Capital Riesgo

José Luis Curbelo (Cofides): "Ninguna empresa española se ha quedado sin financiación del Fonrec"

  • "Gestionar el fondo ha sido un desafío, pero el balance es muy positivo"
  • A la vuelta del verano, la gestora publicará una memoria detallada

"Ha sido un desafío, un trabajo arduo y meticuloso, pero el balance es muy positivo. Un gran éxito, con un 78% de los 1.000 millones concedidos a 89 compañías". Es el balance que realiza José Luis Curbelo, Presidente de Cofides, del Fondo de Recapitalización (Fonrec) dirigido a empresas afectadas por la crisis sanitaria. Una vez culminado el periodo de inversión del vehículo, dependiente de la Comisión Europea, la entidad público-privada seguirá haciendo seguimiento de las compañías para lograr que vuelvan a la rentabilidad y garantizar la devolución de la inversión pública realizada.

¿El balance es positivo, una vez culminado el período de inversión?

Muy positivo, ha sido un éxito. A la vuelta del verano, publicaremos una memoria con información detallada y lo más transparente posible. Se han aprobado 89 operaciones por un importe total de 779 millones, lo que supone el 78% de la dotación inicial del fondo. Nuestra plataforma de proyectos ha dado entrada a 143 empresas interesadas, pero muchas de ellas se quedaron por el camino por no haber terminado de completar la solicitud o no superar los criterios de elegibilidad. La casuística ha sido muy variada: que el origen de la crisis no fuera la pandemia, que sus modelos de negocio no fueran viables, o incluso que realmente no necesitaran financiación pública porque podían acudir al mercado... La inmensa mayoría de las empresas, el 78%, se han financiado.

Por lo tanto, 54 empresas se han quedado por el camino para obtener esta financiación de último recurso ¿Su foco eran compañías que no podían optar a financiación bancaria o buscarla en el mercado?

Efectivamente. Como decía, las situaciones son muy variadas y, en general, ha habido importantes ajustes en las cantidades solicitadas. Un número importante de empresas pedían el importe máximo, es decir, 25 millones de euros, y algunas no llegaban al mínimo de 2,5 millones. Nosotros no podemos dejar una compañía en mejor situación de lo que estaba antes de la pandemia, la normativa no lo permite. En definitiva, si no se han aprobado más solicitudes es porque no había más dossieres disponibles.

Tengo entendido que el universo al que se dirigían eran unas 2.000 empresas y, finalmente, han financiado 89 ¿Ninguna compañía que realmente lo necesitara se ha quedado fuera?

Eso es. Todos los expedientes que hemos recibido se han analizado minuciosamente. El mismo día 30 de junio se pasaron operaciones al comité técnico, apurando el plazo lo máximo posible. Ningún dossier válido y completo se ha quedado sin analizar. Esto es lo realmente importante. Cuando se creó el fondo, realmente se estaba inventando, porque no existe ningún precedente. Lo decisivo no es cuánto capital se ha invertido sino el hecho de que ninguna empresa española en situación de necesidad y que cumpliera los requisitos se haya quedado sin financiación.

"La duración máxima de la financiación del Fonrec son ocho años, pero se busca amortizar el fondo en cinco"

¿En qué plazo se van a reembolsar las ayudas y qué seguimiento hará Cofides de los proyectos asignados para su próxima devolución?

Tenemos la obligación de acompañar hasta ocho años a las compañías para su vuelta a la rentabilidad, que es el objetivo último que se persigue junto a que se devuelva lo antes posible la inversión realizada por el Estado. Todas las empresas tienen un período de carencia. Pero, en función de cada compañías y de su situación financiera, se ha fijado un calendario a medida para la devolución, con carácter semestral o anual. La financiación aportada por el Fonrec se ha esculpido teniendo en cuenta cada plan de negocio y la generación de caja de cada empresa. Es decir, el calendario se ha diseñado como un traje totalmente "a medida".

¿Con qué tipo de interés se devolverán las ayudas? Entiendo que se incentiva la devolución de la financiación al Estado lo antes posible...

El tipo de interés puede llegar hasta el 8%, es algo que viene detallado desde Bruselas. Durante los primeros años la financiación es relativamente barata. A partir del tercero o cuarto su coste empieza a subir, situándose por encima del que la empresa, estando en buenas condiciones, podría obtener en el mercado. La lógica es que la compañía devuelva la financiación de Fonrec utilizando toda la liquidez excedente para amortizar la deuda del Estado, sin penalización por cancelación. El objetivo es incentivar que la empresa utilice sus recursos disponibles para repagar la financiación de manera que pueda liberarse también de todas las restricciones impuestas. No hay que olvidar que, en algunos casos, las condiciones impuestas por Bruselas para poder percibir la financiación -incluyendo restricciones como no poder distribuir dividendos o bajadas salariales- han desincentivado la solicitud por parte de algunas compañías. La deuda de bancos y fondos (inversores) se subordina a nosotros.

La duración de la financiación es de ocho años máximo, pero el fondo busca una rápida amortización, ¿de alrededor de cinco años?

Sí. En realidad, la vida de la inversión es difícil de cuantificar, en el día a día de las empresas suceden cosas, pero haremos un seguimiento muy directo con auditorías periódicas realizadas por firmas independientes y siendo muy proactivos para que las empresas mejoren.

"El mismo día 30 de junio entraron operaciones al comité. Apuramos hasta el último minuto."

Desde el punto de vista sectorial, hay una clara concentración en la industria, con un total de 43 empresas...

En realidad, es lógico por el tamaño de las empresas españolas y las características del tejido productivo. El fondo va dirigido a empresas medianas, con facturación a partir de 10 millones de euros y hasta 400 millones y muchas de ellas operan en el sector industrial en España. La mayoría de las empresas en crisis lo han estado porque su actividad está muy ligada a la movilidad (componentes de automoción, turismo). Será interesante analizarlo en la próxima memoria.

Viendo cómo se presenta el otoño, ¿creen necesaria una nueva edición del fondo de recapitalización?

No lo creo, ha sido una iniciativa excepcional. El gran problema es que estamos en guerra y los efectos de la elevada inflación. Soy optimista pero vivimos y estamos en una economía de guerra, esto hay que tenerlo muy presente. La distribución de los fondos europeos Next Generation es un gran desafío. Necesitamos inversiones para afrontar el gran reto de la transformación de nuestro modelo productivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud