Castilla y León

Los propietarios de Grupo Aciturri, Premio Familia Empresaria de Castilla y León

En la imagen los integrantes del jurado
Valladolid

La familia Clemente Zárate, fundadora del grupo aeronáutico Aciturri, ha sido reconocida hoy con el Premio Familia Empresaria de Castilla y León 2020 por su compromiso y apuesta a largo plazo para desarrollar en esta Comunidad un proyecto empresarial internacional de elevado componente tecnológico, creador de industria auxiliar y generador de empleo cualificado.

Así lo ha valorado el jurado de la XIX edición de este premio, que ha destacado también el espíritu emprendedor del fundador de Aciturri, Ginés Clemente, que le ha permitido transformar el proyecto empresarial que fundó en 1977 en Miranda de Ebro (Burgos), consistente en un pequeño taller de mecanizado de 20 metros cuadrados para la fabricación de componentes para el mercado agrícola, en el único suministrador aeronáutico de primer nivel de capital 100% español.

Así, la apuesta por la mejora continua y el servicio al cliente han permitido a Aciturri consolidarse como suministrador de Airbus Defence&Space, Airbus Operations, Boeing, Safran Engines, General Electric o Rolls Royce. Asimismo, la empresa ha obtenido el reconocimiento de sus clientes en sucesivos procesos de evaluación de proveedores.

Actualmente a través de Aciturri Aeronáutica y sus filiales, la compañía desarrolla su actividad en un mercado global, con instalaciones en varias ciudades de España, Portugal, Brasil y EE.UU., y entrega sus productos en distintos países europeos (Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, Holanda…), China, EE.UU., Brasil y México.

El jurado también ha resaltado la convivencia de la primera y segunda generación de la familia en la gestión de la compañía desde hace 20 años: Ginés Clemente preside el Consejo de Administración de Aciturri, mientras que su hija María Eugenia Clemente lidera el desarrollo de Alestis Aerospace, sociedad filial de Aciturri adquirida en julio de 2019. Este hecho, a juicio de jurado, ha sido una de las claves en el desarrollo del proyecto empresarial.

Además, hace hincapié en el compromiso de Aciturri con su entorno a través de la creación de empleo, el mantenimiento de las instalaciones productivas en su lugar de origen y la distribución de valor económico (338 MM€ en 2019), y también mediante su colaboración con diferentes iniciativas sociales y de fomento del emprendimiento y de vocaciones tecnológicas entre la juventud, como es el Programa 'Empresa Familiar en las aulas' impulsado por EFCL en colaboración con la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León.

El jurado también recuerda el compromiso personal de Ginés Clemente con el desarrollo empresarial a nivel local, regional y nacional, lo que le ha llevado a presidir diferentes organizaciones como la Fundación Caja de Burgos (en la actualidad) o Empresa Familiar de Castilla y León (2010-2012) y a impulsar distintas iniciativas para el desarrollo de Castilla y León, como el Centro Tecnológico de Miranda de Ebro, el primero de la Comunidad, o el Instituto Técnico Industrial, centro de Formación Profesional de referencia en Castilla y León.

El jurado de la XIX edición del Premio Familia Empresaria de Castilla y León ha estado integrado por Manuel Rubio, director territorial de Unicaja Banco en Valladolid, y por Ramón Guerrero, director de zona Castilla y León, entidades que patrocinan esta edición.

También formaron parte del mismo Carlos Martín Tobalina, viceconsejero de Economía y Competitividad; David Esteban, secretario general de CECALE; Víctor García, director del Consejo Regional de Cámaras de Comercio; José Luis Zurro, socio de Garrigues; Alberto Cagigas, director de la revista Castilla y León Económica, y Pedro Pérez, miembro de una de las familias propietarias de Industrias Maxi, galardonadas en la anterior edición.

El premio será entregado el próximo 25 de noviembre en una gala semipresencial que se celebrará en el Auditorio del Museo de la Ciencia de Valladolid con el patrocinio de Unicaja Banco y Sanitas.

El galardón

Creado por EFCL en el año 2001, el Premio Familia Empresaria de Castilla y León tiene carácter anual y fue el primero de este tipo que se instauró en el país.

Con él, la asociación reconoce la trayectoria empresarial de una familia empresaria de Castilla y León y su unidad familiar, con especial atención al origen y evolución histórica de la empresa, su internacionalización, la continuidad generacional, la existencia de normas que regulen las relaciones familia-empresa, los puestos de trabajo creados y el prestigio y reconocimiento empresarial.

En sus anteriores ediciones, el premio recayó en la familia Pascual (Calidad Pascual), la familia Llorente (Grupo Collosa), la familia Álvarez Mezquíriz, (Grupo Eulen), la familia del Valle (Hullera Vasco-Leonesa), la familia Pérez (Grupo Helios), la familia Ovejero (Laboratorios Ovejero), la familia Arias (Indal), la familia Rodríguez (Grupo MRS), la familia Villar (Grupo Villar), la familia Vega (Grupo Incosa), la familia Tejedor Lázaro (Grupo Dibaq), la familia Escudero (Bio3), la familia González Serna-Urbán (Grupo Siro), la familia Antolín (Grupo Antolín), la familia Ruiz Aragoneses (Restaurante José María), la familia Zarzuela (Zarzuela S.A.), la familia Sánchez Sánchez (Jamones Aljomar), y las familias propietarias de Industrias Maxi, galardonadas en la pasada edición.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.