Banca y finanzas

Unicaja y Liberbank refuerzan solvencia para evitar ampliar capital en la fusión

  • Confían en que el BCE autorice su modelo interno de consumo de capital
Foto: Archivo.

Unicaja y Liberbank afrontan la recta final del proceso de due diligence para su fusión, con el objetivo de pactar un proyecto con el que evitar afrontar a corto plazo una ampliación de capital. Aunque en un principio se barajó la posibilidad de pedir recursos al mercado, de acuerdo con fuentes consultadas, ninguna de las partes quiere exponer a sus accionistas a la volatilidad actual de la bolsa española, que cae en doce meses un 8%. El malagueño confirmó el 12 de diciembre contactos "preliminares" para una integración.

Por ello, ambas entidades están siendo muy cuidadosas en mantener unos ratios de capital elevados, que les permitan, además de cumplir con las exigencias del Banco Central Europeo (BCE), contar con una reserva de capital con la que asumir posibles costes o elevar coberturas.

Los analistas, en un principio, estimaban que la integración generaría hasta 500 millones en necesidades de capital, entre los gastos de reestructuración propios de la fusión y el incremento del nivel de coberturas de Liberbank, que Credit Suisse valoraba en hasta 389 millones. En informes posteriores, los analistas señalaban que los niveles de capital objetivo post fusión -que rondarían el nivel del 13,5% a nivel CET 1- pueden ser logrados "tanto con una ampliación de capital inmediata, como sin ella", puntualizaban desde Citi. Una de las claves para el cambio de discurso, se sustentaría sobre la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) autorice a las entidades a aplicar un modelo personalizado de consumo de capital en sus activos ponderados por riesgos, IRB (Internal Rating Based, por sus siglas en inglés), frente al estándar que ambas utilizan hoy.

Unicaja habría comenzado recientemente el proceso para desarrollarlo, pero Liberbank ya estaría esperando el visto bueno del supervisor para adoptarlo en su cartera hipotecaria, después de comenzar a prepararlo en 2013. Su implementación podría liberar entre 200-220 puntos básicos de capital, que irían a computar directamente a la ratio CET 1 Fully Loaded, de acuerdo con fuentes financieras. Citi calcula que la mejora, a medio plazo, podría ser incluso de 390 puntos básicos. En paralelo, ambos bancos ya están reforzando capital y ninguno de los dos tendrá ningún problema para repartir dividendos, ya que superan los requisitos de capital impuestos por el BCE, que se conocieron entre el lunes y el martes. En 2018, Unicaja elevó del 12,8 al 13,5% su ratio CET 1 Fully Loaded; mientras que Liberbank lo aumentó del 11,9 al 12,1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0