Capital Riesgo

El capital riesgo inicia la cuenta atrás para desatascar las operaciones

  • Las voces más reconocidas del 'private equity' y del 'venture capital' auguran una segunda mitad de 2024 distinta a la parálisis iniciada con la subida de tipos de interés.
El Capital Rieso hace balance de 2023 y previsiones para 2024
Madridicon-related

El 2023 finaliza sin demasiados cambios respecto a su inicio, pero con la esperanza de que la visibilidad que ya hay sobre 2024 deja entrever un cambio de tendencia en el mercado de fusiones y adquisiciones (M&A) tras el enfriamiento producido por la subida de tipos. La industria española no espera culminar el próximo año logrando niveles récord en número de operaciones y volumen de inversión, pero sí mejorar ligeramente el año anterior y sentar las bases para que a partir de la segunda mitad del próximo ejercicio se reactive el mercado transaccional.

Las voces más reconocidas del capital privado adelantan las estrategias y deseos para el nuevo año, en un mercado que todavía cuenta con una hucha para acometer operaciones (dry powder) de aproximadamente 5.000 millones, cifra significativa, pero que está por detrás de los niveles del año récord. En cualquier caso, todos los consultados coinciden en que el mercado sigue inundado de liquidez, a la vez que frenado por las señales de alerta como el elevado nivel de tipos de interés o la incertidumbre por los fenómenos geopolíticos.

A la vista de que la oferta y la demanda sigue sin cruzarse y de que compradores y vendedores continúan alejados en los precios, algunas cuestiones se repiten: ¿Qué factores han influido más en la parálisis de los procesos que se lanzaron durante este año? ¿Qué tipo de operaciones esperan para 2024? ¿Bajo qué estructuras y hacia qué sectores?

Todas estas dudas han sido despejadas por los consultados, quienes coinciden en que, por ejemplo, las industrias más resilientes seguirán siendo las tecnológicas, las empresas ligadas al mundo de la salud, a la educación o las vinculadas a la sostenibilidad medioambiental. También en que, pese a todo, la abundancia de liquidez no provocará que el capital deje de ser selectivo, si bien es cierto que los mandatos de venta han empezado a reactivarse.

Todo ello sin olvidar que los procesos de reestructuración y operaciones distressed repuntarán. Como factores desencadenantes figuran la retirada de algunos estímulos, por un lado, y la llegada de los primeros vencimientos importantes de deuda, como los del ICO o, todavía más grandes, los de mecanismos de rescate estatal como la SEPI.

Pedro López, head of Spain de Permira

A pesar de ser cada vez un actor más relevante, la inversión del capital privado en España ha experimentado una ralentización durante 2023, debido, fundamentalmente, a dos factores: la subida de tipos de interés, que ha implicado que los costes de financiación se hayan incrementado de forma considerable, y, en segundo lugar -aunque en menor medida-, al impacto de la incertidumbre económica derivada de la situación geopolítica. Sin embargo, España sigue siendo un mercado sumamente atractivo para el sector, con varias industrias en auge que presentan un gran potencial de crecimiento y que captan la atención de los inversores. Aunque el entorno presenta desafíos, mantenemos la confianza en que se reactive el ritmo de inversión, especialmente si se logra un ajuste entre oferta y demanda. Para el próximo año, anticipamos un aumento generalizado de la actividad de M&A, y en todos los sectores, tras el parón de los últimos dos años. Las transacciones en sectores vinculados a la transformación económica, con un enfoque especial en la transición energética y la lucha contra el cambio climático, seguirán siendo relevantes.

Maite Ballester, socia fundadora de Nexxus Iberia

Ha sido un año desafiante pero muy productivo. A pesar de esta caída en el volumen de actividad de M&A, nuestra gestora ha demostrado ser resiliente y proactiva. Hemos realizado inversiones y desinversiones exitosas, como la salida de Mercurius Health con un retorno atractivo y la inversión en La Margarita para entrar en el sector de ingredientes. A nivel de fundraising hemos logrado realizar el primer cierre de nuestro segundo fondo en 230 millones con una sobresuscripción de inversión. Actualmente, Nexxus Iberia gestiona ya 454 millones. En 2023 hemos alcanzado los niveles más altos de tipos de interés desde 2008, lo que ha impactado en el perfil de retornos de nuevas oportunidades de inversión y en la situación de solvencia de gran parte del tejido empresarial español. Este año estará marcado en gran medida por la evolución de los tipos de interés y la situación geopolítica mundial. Consideramos que el incremento de los costes logísticos y de los costes laborales, que ya está viéndose en el comienzo del año, puede tener un impacto negativo en el primer semestre sobre el número de oportunidades de inversión. No obstante, esperamos que, si se resuelven estos aspectos, la actividad pueda repuntar durante el segundo semestre del año.

Oriol Pinya, socio fundador de Abac Capital

Este ha sido un año de transición, con cifras de inversión en niveles parecidos al 2019-2020 después de 2 años extraordinarios. La tendencia sigue siendo positiva y la inversión en capital privado en España ya representa el 0,7% del PIB. Los fondos han buscado invertir en sectores defensivos, huyendo de sectores cíclicos. Los tipos de interés, la inflación y la incertidumbre han generado dudas sobre las proyecciones financieras de muchas compañías, afectando el valor percibido de las mismas y creando un gap entre comprador y vendedor. En la segunda mitad del 2024 esperamos un repunte de la actividad en sectores como salud, educación, energía y economía circular. Los private equity ya estamos introduciento pagos contingentes, ajustes en la participación y préstamos del vendedor para acercar posiciones y cerrar operaciones.

Gonzalo de Rivera, CEO de Alantra Private Equity

En 2023, se registró el nivel más bajo de actividad de M&A en una década, resultado de una abrupta subida de los tipos de interés, el impacto de la inflación y la incertidumbre geopolítica. En este escenario, los fondos de capital riesgo han adoptado una postura cautelosa en desinversiones y posibles adquisiciones, centrándose en su cartera y la creación de valor mediante adquisiciones estratégicas complementarias. Para 2024 somos optimistas, la esperada relajación de los tipos de interés y la demanda acumulada para realizar operaciones tanto por parte de fondos de capital riesgo y compañías, entre otros factores, apuntan a una reactivación gradual de las operaciones de M&A, sobre todo en la segunda mitad del año. En particular, esperamos que los sectores de alimentación, salud e industria de valor añadido atraigan mucho interés.

Íñigo del Val, socio responsable de M&A de Allen & Overy

Este año ha sido complicado, pues el valor y el número de operaciones en el mercado ha disminuido considerablemente. El apetito inversor por España y las compañías nacionales existe. Sin embargo, las circunstancias de mercado no son óptimas y la oferta y la demanda todavía no se cruzan debidamente, lo que provoca que los fondos analicen más en qué invierten. Por otro lado, también hemos visto fondos con activos maduros que están demorando su salida y retrasando procesos que se esperaban para este año, además de un gran número de conversaciones que no terminan en una operación cerrada. Somos positivos para el año que viene, pues existe una gran liquidez en el mercado para afrontar las operaciones que están surgiendo para los próximos meses, pese a que todavía el mercado no se encuentra en su situación más óptima.

Miguel Zurita, managing partner de AltamarCAM

Ahora que miramos hacia atrás debemos de ser conscientes de lo complicado que ha sido 2023. Arrancamos el año con una guerra y una inflación disparada, todo ello dando pie a una de las subidas de tipos de interés más bruscas que recordamos. Por tanto, no es de extrañar que todo ello impactase en una ralentización de la actividad del sector. Por el contrario, lo que sí podemos constatar es la buena evolución de las participadas. Lo más importante es la incapacidad de llegar a un acuerdo sobre el precio de las compañías, fruto de las incertidumbres macro. Es previsible un cierto repunte de operaciones distressed, pero dentro de niveles relativamente bajos. Estamos viendo ya un ligero incremento de las salidas a bolsa a nivel global y un incremento muy notable de los mandatos de venta.

Jason Thomas, Director general y responsable de Investigación Global de Carlyle

Ninguna cuestión en particular dominará el discurso macroeconómico de 2024 como lo hizo el debate sobre un aterrizaje "duro" o "suave" en 2023. Pero, a medida que las subidas de tipos se van acabando para dar paso a bajadas, todavía quedan asuntos pendientes. Las oficinas han pasado de ser espacios en los que los trabajadores pasaban gran parte de su vida a ser un lugar de paso. ¿Cuándo se verá reflejada esta realidad en los precios de los activos y en los balances de los bancos? ¿Qué repercusiones tendrá en la estabilidad económica? Y aunque las hipotecas a tipo fijo han amortiguado el impacto de la subida de los tipos en el flujo de caja de los hogares, ¿en qué momento se verá superado por el impacto del aumento de los costes financieros en la compra de automóviles, rehabilitación y reformas?

Fernando Trueba, Managing Partner de Corpfin

El 2024 seguirá presidido por la inestabilidad y las dudas sobre el crecimiento, en un contexto de debilidad de la demanda y altos tipos. Sin embargo, también esperamos un año de ajuste progresivo a nivel macro y micro que podría favorecer nuestro sector a medio plazo. La actividad inversora y desinversora continuará siendo selectiva, centrándose en activos de calidad o en sectores defensivos, que posibiliten a la vez un rápido crecimiento o una oportunidad clara de transformación de negocio. Por otra parte habrá que seguir evaluando el ajuste en las condiciones de mercado, alineando expectativas de vendedores y compradores en un entorno incierto y restrictivo en el crédito. Sobre estas bases podrían producirse una progresiva reactivación del mercado, con buenas perspectivas para los próximos años.

Leopoldo Reaño, managing director de DeA Capital

La subida de tipos de interés, el efecto asimétrico de la inflación y la consecuente falta de visibilidad han afectado negativamente al volumen invertido por los operadores de Capital Privado, principalmente durante los primeros meses de 2023. Desde nuestro punto de vista, después de unos meses de enfoque en asegurar que nuestras participadas estaban bien equipadas para atravesar el nuevo entorno de tipos e inflación, hemos retomado el camino del crecimiento. Hemos observado también dentro de nuestra industria un elevado interés por operaciones de buy and build. Como nota más positiva durante la segunda mitad del año vemos que la actividad de nuevas inversiones se está recuperando. Con el nuevo entorno de tipos asumido, las compañías han demostrado su capacidad para adaptarse a las nuevas condiciones de inflación. Estamos viendo operaciones un poco más conservadoras, en términos de estructura de precios y de apalancamiento. En el corto plazo sigue habiendo capital para invertir en abundancia, aunque el principal punto de interrogación está en el efecto que pueda tener el nuevo entorno en el levantamiento de nuevo capital.

Francisco Gómez-Zubeldia, socio fundador y CEO de Diana Capital

En 2023, el private equity ha seguido reforzando su papel como elemento dinamizador del crecimiento de las empresas españolas. Pese a la desaceleración de la actividad inversora, el mercado nacional de capital privado sigue atrayendo un volumen importante de recursos. En paralelo, la industria nacional sigue acortando distancias frente a otros mercados europeos. En este sentido, el apoyo al sector impulsado durante los últimos años por parte de ICO y su gestora Axis ha sido decisivo. Durante los próximos años, el crecimiento del PIB español se estima superior al resto de la Unión Europea y EEUU. La elevada fragmentación del tejido empresarial español y la presencia de negocios familiares dibujan una oportunidad inigualable para las firmas de capital privado con actividad inversora en España. En 2024 Diana seguirá apoyando y acompañando a las compañías y reforzando nuestra estrategia de inversión en el segmento más dinámico y atractivo del mercado español con niveles reducidos de endeudamiento.

Sony Ganwani, managing partner Iberia de Indo Capital

En términos de rentabilidad anual, el rendimiento del capital privado cuadruplica el comportamiento del IBEX y supera en más de un 70% al Euro Stoxx 600. En comparación con la rentabilidad inmobiliaria, el capital privado supera más del doble su retorno. Como siempre es el Asset Class más sobresaliente. Los factores de las parálisis de 2023, más allá de las alzas de los tipos, han sido la contracción crediticia, la morosidad y la situación "política". En 2024 se esperan más reestructuraciones, ya que vencen los ICO. También veremos más special situations y ventas de carteras inmobiliarias. Esperamos mayor actividad en segundo cuarto del año. Creo que será el momento de compras con grandes earn outs y pagos aplazados, ya que todavía hay distancias entre las aspiraciones de compradores y vendedores.

Ignacio Martínez, socio de Corporate Finance - M&A de KPMG

El sector ha registrado durante los nueve primeros meses del año un descenso significativo en términos de volumen respecto a 2022, habiendo descendido el volumen de operaciones protagonizadas por fondos en España un 46% hasta septiembre de 2023 (4.200 millones de euros). Los fondos internacionales han tenido mucho que ver con la caída de la inversión del capital riesgo en España, si bien siguen representado algo más de dos terceras partes de la inversión en nuestro país. Por el contrario, los fondos españoles han invertido un 27% más que en el año pasado.Esto se debe fundamentalmente a la confluencia de varios factores (el incremento de los precios de la energía, de los alimentos o la guerra de Ucrania). El 2024 parece que será un año en el que las operaciones del middle-market ganen terreno a las del large-market. Por sectores, nuestra opinión es que seguiremos viendo mucha actividad en sectores como servicios empresariales, telecomunicaciones y tecnología. Pensamos que si se produce un potencial repunte de la actividad será durante el semestre de 2024. Esperamos que para entonces ya se haya iniciado el progresivo recorte de tipos de interés y eso anime a los grandes fondos a cerrar los mega-deals que sustentan siempre el repunte de la actividad transaccional.

Alberto Bermejo, socio de Magnum Capital

El año 2023 ha estado marcado por los numerosos factores geopolíticos, que han influido de manera negativa en el apetito inversor. En particular, la elevada inflación, el encarecimiento de los tipos de interés y el mantenimiento de los costes energéticos han dificultado el acuerdo entre compradores y vendedores. Adicionalmente, el mercado español ha estado afectado al fundraising de numerosos operadores, reduciendo así la disponibilidad de recursos para invertir. La evolución en los últimos meses de los principales indicadores macro señalan que en 2024 habrá más estabilidad, lo que favorecerá la actividad inversora. El private equity seguirá mostrando su capacidad de adaptación a distintos escenarios, lo que hará que veamos estrategias diversas en cuanto a la selección sectorial. La captación de nuevos fondos y la dedicación a la cartera serán los temas más recurrentes en la atención del sector en los próximos meses. En un contexto de fundaising más exigente, los GPs españoles deberán demostrar más que nunca su enfoque estratégico y la solidez de sus resultados.

Juan Leach, fundador socio de Miura Partners

El 2023 ha sido complejo, con un ajuste en volúmenes de inversión y desinversión. Dicho esto, se ha visto un cierto repunte de actividad a medida que avanzaba el año. A nivel de fundraising el primer semestre no ha sido malo. Aun así, los plazos para levantar fondos siguen siendo los más elevados de los últimos años. La volatilidad de los precios de la energía, conflictos geopolíticos y la subida de tipos del BCE para frenar la inflación han reducido las expectativas de crecimiento en Europa. Aquellos sectores menos afectados por la ralentización económica son los que liderarán los volúmenes de operaciones en 2024 (salud, tecnología o renovables). Creo que ya hemos tocado techo en la subida de tipos, por lo que empezaremos a ver reducciones del coste de la financiación. Los tipos a largo ya han ido reduciéndose en las últimas semanas.

Álvaro Mariategui, co-fundador y co-CEO de Nazca Capital

El low mid market ha estado especialmente fuerte en 2023 con un numero de operaciones en análisis y cerradas en línea con 2022. El segmento de empresas familiares siguen buscando oportunidades de crecimiento orgánico e inorgánico dentro. Y la necesidad de capital y experiencia sigue en aumento. En este marco positivo hay sectores que se han visto algo afectados negativamente como el consumo y retail. Asimismo, dentro del segmento es en el mid market donde se ha visto una cierta ralentizacion respecto al año pasado. El low mid market no se ha visto afectado de forma relevante por la subida de tipos, incertidumbre geopolíticas y aumento del costes de produccion. Son compañías en general poco endeudadas, con muchas oportunidades de crecimiento y consolidación y con enorme flexibilidad para ajustar sus costes a entornos mas difíciles.

Daniel Herrero, socio fundador de Oquendo Capital

El retroceso de actividad en 2023 respecto a 2022 es relevante. Esta contracción no es tan significativa en el número de transacciones, sino en el tamaño, con una mayoría de operaciones en compañías por debajo de 7-8 millones de ebitda. En este segmento encontramos adquisiciones de participaciones minoritarias y operaciones full-equity, en las cuales el sponsor opta por hacer un roll-over de la deuda de la compañía en lugar de estructurar una financiación apalancada. Pese a este contexto, en Oquendo estamos satisfechos con la actividad. El segmento más afectado ha sido el de compañías de más de 20 millones de ebitda, que en España se caracteriza como high-mid-market y ha estado parado. Por el lado de los vendedores, las expectativas de precio se alejan, más aún en un escenario de incremento del coste de capital. En 2024 esperaríamos un mantenimiento del segmento mid-market y una progresiva recuperación de los tramos de mayor tamaño. Los costes energéticos han ido ofreciendo cierto desahogo desde sus máximos de comienzos de 2022, aunque mercados relevantes para empresas españolas, como el caso de Alemania, parecen enfrentar un entorno más complejo. Aún así esperamos que en 2024 podamos asistir a una cierta reactivación del deal flow en compañías de valor (EV) superior a 100 millones de euros.

Íñigo Sánchez-Asiaín, socio fundador de Portobello Capital

El 2023 se ha caracterizado por ser un año de incertidumbre geopolítica, macroeconómica y financiera. Esta coyuntura ha impactado en la confianza de mercados e inversores y ha conllevado una bajada del volumen de operaciones en el private equity. Percibimos que la segunda mitad del año ha venido marcada por un mayor optimismo inversor. Vemos una gradual reactivación del mercado a medida que se consolida la nueva realidad de tipos de interés, y se disipan la incertidumbre macroeconómica y geopolítica. A pesar de esta ralentización general del mercado, este ha sido para Portobello un año de notable actividad. En 2023 hemos concluido la venta de 3 de nuestros negocios (la venta del negocio de fibra de Evolutio a Lynthia, la venta CTC a Randstad y la de Trison al fondo L-GAM).

Ignacio de Garnica, socio responsable de Private Equity en PwC

Este 2023 ha estado marcado por las condiciones macroeconómicas y por un alto coste de la financiación. Muchos de los fondos en los distintos segmentos han centrado sus esfuerzos en gestionar sus participadas. Los factores clave que han provocado una disminución de las operaciones han sido la volatilidad e incertidumbre derivada del entorno macro, la escalada de los tipos de interés, la divergencia de expectativas de precio y la dificultad de determinadas gestoras en sus procesos de fundraising. Con todo, somos optimistas y prevemos una reactivación del mercado desde el segundo trimestre del ejercicio 2024 apoyado por una estabilidad e incluso reducción de los tipos de interés. Por sectores, seguiremos viendo más actividad en los más resilientes, como TMT, energía, sanidad, educación, agri-business e infraestructuras.

Eric Halverson, socio de Qualitas Funds

El 2023 ha sido un año de desaceleración en los procesos de venta de compañías privadas. Según datos de mercado (PitchBook y Bain& Company) en 2023 hubo menos actividad de LBOs que en 2022, tanto en número de transacciones como en valor invertido. Analizando los datos se observa que la disminución de los LBOs no está afectando de la misma manera a todos los segmentos de mercado. Sin duda la subida de los tipos de interés ha influido en la ralentización de las operaciones. Si la deuda disponible para hacer operaciones es más cara, se frenan las operaciones que para alcanzar sus retornos objetivo necesitan más deuda. Es difícil determinar en qué momento se reactivará la actividad, sin embargo, al igual que la subida de tipos ha ralentizado la actividad, la corrección de los tipos de interés dará un impulso a la misma.

Enrique Tombas, presidente y socio de Suma Capital

El 2023 ha sido un año especial para el private equity. En Suma Capital, no obstante, despedimos un año muy positivo. La demanda de inversiones centradas en la lucha contra el cambio climático ha seguido aumentando sólidamente. En general, tanto la subida de los tipos de interés como las restricciones en el volumen de deuda y de equity disponibles han reducido el volumen de transacciones. Con todo, viendo las señales de los bancos centrales, parece que hemos alcanzado la meseta de tipos, previéndose así un mercado más estable. Este retorno a la estabilidad debería de ser propicio para un repunte en las operaciones aplazadas, pero no esperamos que se activen hasta el segundo semestre del 2024. Y en cuanto a sectores con mayor recorrido pensamos en los ámbitos de la salud, la digitalización y la sostenibilidad medioambiental.

David Martín, head of PE Iberia en Tikehau Capital

Desde Tikehau contemplamos un prometedor 2024. En un entorno económico más estable, el principal desafío continúa siendo la captación de fondos. En la situación macroeconómica actual, los inversores están más focalizados en retornar capital y anticipan para el próximo año un contexto de fundraising plano. No obstante, prevemos un aumento en la actividad de inversión en el próximo ejercicio. La inflación, los tipos de interés y el acceso a la financiación seguirán protagonizando y condicionando las decisiones de inversión. La búsqueda de compañías con baja dependencia del ciclo económico que demuestren un comportamiento positivo y resiliente en los últimos tiempos también anticipa un crecimiento significativo dentro de las estrategias temáticas de capital riesgo en Tikehau. Desde una perspectiva de desinversión, el atractivo de nuestras verticales temáticos se refleja en la exitosa desinversión de hasta 4 empresas de nuestra cartera durante 2023. Estas salidas incluyeron ventas a compradores estratégicos o la salida a bolsa de una de nuestras empresas en el Euronext en Milán.

Javier Loizaga, presidente de Moira Capital

En las empresas emergentes, el año se ha caracterizado por una ralentización en la captación de fondos y la inversión en nuevas operaciones, así como por una reducción de las valoraciones o del incremento de estas respecto de rondas anteriores, en aquellas rondas que sí se han producido. La ralentización en el cierre de nuevas rondas se ha debido a la prudencia de los inversores, que se han centrado en fondear a las empresas más prometedoras de sus carteras -en lugar de nuevas-, y a la reducción generalizada de las valoraciones, que ha hecho que las empresas hayan retrasado las posibles rondas, centrándose en optimizar el uso de la caja y alargar el runway todo lo posible. El ciclo de fundraising, para fondos y para start-ups y scale-ups cambiará tarde o temprano, impulsado por el inicio de reducciones de las tasas de interés.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud