Castilla y León

Mañueco obliga a la consejera de Sanidad a negociar con el PSOE la reforma sanitaria que ha agrietado el pacto de gobierno

  • Arrimadas sale en defensa del acuerdo: "No hay motivo para adelantar elecciones"
Verónica Casado, consejera de Sanidad, en una imagen de archivo
Valladolid

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha emplazado a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que negocie con el PSOE la reforma sanitaria que ha provocado el resquebrajamiento del pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos.

Mañueco ha mostrado su confianza en la participación de todos con la máxima disposición para alcanzar acuerdos en torno a los servicios públicos y, en concreto, la sanidad porque es "lo que merecen las personas".

Fernández Mañueco ha recalcado que "el refuerzo de la Sanidad es una prioridad" de su equipo de gobierno y ha mostrado su "esperanza" en poder hacerlo "con el mayor consenso posible".

En este sentido, ha apuntado que, tras la reunión con el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, ha dado instrucciones a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, "para que convoque el grupo de trabajo constituido para avanzar en la mejora de la sanidad, en el que ha mostrado su confianza en la participación de todos".

Asimismo, ha garantizado "unos servicios públicos de calidad, con la sanidad rural en los primeros puestos de España y con los consultorios, frecuencias y personal garantizados" y ha señalado que "seguirán ejecutándose mejoras como una unidad satélite de radioterapia, que continúa avanzando y es un compromiso irrenunciable".

Mientras, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha confirmado que el pacto de Gobierno entre su partido y el Partido Popular en Castilla y León sigue adelante toda vez que se sigue cumpliendo, y ha dado por hecho que el presidente castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, "cumplirá su palabra" con respecto a este acuerdo. "No hay motivo para adelantar elecciones", ha asegurado.

A preguntas de los medios tras una rueda de prensa en compañía con el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, con quien ha mantenido un encuentro de trabajo este miércoles, Arrimadas ha insistido en la "magnífica relación" que tiene con el presidente de Castilla y León, una persona "cordial, accesible" y con la que mantiene un contacto "frecuente".

El Gobierno sigue adelante y se sigue cumpliendo el acuerdo", ha enfatizado, si bien ha reconocido alguna "discrepancia en el Legislativo", en referencia a la propuesta socialista que salió adelante en el Parlamento castellanoleonés.

Con todo, ha confirmado que el Gobierno en esa región es "sólido" toda vez que salen adelante distintos acuerdos como leyes por la Transparencia y por la protección del denunciante.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.