Banca y finanzas

Oliu (Sabadell) insta a resolver "pronto" la crisis reputacional de BBVA que afecta a todo el sector

  • Abre la puerta a un cambio de sede, aunque "tampoco hay nada definitivo"

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, aseguró durante la presentación de resultados del año que la crisis reputacional de BBVA debe resolverse en cuanto antes. El ejecutivo destacó que una crisis así afecta a todo el sector financiero puesto que la opinión pública siempre piensa que todos los bancos son iguales.

No obstante, quiso defender que BBVA es un gran banco al que respeta y ha tenido una muy buena gestión durante la crisis económica y antes de ella. "Yo espero que se resuelva muy pronto este tema -aseguró respecto al presunto espionaje que realizó el excomisario José Manuel Villarejo para la entidad azul-. Una pronta resolución ayudaría a la crisis de reputación que en estos momentos pueda tener BBVA", puntualizó.

Por otro lado, Oliu abrió la puerta a un posible cambio de sede social del banco tras trasladar a finales de 2017, por la crisis política en Cataluña, el domicilio del grupo financiero a Alicante. Preguntado sobre si la ubicación es definitiva, el presidente del Sabadell aseveró que de momento no hay nada encima de la mesa sobre este tema, pero "tampoco hay nada definitivo". Después, quiso aclarar estas palabras al matizar que cambiar la sede "es muy difícil", pero "no hay nada definitivo en la vida". "Sin duda, en estos momentos, no hay ningún tema previsto", dijo.

Resultados

Banco Sabadell culminó 2018 con un resultado de 328,1 millones de euros, un 54% inferior a un año antes. El motivo de la reducción del beneficio viene dado en su mayoría por los costes extraordinarios de 637,1 millones de euros que afrontó el grupo para hacer frente a la migración tecnológica de su filial británica TSB, además de para compensar las reclamaciones de los clientes por los problemas que tuvieron durante el cambio de tecnología.

Por otro lado, y en menor medida, la cifra de costes extraordinarios también incluye las dotaciones extraordinarias que tuvo que aplicar el banco en la venta de carteras de activos improductivos que hizo en los últimos meses del año. El resultado del grupo en el caso de que no hubiera tenido que asumir estos gastos en el año habría sido de 783,3 millones, un 9,6% superior al de 2017.

No obstante, el consejero delegado del grupo, Jaime Guardiola, destacó que el grupo creció en todos los índices del negocio bancario y, por primera vez en años, también ha habido un incremento relevante en hipotecas del 0,9%. Sin TSB, el crecimiento en el segmento hipotecario habría sido del 1,85%.

Asimismo, Guardiola reconoció que el crecimiento de hipotecas en España en el último trimestre del año ha sido menos, debido al impacto y la incertidumbre generada por el fallo del Tribunal Supremo de octubre que imputó por primera vez a la banca el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

A pesar de que el alto tribunal, tres semanas después, dio marcha atrás a su sentencia, finalmente, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó un Real Decreto en diciembre que atribuía de forma definitiva a las entidades el pago de este tributo. Oliu aseguró que, a pesar de los hechos del último trimestre del año y la pronta aprobación de la nueva ley hipotecaria (se prevé que el Senado dé luz verde a la misma en marzo), el encarecimiento o abaratamiento de los créditos a inmuebles no estará condicionado por la regulación sino por el mercado.

"Depende de lo que haga la competencia", aseguró. Sin embargo, el presidente de la entidad apostilló que regular un mercado libre puede tener efecto en el coste de las hipotecas, "de momento no lo noto, pero podría pasar".

Cambio del Plan Estratégico

El presidente de Sabadell reconoció que el banco modificará su Plan Estratégico 2018-2020 para TSB. Oliu aseguró que el grupo no iba a reformular los objetivos para la entidad en España y México, pero si lo hará para la filial británica tras las consecuencias de la crisis tecnológica sufrida desde el pasado mes de abril.

El banco presentará el nuevo plan entre el próximo verano y el tercer trimestre del año, una vez se incorpore la nueva consejera delegada para la filial británica, Debbie Crosbie. Guardiola, por su parte, ha recordado que la crisis de TSB queda completamente acabada con el cierre del año, en el que ya se han realizado todas las dotaciones necesarias. El consejero delegado señaló que TSB recibió 200.000 reclamaciones de clientes por los problemas que generó la plataforma tecnológica, de las que el 90% ya están resueltas.

Oliu ha asegurado que la plataforma tecnológica crea valor para la filial británica y en un futuro se posicionará bien para una posible consolidación con otra entidad en Reino Unido. El presidente del grupo ya adelantó el año pasado en la bolsa de Nueva York, donde le galardonaron como mejor ejecutivo del año, la posibilidad de una fusión futura de TSB, aunque posteriormente el banco matizó que buscaría mantener la mayor participación de esta aún futurible operación.

Finalmente, sobre la política fiscal que incorporan los nuevos Presupuestos del Gobierno de 2019, Oliu tachó las cuentas del Ejecutivo de "fiscalmente responsables". Las declaraciones del presidente del banco distan de las de la presidenta del Santander, Ana Botín, quien aseguró que algunas de las tasas que llevaba Sánchez en los presupuestos eran un sinsentido.

Botín se refirió así a la tributación del 5% en España de los dividendos repatriados. La presidenta del grupo cántabro recordó que los beneficios ya tributan en el país en el que se generan.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Villarreal
A Favor
En Contra

¡¡ Espavila Oliu !!!

Puntuación 0
#1
Villarreal
A Favor
En Contra

Espavila Oliu!!!

Puntuación 0
#2