Capital Riesgo

Jeff propone quitas de hasta el 50% a sus acreedores para esquivar la quiebra

Madridicon-related

Jeff, la startup que nació a partir de la aplicación de servicio a domicilio para lavanderías y levantó más de 130 millones de dólares de entre distintos fondos de inversión hasta aspirar a una valoración de unicornio (1.000 millones de dólares), trata de esquivar su liquidación. La compañía lleva meses en concurso de acreedores y en busca de un inversor que repare su situación in extremis. Mientras cierra este último aspecto, la compañía se ha puesto en contacto con sus acreedores y ha propuesto un convenio que contempla quitas de hasta el 50% de la deuda para atender a sus obligaciones durante este 2024.

De acuerdo a la documentación consultada por elEconomista.es, Jeff, a través del despacho de abogados Broseta, ofrece dos alternativas a sus acreedores, ambas con un denominador común: una quita significativa de la deuda. La primera opción (alternativa A) pasa por una quita del 50% de los créditos afectados y una espera de quince días a contar desde la fecha a la llegada a la resolución que apruebe la Propuesta de Convenio. La segunda opción es menos agresiva, ya que plantea una quita del 30% y una espera de cinco años con periodos de carencia de varios ejercicios.

En este sentido, el plan de viabilidad de Jeff proyecta la posibilidad de que la opción A, la más lesiva para la compañía, se lleve a cabo con éxito. En este supuesto, la empresa terminaría 2024 con unos números rojos de aproximadamente 30 millones de euros, motivados por el pago de la deuda una vez asumida la quita. La empresa de lavanderías a domicilio también espera relanzar su negocio en los siguientes ejercicios, hasta alcanzar un ebitda de 17 millones de euros 2027 y generar beneficios ya en 2025.

Jeff, que hasta 2019 vivió una historia de crecimiento y encadenó rondas de financiación a las que se sumó el brazo inversor de Juan Roig, Angels Capital, confía en poder responder ante sus obligaciones, siempre y cuando encuentre un inversor, extremo que sigue pendiente y para el que es necesario la inyección de aproximadamente 46 millones de euros. Algunos inversores de la compañía se han mostrado escépticos sobre esta posibilidad, como el cofundador de All Iron Ventures, Ander Michelena, que hace meses explicó que lo adecuado era "hacer que el proceso de liquidación de Jeff sea lo más ordenado posible".

Una ronda fallida

La caída en concurso de Jeff, que se coordina desde Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, responde a la necesidad urgente de financiación de una empresa que creció en los últimos años de manera vertiginosa y que la crisis del coronavirus golpeó de manera severa. El punto de inflexión fue una fallida ronda de financiación Serie C, que ascendía a 83 millones e iba a tener entre a sus participantes a Dx Ventures, el brazo de venture capital de Delivery Hero, dueño de Glovo.

La llegada de fondos es urgente. La compañía ha negociado sin éxito hasta el momento con distintos inversores. Una de las posibilidades barajadas han sido distintos fondos de Dubái, que negociaron en los últimos meses un préstamo de aproximadamente 50 millones de dólares a un 7,5% de tipo de interés anual y vencimiento a 5 años.

En cualquier caso, el administrador concursal ha solicitado al juez que instruye el caso que declare el concurso como fortuito. En esencia, PKF Attest señala que no hay base legal para pensar que el concurso sea declarado culpable (no se ha detectado alzamiento de bienes ni tampoco ha quedado acreditado que Jeff simulase una situación patrimonial ficticia, por ejemplo). No obstante, hay que apuntar que dos de los acreedores, Pace Partners Limited y Capital Management, sí han solicitado concurso doloso para Jeff.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud