Castilla y León

La bonificación del Impuesto en Castilla y León ahorrará al contribuyente 17,4 millones en 2020

  • El proyecto de Ley se llevará al pleno de las Cortes de la próxima semana
  • En 2021, la medida supondrá un ahorro de 34, 6 millones de euros, según Carriedo
Valladolid

La modificación del impuesto de Sucesiones y Donaciones iniciada por la Junta de Castilla y León, con una reducción del coste entre familiares directos del 99 por ciento, supondrá un ahorro estimado para los contribuyentes de la Comunidad de 17,4 millones de euros para esta anualidad y de 34,6 millones de euros en 2021.

Así lo ha destacado el consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, en su visita a Salamanca para participar en una reunión con el Servicio Territorial de Hacienda en la provincia.

El Proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta y que pasará por el pleno la próxima semana supondrá, una vez aprobado, la bonificación del coste fiscal en el que se encuentran sometidas las adquisiciones de bienes y derechos por herencia o donación entre familiares directos, cónyuge, descendientes y ascendientes.

La medida, según las estimaciones elaboradas en base a los contribuyentes de 2018 y que ha señalado Fernández Carriedo en Salamanca, puede beneficiar a entre 5.000 y 15.000 ciudadanos de la Comunidad, una cifra que varía, tal y como ha explicado, por la posibilidad de incrementarse el número de interesados en hacer la donación, o salir a la luz aquellos que hasta ahora permanecían ocultos porque "no se presentaba la declaración".

Por otra parte, en respuesta a los medios, el consejero ha mostrado su deseo de que esta medida "sirva de ejemplo" al Gobierno de España, al que ha criticado por buscar "lo contrario" y promover "una subida de impuestos.

"Es bueno bajar impuestos para favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo", ha añadido en unas manifestaciones en las que, como contraposición, ha remarcado que poner en marcha un incremento en estos costes fiscales suponen "contracción económica, un menor crecimiento y una menor recaudación".

Nueva bonificación

Según ha explicado, las nuevas bonificaciones contempladas por el equipo de Gobierno autonómico supondrán la práctica eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones para los familiares directos, de manera que en las transmisiones lucrativas mortis causa, el patrimonio acumulado con años de esfuerzo transmitido a familiares directos no sea objeto de una nueva imposición.

En el caso concreto de las transmisiones lucrativas inter vivos, el objetivo es favorecer la transmisión anticipada en el tiempo de bienes y derechos entre familiares directos, que permita, según ha explicado la Consejería en la documentación facilitada a Europa Press, que la ayuda económica llegue en vida a las familias como "un acto de generosidad", o "en casos de necesidad o de financiación, sin tener que esperar al momento del fallecimiento".

Novedades

El Proyecto de Ley introduce dos nuevas bonificaciones en el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Por un lado, contempla una bonificación del 99 por 100 en la cuota de las adquisiciones lucrativas mortis causa y de cantidades percibidas por los beneficiarios de seguros sobre la vida que se acumulen al resto de los bienes y derechos que forman parte de la herencia, cuando los adquirentes del causante sean el cónyuge, los descendientes o adoptados o los ascendientes o adoptantes.

Por otra lado, establece una bonificación del 99 por 100 en la cuota de las adquisiciones lucrativas inter vivos cuando el donatario sea cónyuge, descendiente o adoptado, o ascendiente o adoptante del donante.

Para su aplicación, la Administración exigirá que la donación se formalice en documento público. En el caso de donaciones en metálico o depósitos en cuentas corrientes o de ahorro, a la vista o a plazo, que el origen de los fondos esté debidamente justificado y se haga constar en dicho documento público.

Además, en relación con estas bonificaciones, se extiende la equiparación de los cónyuges a los miembros de las uniones de hecho que hayan tenido convivencia estable de pareja durante, al menos, dos años anteriores a la fecha de devengo del impuesto y cuya unión se haya inscrito en el Registro de Uniones de Hecho de Castilla y León.

Mundo rural

Entre las previsiones para la legislatura se encuentra también, según ha detallado Fernández Carriedo, el establecer "un tratamiento fiscal favorable para el mundo rural" mediante la reducción de impuestos.

Tras la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones se llevarán a cabo nuevas rebajas fiscales enfocadas al ámbito rural, como las específicas encaminadas a apoyar la natalidad y la conciliación en el mundo rural, la permanencia de los jóvenes en estas poblaciones y la ayuda a los emprendedores para que pongan en marcha actividades que generen empleo.

Actualmente están vigentes en Castilla y León la deducción por nacimiento o adopción, que se incrementa cuando el contribuyente reside en un municipio menor de 5.000 habitantes; la deducción específica para adquisición o arrendamiento por jóvenes menores de 36 años de una vivienda habitual en el mundo rural; y la deducción para actuaciones de rehabilitación de viviendas en el núcleo rural destinadas al alquiler, ha detallado la información facilitada por la Consejería.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.