejos, que refuerza aún más el posicionamiento de Barcelona como capital mundial del móvil y el legado que esto representa".

Relat ha querido subrayar "la importancia del acuerdo alcanzado entre todas las instituciones que integran la Fundación Barcelona Mobile World Capital y la GSMA, y la voluntad de trabajar para poder celebrar una gran edición en 2021 en el recinto de Gran Vía de Fira. Asimismo pone en valor el papel de Fira como "motor económico y social que contribuya a la recuperación del tejido empresarial".

De hecho, eran las instituciones locales las que habían propuesto a la GSMA poder prorrogar un año el contrato con la Ciudad Condal tras la anulación de la edición de 2020.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin