Canarias

Canarias se convierte en Nueva Zeclandia

  • El palo de Airbnb al empleo en Dublín refuerza la estrategia de las islas por asociar incentivos fiscales a empleo
Edosoft genera empleo en servicios digitales a 50 jóvenes canarios con los incentivos de la Zona Especial de Canarias
Las Palmas de Gran Canaria

De tanto apretar las manos y aguantar el dolor de recortar sus incentivos fiscales en Bruselas, Canarias se ha reinventado. Hay pánico a las tremendas cifras de desempleo pero la vacuna de las ayudas sociales ha llenado de anticuerpos la estabilidad social de las islas. En el proceso de entrada en la UE de Canarias se barajó ser una plataforma de servicios financieros siguiendo la estela de lo que la UE permitía en Dublín o Madeira. Al final Canarias asoció empleo a incentivos fiscales en lo que se denomina Zona Especial Canaria (ZEC) sin actividad financiera.

Mientras en Dublín se disparaba a captar empresas Canarias iba mermando hasta que Irlanda fue rescatada y Bruselas ha ido cerrando la mano e investigando a empresas. El despido masivo previsto de empleo por la tecnológica turística Airbnb ha terminado por pinchar en Irlanda la burbuja de dar vacaciones fiscales. Airbnb pudo haberse establecido en Canarias pero no se habría ahorrado nada si hubiese echado a gente en estas circunstancias tras la pandemia del coronavirus. De eso saben empresas digitales de turismo que sí están en la ZEC como Logitravel. En Dublín los empleados de Airbnb se marchan a la calle con con 14 semanas de indemnización. En Canarias, Hacienda hubiera sacado su calculadora para reajustar Sociedades y llevarlo hasta cerca de 25% frente al 4% actual.

La Zona Especial Canaria (ZEC), que arrancó en 2002 como un área de baja tributación para promover la diversificación económica, ha despegado desde su reforma de 2014 y se acerca a las 1.000 empresas operativas. Genera 9.146 empleos y una inversión de 1.030 millones de euros. Bruselas no pone reparos proque multiplica por tres cuatro veces la eficiencia de los fondos europeos del Feder. La ZEC, consorciada entre el Ministerio de Hacienda y el Gobierno de Canarias, ofrece una tributación del 4% en el Impuesto de Sociedades a las empresas inscritas, frente al 25% general, siempre que cumplan determinados requisitos de inversión, creación de empleo y diversificación y modernización económica para las islas.

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Rafael Robaina, es tajante: lo que arde en estos momentos y debe ser la máxima prioridad es evitar la fuga de talento de las islas. "Es lo que me quita el sueño, pero confío mucho en nuestra gente". A juicio de Robaina, de la crisis por el Covid 19 debe salir una sociedad exigente que prime los intereses de la población frente a un modelo de turismo donde el 80% del gasto se queda en origen. La ULPGC tiene en su parque tecnológico empresas como Telefónica precisamente para canalizar el desarrollo de servicios digitales desde las islas. En Tenerife hay otras sociedades como la francesa Atos Consulting dando soportes a compañías como Airbus o Disney.

El experimento de 'Nueva Zeclandia' es que al final las administraciones públicas recaudan 3,5 veces más del coste fiscal que supone la rebaja del Impuesto de Sociedades, por la vía de los ingresos adicionales del IRPF de los trabajadores, la Seguridad Social que pagan las empresas y el IGIC por el consumo que generan. Aunque por ahora las empresas inscritas solo suponen el 1% del PIB canario, su aportación cualitativa a la economía local se basa en que se trata de actividades en sectores poco frecuentes, de mayor tamaño que la media de las empresas locales, con cuatro veces más inversión y con más trabajadores, 16 de media, además de que pagan un 16% más en sueldos. Por cada millón de euros invertido en la ZEC se generan 55 empleos, frente a unos 16 por fondos Feder.

Así, el 71,4 % de las nuevas incorporaciones desarrollan en Canarias actividades empresariales relacionadas con los servicios como big data, consultorías de ciberseguridad, aplicaciones y soluciones dirigidas al desarrollo sostenible y orientadas al cambio climático, residencias para la tercera edad, plataformas tecnológicas, educativas y de servicios globales, atención al cliente, audiovisuales, Y actividades anexas al turismo, al transporte marítimo y a la construcción. Los esfuerzos de universidades como la ULPGC y ULL ha hecho posible que las empresas TIC cuenten con mano de obra cualificada que impida que ingenieros de 'telecos' acaben trabajando de camareros en hoteles de todo incluido

El sector servicios también es el que genera una mayor empleabilidad, representando el 78 % de toda la creación de puestos de trabajo en las islas, es decir, 358 nuevos empleos, mientras que la inversión comprometida del sector se sitúa en el 9 % de total. El 45,7% procede del exterior, es decir, casi la mitad de los nuevos proyectos autorizados para este período están participados por capital internacional y comprometen el 46 % de la generación de empleo comprometida en Canarias, es decir, 209 puestos de trabajo. Durante este trimestre también se ha autorizado la ampliación de actividad para impulsar nuevas líneas de negocios vinculados al ámbito de la innovación, tecnología y sostenibilidad.

Madeira

Tras el rescate de la economía portuguesa, Lisboa ha ido modulando los incentivos a Madeira. El llamado Centro Internacional de Negocios con sede Fuchal comprende actualmente tres sectores de inversión: la Zona de Libre Comercio Industrial, el Registro Internacional de Envíos y Servicios Internacionales. El régimen fiscal de Madeira ha sido aprobado por la Comisión Europea como ayuda estatal legal y su fecha límite ha sido extendida recientemente por la UE hasta finales de 2027. El actual régimen fiscal permite la incorporación de nuevas entidades dentro del marco legal del Centro Internacional de Negocios de Madeira (IBC) hasta finales de 2020, otorgando una tasa impositiva corporativa reducida del 5%, aplicable a la renta imponible, hasta el final de 2027.

En el caso de las actividades de servicios internacionales, la tasa reducida es aplicable a las ganancias derivadas de operaciones realizadas exclusivamente con entidades no residentes o con otras compañías que operan dentro del ámbito de la IBC de Madeira. Sin embargo, no existen restricciones al desarrollo de actividades comerciales con empresas portuguesas que se gravarán con la tasa general del impuesto de sociedades en Madeira, actualmente del 21%. Las actividades de producción y montaje realizadas por empresas en la Zona de Libre Comercio Industrial de Madeira, por otro lado, se beneficiarán de las reducciones de impuestos también en las operaciones con residentes portugueses.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin