Canarias

90 años de Cepsa en Canarias: la historia de la energía en las islas

  • La actividad de la compañía en las islas genera 650 empleos directos
Tanques de combustible en Canarias. Imagen: Ejército del Aire/Fedac.
Las Palmas de Gran Canaria

El desarrollo económico de Canarias para atender a sectores estratégicos como la energía o transporte tiene asociado a un nombre de forma indiscutible: Cepsa.

La empresa que domina el almacenamiento estratégico y la reserva energética de Canarias desde hace nueve décadas con la  recepción, almacenaje, mezcla y distribución. Así, Cepsa en Canarias abastece de energía por tierra, mar y aire a las siete islas en su labor de suministro a barcos y aviación, ventas directas y red de estaciones de servicio con 650 puestos de trabajo directos.

La compañía llegó a Canarias precisamente para dar respuesta a las necesidades de las islas en caso de desabastecimiento procedente de Europa. Para ello, la petrolera se dispuso poner en marcha en Santa Cruz de Tenerife una refinería, que se encuentra bloqueada desde el verano de 2014 por las barreras técnicas creadas desde las administraciones. Pero su actividad no ha parado en la gestión logística de productos de las instalaciones para abastecer al mercado canario en todos los ámbitos.

La profesora de la Universidad de La Laguna, Concepción Pérez Hernández, señala que "a pesar de que las islas tienen que importar todo el petróleo que consumen, gracias a su situación geográfica y a su particular sistema fiscal desempeñan también la función de suministradores energéticos a otras economías". Añade que Cepsa es desde hace 90 apños un "actor principal" en el archipiélago aunque "en medio de la principal ruta del transporte petrolero mundial, así como su proximidad a los grandes mercados europeos atlánticos, facilitaron el desarrollo de un sector exterior cuyo principal objeto de transacción desde la década de 1930 hasta hace pocos años fue el petróleo".

Suministro a un aparato de Aviaco por un camión cisterna de Cepsa en Tenerife.

La ubicación de Canarias en el mundo hizo que la principal ruta petrolera marítima ha permitdo que el 11% del crudo mundial transportado pasó por Canarias hasta 1908, de acuerdo con los datos de los profesores García Alonso e Iranzo Martín.

De la mano de Cepsa, Canarias pudo participar en el negocio mundial del petróleo en primera línea desde 1953, antes de la entrada de España en el FMI en 1958, porque "las islas eran contempladas como un país tercero, con lo que siempre sus cifras aparecían independientes del mercado peninsular", recuerda Pérez Hernández.

"Después de 1953, el mantenimiento de la especificidad fiscal isleña favoreció que aún después de que esa consideración variara -el comercio canario comenzó a sumarse al comercio del resto de la nación- las cifras canarias siguieran recibiendo un tratamiento diferenciado en la publicación", subraya la profesora canaria.

¿Cuándo comenzó a llegar el crudo a Canarias?

La llegada de derivados del petróleo en Canarias comienza por sus puertos desde 1860. Fue con queroseno y una cifra 32 toneladas anuales a partir de 1862 procedentes de Estados Unidos. No hay que olvidar que en las islas Endesa tiene como origen a Unelco, acrónimo de United Electric Company, con capital prodedente también de Estados Unidos.

La instalación de la refinería de Cepsa en Tenerife aceleró el despegue industrial de Canarias con la creación de la Ley de Monopolio de 1927. Y es que el archipiélago, por su régimen fiscal especial, accedió a abastecer en primera línea buques. La primera refinería de España se inauguró en 1930 con crudo procedente Maracaibo (Venezuela). En 1931 el 39% del tonelaje de las mercancías importadas en Canarias era por derivados petrolíferos.

A partir de 1972, se comienza a distribuir diésel con producción captada desde Surinam, Antillas holandesas, Venezuela, Trinidad y Tobago, posesiones británicas en América, Francia, Holanda y otros muchos países. "En este caso, la diversificación de las fuentes de las que se nutrieron los puertos fue una de las características principales de este tráfico", subraya Hernández.

A las compañías que operaban en los puertos a principios de la década de 1930 se le sumó otras, como Texaco, Esso al tiempo que aumentó la capacidad de sus depósitos las firma Mobil, Cepsa y Shell, que en 1920 comenzó a operar en el puerto de Las Palmas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin