Cataluña

La Cámara de Barcelona recorta cuatro décimas el crecimiento económico catalán

  • Lo sitúa en el 1,9% en 2019 y el 1,7% en 2020
  • La industria y la confianza empresarial descienden
Joan Canadell y Joan Ramon Rovira (Cámara de Comercio de Barcelona). EE

La Cámara de Comercio de Barcelona ha revisado cuatro décimas a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB catalán para 2019 y 2020, hasta unas tasas del 1,9% y el 1,7%, respectivamente.

El responsable de estudios de la entidad, Joan Ramon Rovira, ha explicado que la mitad de la reducción se debe a la "desaceleración mundial sincronizada", y la otra mitad a una cuestión técnica, por la revisión de las series históricas del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Ha añadido que Cataluña mantiene el diferencial de crecimiento positivo respecto al avance del PIB internacional, y se sitúa en línea con España. En este sentido, ha recordado las previsiones de Funcas para la economía española, del 1,9% en 2019 y del 1,5% en 2020.

El sector peor parado actualmente en la economía catalana es la industria, lo que Rovira liga con el decrecimiento del comercio mundial, y la confianza empresarial general retrocede en el cuarto trimestre.

Impulso del sector público

El consumo del sector público está compensando el menor dinamismo del sector privado, y para mantener la contribución de las administraciones, el presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, ha reclamado que se aprueben cuanto antes presupuestos en España y Cataluña.

Canadell ha incidido en que las previsiones macroeconómicas apuntan a una desaceleración del crecimiento, pero no a una recesión: "Pedimos que no se frene el consumo porque a priori no hay motivos de alarma".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.