Capital Riesgo

Boom inversor en geriátricos: la consolidación se acelera

  • Grupos como Colisée, Vitalia, Clariane, DomusVi y Vivalto Vie buscan compras para crecer en España
Madridicon-related

La multinacional alemana Median Kliniken, respaldada por el private equity holandés Waterland, ha acordado la compra del grupo hospitalario y de asistencia sanitaria Hestia Alliance, presidido por Ferran Olivé i Cànovas, el tesorero del Fútbol Club Barcelona. La transacción llega tras el intento frustrado del operador francés Orpea, que llegó a alcanzar un acuerdo para hacerse con la compañía española hace dos años. Hestia Alliance es uno de los grupos sociosanitarios líderes en España, referente en salud mental y asistencia a la tercera edad. Un ejemplo más de cómo los operadores extranjeros y las compañías impulsadas por fondos de capital privado internacionales están irrumpiendo con fuerza en el sector geriátrico, donde los cinco primeros grupos en España (DomusVi, Orpea, Amavir, Vitalia Home y Ballesol) apenas alcanzan todavía la cuarta parte del mercado, aunque acaparan cada vez una mayor cuota.

Grandes operadores como Colisée, Vitalia Home, Clariane, DomusVi y Vivalto Vie siguen mostrando un gran interés en realizar nuevas inversiones y adquisiciones en España que permitan ampliar su número de plazas en determinadas geografías y provincias seleccionadas. En el foco de los inversores están sobre todo los centros de mayor dimensión, con tamaños superiores a 100 plazas, y localizados en núcleos poblacionales medianos y grandes que permitan tener una demanda de plazas estable.

Pero, ¿qué atrae a los grupos extranjeros y a los inversores de capital riesgo al sector de geriátricos en España? A la solidez del sector, apoyado en el crecimiento secular de la demanda y el déficit de plazas, se suma su particular combinación entre servicio asistencial y gestión inmobiliaria que permite una gran diversidad de estrategias y de perfiles de inversión. "Observamos una clara tendencia de consolidación en el mercado con los principales grupos concentrando un número cada vez mayor de plazas del sector, no sólo a través de adquisiciones sino también de nuevas aperturas, si bien todavía existe un gran número de grupos independientes de pequeño y mediano tamaño con potencial para ser adquiridos por estos grandes grupos", señala Ignacio Cañal Illueca, director de Corporate Finance-M&A en PwC.

La población española mayor de 65 años supone ya el 20% del total, es decir, 9,5 millones de personas, pero la oferta solo cuenta con 390.000 camas en residencias y otras 25.000 en construcción. Sería necesario, por tanto, construir entre 80.000 y 110.000 nuevas plazas. Pese a los esfuerzos del capital privado para aumentar el stock, la demanda crece más rápido que la oferta. En este sentido, Jose A. Zarzalejos, socio responsable de Corporate Finance de KPMG en España y EMA, recuerda que "se trata de un sector que tiene un viento de cola muy sostenido, con una demanda garantizada para las próximas décadas que es fruto del envejecimiento progresivo de nuestra pirámide poblacional y de una mayor necesidad de atención especializada. No solamente es un sector refugio o defensivo, sino que también cuenta con unas dinámicas que seguirán impulsando su crecimiento", añade.

Entre las últimas transacciones destacan movimientos como la adquisición del Hospital de Fátima en Sevilla por el fondo Macquarie, la compra de la residencia DomusVi Claret en Barcelona por Adriano Care; la adquisición de la residencia de mayores Magán en Torrejón de la Calzada por un family office local o la compra sellada el año pasado por el grupo belga Cofinimmo, otro de los grupos pioneros que cuenta con una alianza con el private equity Thor, de la sociedad Euroseniorsclub Legazpi.

Déficit de plazas

El gigante francés Colisée, especializado en el sector de la tercera edad y dependencia, también está desarrollando un ambicioso plan de crecimiento en España con operaciones de calado como la adquisición del grupo Blauclinic, gestor de cuatro centros sociosanitarios ubicados en Barcelona que suman un total de 644 camas. El grupo galo tiene en nuestro país un equipo de más 5.000 profesionales, aporta 7.300 plazas residenciales y sociosanitarias y dispone de sesenta centros residenciales repartidos por toda la geografía nacional.

La concentración del sector se inició hace ya más de una década, como recuerda Jose A. Zarzalejos. "Veníamos de una estructura de mercado en la que la oferta asistencial estaba muy atomizada y sobre la que además influye el hecho de que cada comunidad autónoma establezca sus propios criterios tanto de financiación como de concierto público. La combinación de operadores extranjeros entrando en España y la acción de los fondos de capital privado, ha resultado en un proceso de consolidación al que todavía le queda mucho desarrollo por delante", concluye. Los grandes operadores de residencias de ancianos en España están inmersos en ambiciosos planes de crecimiento y expansión, pero todavía hay margen de crecimiento para crear líderes nacionales.

Pero, ¿qué tipología de activos están en el foco de los inversores? "Seguimos observando en el mercado la existencia de numerosos grupos independientes, controlados por sus familias fundadoras, que son susceptibles de integrarse en grupos más grandes", señala Zarzalejos. "Los crecientes requisitos para la prestación del servicio, como mayores ratios de personal o idoneidad de las instalaciones, pueden acelerar este proceso de consolidación en curso en el que los grandes operadores seguirán concentrando la demanda", añade.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud