Castilla y León

Indignación en el campo por la campaña del Ministerio de Consumo en la que criminaliza el azúcar

  • Garzón lanza una campaña bajo el lema el "Azúcar mata" e identifica este producto con el tabaco
  • El cultivo de la remolacha, de la que se extrae el azúcar, genera miles de empleos en Castilla y León
  • Asaja Valladolid insta a la industria y la hostelería a que hagan un "frente común" contra la iniciativa
Campa?a del Ministerio de Consumo sobre el az?car
Valladolid

La campaña del Ministerio de Consumo, que dirige Alberto Garzón, en la que se asegura que el "azúcar mata" y compara el consumo de este producto con el tabaco ha provocado la indignación del sector agrario de Castilla y León, principal productora de remolacha azucarera.

Asaja Valladolid ha rechazado este miércoles la campaña de criminalización que ha emprendido el Ministerio de Consumo contra el azúcar y por ende "contra el sector de la remolacha".

En la campaña, puesta en marcha con un presupuesto de 130.000 euros de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, dependiente del Ministerio de Consumo, se afirma "El azúcar puede romperte el corazón, literalmente" o "Tienes casi tres veces más riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular si te pasas con el azúcar añadido". Otro de los esloganes utilizados es el "Azúcar mata" a la vez que se identifica un sobre de azúcar con un cigarrillo.

Para Asaja Valladolid, demonizar un alimento como el azúcar del que dependen sectores como el remolachero, la industria, el transporte, el riego, la hostelería y miles de empleos en España, con la situación que estamos viviendo, es "irresponsable" y denota una gran falta de conocimiento y preparación.

Esta organización está a favor de la educación, el consumo responsable y fomentar los hábitos saludables, pero totalmente en contra de iniciar "guerras" contra alimentos que tomados con moderación no suponen ningún peligro para la salud. "Estamos totalmente en contra de este tipo de campañas, pagadas con el dinero de todos. Lejos de intentar buscar soluciones a problemas complejos como son enfermedades como la diabetes o la obesidad, solo buscan culpables y cabezas de turco. Eso es más fácil que ponerse a trabajar en conjunto y buscar soluciones consensuadas con expertos y científicos que incidan en el consumo responsable", denuncia Juan Ramón Alonso, presidente de Asaja Valladolid.

La campaña contra el azúcar emprendida por el Ministerio de Consumo o la intención del Gobierno de subir el IVA a las bebidas azucaradas del 10% al 21% que ha comunicado recientemente a Bruselas, son "ineficaces, lesivas para la economía de nuestro país, destruyen el empleo y no atajan de ninguna manera el problema", afirma Alonso. Para el presidente de Asaja Valladolid es un asunto más complejo que no se arregla "con dos campañas y subiendo los impuestos a costa de un culpable como es el azúcar y todos los sectores que dependen de él", añade.

Asaja Valladolid, ante esta situación, quiere hacer un llamamiento nacional a todo el sector, a las industrias, a la hostelería, a los consumidores, a la comunidad médica y al transporte, para hacer un frente común contra la criminalización del azúcar y los remolacheros.

Asaja  Valladolid  ya tiene el respaldo de la organización tanto a nivel nacional como regional y ha iniciado conversaciones con la industria para que se sumen a esta iniciativa. Todos los colectivos, organizaciones y administraciones que se quieran sumar serán bienvenidos, afirman. A todos ellos, Asaja Valladolid anima a ponerse en contacto con esta organización y organizar este frente común para trasmitir los beneficios de ese cultivo y de un consumo responsable del azúcar.

Las críticas a la campaña han llegado también desde la Consejería de Agricultura de Castilla y León, Comunidad que aglutina el 85% e la producción española de azúcar. Su titular, Jesús Julio Carnero, calificó hace unos días la campaña de Garzón  El titular de Agricultura fue especialmente crítico con la campaña del Ministerio que dirige Alberto Garzón, que calificó de "infumable" y pidió su retirada inmediata. "El consumo responsable es beneficioso para la salud, lo que no es bueno es el comunismo con su forma de actuar" y pidió su retirada inmediata y la intervención del ministro de Agricultura, que por el momento guarda silencio.

El malestar ha llegado también desde las localidades donde existen plantas transformadoras de azúcar. Así el alcade de Olmedo, donde la cooperativa Acor tiene su molturadora de remolacha, ha mostrado su "protesta, rechazo e indignación por la campaña.

"Sectario e intolerable"

«Atacar a una parte del sector alimentario es una desfachatez. Hacerlo desde una administración es improcedente. Si se hace desde un ministerio y a través de una campaña publicitaria costeada con dinero público es sectario y, sencillamente, intolerable. ¡Me pregunto si estos son los modelos de defensa del consumidor!", afirma en un comunicado el edil.

Para Olmedo y su zona de influencia, el cultivo de la remolacha constituye una actividad esencial en la economía, en el empleo y en la cohesión del territorio. Son cientos de familias las que dependen directa e indirectamente de la producción de azúcar: 4.400 socios agricultores, 500 empleados y 7.000 empleos indirectos.

También el alcalde de la localidad zamorana de Toro, donde Azucarera tiene una fábrica, ha instado al ministro de Consumo a la retirada inmediata de esta campaña y su slogan, así como al ministro de Agricultura, Luis Planas, a que apoye sin ambages al sector remolachero.

El equipo de gobierno elevará al próximo pleno del Ayuntamiento de Toro una moción para instar al Ministerio a la eliminación de esta campaña, una iniciativa que se trasladará también a la Diputación provincial.


comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin