Banca y finanzas

CaixaBank limita hasta las 11 horas sacar e ingresar dinero en ventanilla

Foto: Reuters.

Las sucursales bancarias se están convirtiendo cada vez más en puntos de asesoramiento a los clientes. Las entidades intentan aprovechar el impulso de la tecnología y los canales digitales y están derivando a los usuarios a que realicen las operaciones más básicas (transferencias, ingresos, retiradas de dinero, ingresos, pagos de facturas, etc) en los cajeros automáticos y en las plataformas online.

En este marco, CaixaBank ha puesto en marcha un proyecto piloto en Madrid para limitar a tres horas, de 8,15 a 11 horas, los servicios de caja en las sucursales relacionados con los movimientos de efectivo. En concreto, los clientes no podrán llevar cabo en ventanilla, por ejemplo, ni pago de facturas o recibos ni tampoco retirada e ingreso de dinero. Eso sí, si un usuario encuentra dificultades para materializar la operación en el cajero, será atendido por el trabajador de la caja, matizan fuentes del banco.

Algunas entidades tienen ya restringidas algunas de estas actividades en la red comercial, principalmente relacionadas con el pago de facturas, y otras cobran entre 3 y 4 euros por efectuar transferencias.

Ahora, CaixaBank se suma a este tipo de iniciativas con el fin también de ahorrar costes, mejorar la atención en los servicios de valor añadido y elevar la eficiencia y rentabilidad. Además, desde la entidad destacan que las operaciones afectadas apenas se llevan a cabo ya en la ventanilla.

Esta limitación horaria, según fuentes sindicales, será extensible a toda la red, la más amplia de toda España con poco más de 4.800 sucursales. En la entidad, sin embargo, precisan que aún no se pueden adelantar decisiones que no se han adoptado y que se tomarán una vez culmine el periodo de prueba.

En Madrid, el grupo presidido por Jordi Gual cuenta con algo menos de 600 oficinas, siendo su tercer mercado en el territorio nacional, por detrás de Cataluña y Andalucía, donde dispone de 1.300 y casi 900, respectivamente.

La medida va en sintonía con la apuesta de transformación e innovación de CaixaBank para la red. En los últimos meses está inaugurando oficinas más grandes, sin ventanilla y en el que los empleados ayudan a los clientes a realizar sus operaciones en el cajero automático. Estas oficinas, a diferencia del resto, abren también por la tarde, hasta las 18,30 hora, y permiten un mejor asesoramiento.

La intención del banco es contar con unas 250 sucursales de este tipo antes de 2019, según el acuerdo alcanzado con los sindicatos en abril. En actualidad tiene 150. En la última semana ha abierto una en Canarias y otra en Navarra.

CaixaBank, con la limitación del horario a determinadas operaciones en la caja de las sucursales, da un paso más en su estrategia para que los clientes realicen, sin intermediación de un empleado, transacciones más sencillas, cobrando los cajeros cada vez más fuerza.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud